La más blanca flor

A mitad del siglo XVI apareció la que se considera la primera novela picaresca, española, anónima, titulada La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades, más conocida como El Lazarillo de Tormes.

En España, la novela picaresca «penetra en el hondón de la realidad vital, y se convierte en una resonancia humana de la más depurada calidad ….. Lo picaresco se convierte en una forma de vida ….. Una vez pasado el aprendizaje de los primeros años, el pícaro abandona a los suyos y se entrega a un vagabundaje por las tierras más cercanas, y más adelante por otras ya apartadas, lo que le sirve para exhibir ante nosotros el desfile alucinante de las clases sociales, de tipos diversos y encontrados, soldados, clérigos, hampones, alguaciles, gentes con oficio y sin él, etc. El pícaro, sirviendo a diversos amos, yendo de uno a otro como rebotándose, va aprendiendo la realidad hostil de la vida, oculta por los vestidos lujosos, las apariencias, los procederes encubiertos: el juez que se vende al juzgar, el médico ignorante, el pedantuelo sabihondo, el clérigo vicioso, la nobleza envilecida. Los años se van sucediendo, el pícaro crece en edad y experiencia y resentimiento, y desconfía de todo y de todos en perpetua defensiva. «Todos vivimos en asechanza los unos de los otros» ….. Para el pícaro no existe la vida afectiva: ni amor, ni compasión ni cosa parecida. Sólo verá en las mujeres el anzuelo para explotar los vicios y la engañifa, y cuando se encara con un alma virtuosa no podrá más que asombrarse, llegar al borde del pasmo, pero no se le planteará la necesidad de una imitación, de aprovechar ese ejemplo».  (Alonso Zamora Vicente)

La picaresca, y por consiguiente el pícaro, es consustancial a todo lo que huela a español, mucho más en los momentos de crisis o de famélico sustento. Pero no creamos que somos los únicos pícaros, abellacados, astutos, avillanados, belitres, bellacos, bergantes, bribones, buscones, charranes, chuscos, cucos, culebrones, engañadores, estafadores, fulleros, galopines, golfos, goliardos, granujas, guripas, indeseables, ladinos, lagartos, maliciosos, marrulleros, perillanes, pillos, randas, retrecheros, rufianes, sinvergüenzas, sollastres, truhanes, tunantes, vagabundos, ventajistas o zorros.

En Vietnam, la policía ha confiscado 345.000 condones usados, limpiados y/o recauchutados, que la dueña de la fábrica confesó recibía cargamentos de ellos todos los meses y que para limpiarlos los hervía en agua, los dejaba secar y les daba forma con un artilugio de madera de forma fálica, todos ellos listos para ser empaquetados y vendidos como nuevos.

Una encuesta del Ministerio de Salud en 2019 revelaba que el 85% de los 600 millones de preservativos vendidos en el país asiático cada año, no eran distribuidos por las marcas originales y que los usuarios prestan poca atención a la autenticidad del producto y se fijan más en el diseño, el precio o la fragancia.

Había oído en una ocasión la propuesta de un directivo de márketing de regalar preservativos en los hoteles que, cuando se extendieran, apareciese la marca corporativa de la empresa. Todavía me rio cuando me acuerdo y la respuesta que le dio el presidente de aquella empresa sobre el uso y abuso de la gomita en la propia persona del ponente. Y eso que eran nuevos y no importados de Vietnam.

Las generaciones “millennial” (años 1981-1993 caracterizados por su frustración) y “ZP” (años 1994-2010 caracterizados por su irreverencia), suman más de catorce millones de nacidos en España, les gusta los viajes internacionales, montar a caballo y cambiar de cabalgadura con frecuencia, sin preocuparse mucho por la silla de montar ni por las espuelas o la fusta, lo que puede producir algún accidente si no se ha ajustado todo correctamente.

¿Cómo habrá sido el anterior ocupante del adminículo? ¿Habrá quedado alguna gotilla dentro? ¿Estaría sana o podrida por alguna enfermedad, incluido el neuropilín, proteína de las células humanas que facilita la infección por coronavirus? ¿Sería inhiesta adarga o mustio y plomizo bálano desgastado por años de guerra? ¡¡Danger!! Como dice un amigo mío, la más blanca y perfumada flor puede producirte alergia, y pasarte largo tiempo con fiebre y tos persistente.

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: