Hace 40 años

Hoy hace cuarenta años que se produjo el Golpe de Estado protagonizado por el Teniente Coronel Tejero, que es quien dio la cara y se jugó su bigote, dejando tras de sí un cúmulo de preguntas, suposiciones y opiniones, que van a tener que esperar hasta el año 2031 que es cuando se levantarán los archivos secretos de lo que verdaderamente ocurrió aquellos días.

Yo estaba en La Coruña, y pasé toda la noche al raso, en el puerto, en compañía de un compañero, esperando acontecimientos, hasta que se serenaron las cosas y nos fuimos a acostar, a las cuatro de la madrugada.

“¿Por qué una revista adelantó el día y la hora del 23-F? Los papeles olvidados del búnker. La nueva Ley de Secretos Oficiales —que pide desclasificar ya los documentos sobre el golpe de Estado— se atasca en el Congreso. La trama civil de la asonada que nadie quiere investigar”, escribía Carlos Prieto en El Confidencial el 03-11-2018. Y continúa: “Hay tantos agujeros por rellenar del 23-F y tal cantidad de documentos clasificados… que se ha facilitado mucho la tarea especulativa a los teóricos de la conspiración. Cuando se produzca la desclasificación, quizá logremos contestar con precisión a preguntas del tipo: ¿Quién era el elefante blanco? ¿Con quién habló la Casa Real durante la asonada? ¿Por qué varios miembros del CESID dieron apoyo logístico al golpe? ¿Por qué Armada enseñó a Tejero una lista de ministros de todos los partidos para hacer un gobierno de concentración nacional? ¿Había más gente en el ajo?”.

Recojo de la prensa nacional dos declaraciones realizadas esta semana por personajes que estuvieron muy cerca de los acontecimientos:

José Bono: “El Rey, tras el asalto al Congreso, se puso de parte de su pueblo. Si hubiese dudado o se hubiese mostrado tibio, estoy seguro de que los militares, en un altísimo porcentaje, habrían seguido a los golpistas”

Javier Solana: “La posibilidad de hacer a Armada presidente del Gobierno estaba muy estudiada. Éramos muchos los que sabíamos que existía la posibilidad de un paréntesis con un presidente militar, porque las fuerzas armadas estaban muy molestas. Había un momento de tensión con las fuerzas armadas y había ganas de que hubiera un presidente militar. Mucha gente estaba a favor de esto y ya existían consensos y pactos” (…) “El que frena todo es el Rey. El Rey se sintió engañado. A él le habían hablado mucho de cambiar la situación militar. Y pocos estaban en contra de eso. La posibilidad de que pudiera haber un cambio militar existía. Se había hablado que era necesario un cambio de estilo con los militares, y eso yo estoy seguro que lo hablamos todos, incluido el Rey. El ambiente tiene mucha importancia en cada época y en aquella época los ambientes los generaban grupos. El entorno militar lo vivíamos unos cuantos y eso había que manejarlo bien. Yo creo que el Rey apoyaba ese cambio, ese golpe de timón. Pero el entrar a tiros para lograrlo, rompió todos los esquemas y el Rey yo creo que se sintió engañado y traicionado. Cuando empiezan los tiros, el Rey decide inmediatamente que eso no es lo que se ha hablado”.

En cualquier caso, fue el Rey Juan Carlos I el que salió en TVE y abortó el mayor ataque contra la democracia habido en España desde la Transición.

Siete partidos políticos han anunciado su intención de no acudir al acto que se celebra hoy en el Congreso con presencia del Rey Felipe VI en recuerdo del 23-F de 1981. Los que no acudirán son PNV, ERC, CUP, Compromis, Bildu, JxCAT y BNG. En resumen, secesionistas y anti constitucionalistas que, dicho sea sin ofender, si hubiera triunfado aquel Golpe de Estado, no harían ni dirían lo que ahora dicen y hacen, estarían callados y sumisos, como cuando vitoreaban a Franco cada vez que visitaba las ciudades de esos territorios.

A los jóvenes debería enseñársele la historia verdadera de cómo se vivía en España desde los años cincuenta hasta final del siglo pasado, lo que trabajaron sus padres y abuelos para sacar adelante un país destruido por la guerra y aislado de ayudas extranjeras, de lo que, con sus defectos, significaron Adolfo Suárez, Felipe González o Aznar en calidad democrática, mejora del nivel de vida y del estado del bienestar, algo a lo que, bajo ningún concepto ni circunstancia, podemos renunciar o doblegarnos ante quien quisiera ponernos un yugo, del color que sea y mediante cualquier fórmula, pues al igual que las guerras actuales no tienen nada que ver con las que hacían los griegos o los romanos, actualmente se puede dar un Golpe de Estado de diferentes maneras, incluso desde el Boletín Oficial del Estado si cayera en malas manos. Hoy, para todos los demócratas, es un día de fiesta y celebración, que espero continúe por muchos años más.

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: