Los romanos, el socialismo e Hispania 04

Claudio

Livia estaba encinta cuando se casó con Augusto, dio a luz tres meses después a Druso, que luego se llamó Décimo y en seguida Nerón, que fue padre de Claudio César, de nombre Tiberio Claudio Druso; abandonado por su padre en la infancia, la pasó entre enfermedades graves y largas, de las que quedó tan débil que se le creía incapaz para todo.

A los 50 años, cuando asesinaron a Calígula, el Senado, que votaba para establecer la república, se vio rebatido por el pueblo, que pedía un solo amo y mandatario. Y nombró a Claudio, pensando en sus deformidades físicas y su supuesta incompetencia.

“Afirmado en el trono, concedió una amnistía general ….. y dio muchas pruebas de piedad”

“Condujo a Roma el agua llamada Claudia, en canales de piedra, y las distribuyó en tres fuentes”

“Distribuyó al pueblo muchas gratificaciones y dio magníficos espectáculos, inventando algunos nuevos y restableciendo los antiguos”

“se casó seis veces, la quinta con Mesalina a la que dio muerte por las afrentas que le proporcionaba, y la sexta con  Agripina, hija de Germánico; de todas ellas tuvo cinco hijos, y adoptó como tal a Nerón”.

“Era muy dado a los placeres de la mesa, y sus festines eran largos y numerosos …. Estaba siempre dispuesto a comer y a beber en toda hora y lugar …… siempre terminaba inflado, y cuando ya se dormía le ponían una pluma en la garganta para hacerle vomitar ….”

“Dio muchas pruebas de su natural sanguinario; presenciaba las torturas y las ejecuciones; en los espectáculos de gladiadores hacía estrangular a los que caían, aunque fuera por azar, y gozaba viendo sus rostros expirantes”

Nerón

Hijo de Agripina y de Domicio, su padre dijo de él: “De Agripina y de mí, no puede salir más que un monstruo”. A los once años lo adoptó Claudio y lo puso bajo la dirección de Séneca. Tenía 17 años cuando murió Claudio y cuando se presentó en el lecho mortuorio, ya fue saludado como emperador.

“Abolió o disminuyó los impuestos, redujo a la cuarta parte el salario de los delatores, fijado por la ley Papia, y distribuyó al pueblo cuatrocientos sestercios por cabeza, asignó pensiones a los senadores, hizo dar todos los meses raciones de trigo a los soldados pretorianos  …..”

“Dio muchos espectáculos de todas clases ….. distribuyó al pueblo provisiones de todas clases, pájaros, trigo, ropas, oro, plata, perlas, cuadros, esclavos, bestias y tierras”.

“Bien pronto se fortificaron sus vicios ….. daba comida a sus amigos; en una de ellas, un manjar preparado con miel, costó hasta cuatro millones de sestercios, y otro de esencias de rosa, todavía costó mas …… Mantuvo comercio infame con los hombres libres y amores adúlteros …. Hizo eunuco a un hombre llamado Esporo, pretendió metamorfosearlo en mujer y se casó con él solemnemente ….. se prostituyó de manera que no llegó a tener un miembro sano ….. estaba persuadido de que ningún hombre era casto en ninguna parte de su cuerpo …..”

“Ningún límite puso a sus gastos. A Tirídates le dio, durante su estancia en Roma, más de ochenta mil sestercios diarios, y cuando se fue, más de un millón; Al músico Menécrates y al gladiador Espicilo les dio los mismos bienes que a los ciudadanos que habían obtenido los honores de triunfo ….. Jamás se puso una ropa dos veces. Jugaba a los dados a quinientos sestercios el punto; pescaba con hilos de púrpura y anzuelos de oro; jamás viajó con menos de mil coches; sus mulas iban cubiertas de plata, y sus muleteros vestidos con la más bella lana de Canusa; sus cocheros y sus corredores llevaban preciosos brazaletes”.

Pero tras el despilfarro vino la miseria. “Estableció que en lugar de la mitad de los bienes de los libertos, heredaría las cinco sextas partes; que los bienes de los que fueran tildados de ingratitud pasasen al fisco…..”

“Se le atribuye su intervención en la muerte de Claudio, envenenado con setas; en el de Británico, por el mismo medio; intentó matar a su madre, Agripina, dos veces; mató a su tía; asesinó al marido de Estatilia Mesalina para poder casarse con ella, a la que posteriormente desterró y luego la hizo matar como culpable de adulterio; a su otra mujer, Popea, la mató de un puntapié; mató a Antionia, hija de Claudio porque no quiso casarse con él ….” …. “Sacrificó indistintamente con toda clase de pretextos a todos aquellos de quienes quería deshacerse”.

“Molesto por el mal gusto de los edificios antiguos, prendió fuego a la ciudad (de Roma) ….. El fuego consumió infinito número de casas particulares ….. los templos edificados por los reyes de Roma y todos los monumentos más notables de la antigua república …..”

“Para reconstruir la ciudad, impuso contribuciones que arruinaron a las provincias y los particulares”.

Tras el incendio de Roma en el año 64, se produjo la primera devaluación documentada de la moneda: Se introdujo una aleación del 10% en el denario, de plata pura hasta entonces. Historia de la banca por ACF – año 2013.

“Murió a los treinta y dos años de edad ….. el gozo público fue tan grande que el pueblo corría por las calles llevando sobre su cabeza el gorro de la libertad” (1)

  • El píleo estaba especialmente asociado con la manumisión del esclavo que lo llevaba a partir de su liberación. En las provincias occidentales del Imperio romano vino a significar el logro de la libertad.

Galba

La familia de los Césares se extinguió con Nerón. Descendiente de Servio Sulpicio Galba, pretor en Hispania, que prometió a los lusitanos tierras fértiles donde se podrían establecer para cultivarlas y habitarlas con sus familias, efectuando asentamientos bajo la protección de Roma si permanecían leales. Acudieron unos treinta mil lusitanos solicitando el cumplimiento de esta promesa. Galba los repartió en tres campamentos y les exigió que entregaran sus armas en señal de amistad; entonces los rodeó con todo su ejército y ordenó atacarlos; unos nueve mil fueron acuchillados y más de veinte mil fueron hechos prisioneros y vendidos como esclavos en las Galias. Uno de los pocos que pudieron escapar fue Viriato, quien años después tomaría venganza de esta traición romana dando comienzo a las guerras lusitanas.

Sergio Galva casó con Lépida, fue adoptado por su suegra y tomó el nombre de Livio Lucio. Fue nombrado gobernador de la Hispania Tarraconense, donde pasó de impartir justicia “al relajamiento y la pereza para no dar celos a Nerón, y porque, según decía nadie estaba obligado a dar cuenta de su ociosidad”.

“A la muerte de Nerón todos le hicieron juramento de fidelidad …. Su reputación de avaricia y crueldad llegó hasta Roma. Se sabía que había impuesto grandes multas en Hispania, y en las Galias se habían resistido a aceptarle; que había castigado muchas villas tirando sus murallas; que había condenado a muerte a muchos comandantes con sus mujeres y sus hijos. Cuando entró (en Roma), se confirmó su reputación ….”

“Comía mucho …. La pederastia era uno de sus vicios, y prefería la madurez robusta a la juventud delicada ….”

“En el trono no tuvo actos de gran príncipe y se le vio más propicio al mal que al bien …. Estaba auxiliado por tres hombres que vivían en su palacio y no le abandonaban en ningún momento: Vinio …. Lacón ….. e Icelo, cuyos vicios eran diferentes, gobernaban con despotismo al viejo emperador ….”

“Con esta conducta se alejó casi de todos los órdenes del Estado y, sobre todo, del ejército ..,.. que aprovechó Marco Silvio Oton para ejecutar sus designios ….” …. “Fue estrangulado junto al lago Surcio y abandonado en una plaza, hasta que un soldado que pasaba le cortó la cabeza. No pudiendo cogerla por los cabellos, porque era calva, la cogió en sus ropas y metiéndole el pulgar en la boca la presentó a Oton, quien la entregó a sus guardias, que la pusieron en una pica y la pasearon con grandes risas gritando: Vamos, hermoso Galba, goza de tu juventud”.

Otón

“Fue, desde su infancia, escandaloso y libertino ….de noche corría por las calles manteando a los lisiados y a los borrachos …. compañero de crápula de Nerón”.

“Amante de Popea, la mujer de Nerón ….. fue enviado a Lusitania como cuestor” ….. Siguió a Galba en su confrontación con Nerón; esperaba ser adoptado por Galba, pero frustrado su deseo y empujado por las deudas, se resolvió a emplear la fuerza …. Había sacado un millón de sestercios a un esclavo de Galba, por una plaza de intendente, y con esa suma pretendió destronar al viejo emperador. Confió su designio a cinco soldados, a los que se asociaron otros diez; dio a cada uno cinco grandes sestercios y les prometió cincuenta. Estos sedujeron a otros y encontraron muchos partidarios”.

“Los soldados le levantaron sobre sus hombros y le proclamaron emperador- Así llegó a la plaza, entre aclamaciones y rodeado de espadas desnudas …. Desde allí envió caballeros para deshacerse de Galba ….”

Pero el Imperio ya estaba dividido y el ejército en Germania prestó juramento a Vitelio, iniciándose una guerra civil, en la que prefirió quitarse la vida antes que hubiera más combates y muertes. “Los mismo que le odiaron en vida, hicieron las mayores alabanzas de él cuando murió y declararon que había destronado a Galba, no para reemplazarle, sino para restablecer la libertad”.

Vitelio

Publio Vitelio de Niceria estuvo encargado de los negocios de Augusto. “Era un hombre activo y libre de todo crimen; pero se deshonró por su pasión por una liberta, cuya saliva bebía mezclada con miel, con pretexto de que era un remedio para el dolor de garganta. Entre otros talentos tenía el de la adulación. Fue el primero que imaginó adorar como un dios a Claudio ….. Una parálisis lo mató en dos días”

“Su hijo Aulio Vitelio fue el emperador. En su vida hubo toda clase de oprobios. Tuvo mucho crédito en la corte de Calígula, cuyos carros guiaba, y en la de Claudio, con quien jugaba a los dados. Por los mismos medios se atrajo a Nerón, a quien invitó algunas veces a cantar haciéndose portador de los votos del pueblo” …… Así, al lado de tres príncipes obtuvo las más grandes dignidades. Fue procónsul de África y edil; se portó bien en el primer cargo, pero en el segundo se apoderó de las ofrendas y los ornamentos de los templos, y puso cobre y estaño en donde había oro y plata”.

“Galba lo mandó a regir la baja Germanía …. Y dijo que no eran de temer los que, como Vitelio, no soñaban más que con la glotonería de las riquezas de una provincia. Estaba tan pobre que ni tenía dinero para el viaje; la turba de acreedores lo detenía en la plaza pública …… “

“No había pasado un mes cuando los soldados, sin tener nada en cuenta, lo cogieron en ropas menores y lo proclamaron emperador …. Enterado del asesinato de Galba, puso en orden los negocios de su provincia, dividió las tropas en dos cuerpos …… En las Galias supo la muerte de Oton: en seguida disolvió por un edicto las cohortes pretorianas como peligrosas y les mandó entregar sus armas a los tribunos …..”

“Entró en Roma al son de las trompetas, vestido de guerrero y entre las águilas …. Empezó por conculcar todas las leyes divinas y humanas ….”

“Su reinado fue el de los histriones, los cocheros y, sobre todo, del liberto Ariaticus, unido a Vitelio desde la primera juventud por un comercio de prostitución mutua ….”

“Sus vicios favoritos eran la crueldad y la glotonería; comía diariamente tres veces y en ocasiones cuatro, superando a todos porque tenía el hábito de vomitar. Se hacía invitar el mismo día en varias casas y cada comida no costaba menos de cuatrocientos mil sestercios ….”

“ …. Dio muerte a nobles que habían sido sus amigos; a uno lo envenenó con un vaso de agua fgría que le presentó al verle con fiebre; no perdonó a ninguno de sus acreedores ni usureros; a uno le envió al suplicio cuando venía a saludarle; a otro, para quien dos hijos que tenía le pidieran gracia, los hizo morir con él ….”

“En el octavo mes de su reinado se insubordinaron algunas legiones y prestaron juramento a Vespasiano …… Llegó la avanzada del ejército  y …… lo arrastraron medio desnudo hasta la plaza con una cuerda al cuello y las manos atadas a la espalda ….. Murió con su hermano y su hijo a los cincuenta y siete años de edad”.

Vespasiano

Hijo de Sabino y Vespasia Polla, se educó con su abuelo. Casó con Flavia Domitila. Restableció la disciplina militar en Judea.

“Dos mil hombres que iban a socorrer a Oton supieron en el camino que había sido vencido y había muerto; se abandonaron a todas las rapiñas y excesos, y temerosos de que se les pidiera cuentas, eligieron un emperador, por no ser menos que las de España, que habían elegido a Galba, ni que los pretorianos, que habían elegido a Oton, ni que el ejército de Alemania, que había coronado a Vitelio. Pensaron en Vespasiano, de quien algunos soldados que le conocían hicieron grandes elogios”.

“Comenzó así una nueva guerra civil …. Después de haber vencido a los judíos, fue a Roma precedido de gran renombre. Durante todo su reinado se dedicó a afirmar la república, debilitada y quebrantada”.

“Fue un príncipe moderado y clemente …. Desdeñaba la magnificencia y el aparato, y costó trabajo el que aceptara el poder tribunicio y el título de Padre de la Patria”.

“El único reproche que se le hace con razón es el de haber sido aficionado al dinero. No contento con restablecer los impuestos abolidos por Galba y haberlos aumentado, se rebajó a negocios vergonzosos hasta para un particular. Vendía los honores a los candidatos, la absolución a los acusados, y hasta se dice que elevaba a los avaros para condenarlos cuando se hubieran enriquecidos”.

Continúa …

Etiquetas:, , ,

Trackbacks / Pingbacks

  1. Los romanos, el socialismo e Hispania | El blog de Campos - 08/02/2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: