Golpe de estado legislativo

Analizando la realidad española del momento, supongo que a alguien se le habrá pasado por la cabeza prender fuego a las hemerotecas, las videotecas y los archivos de las diferentes televisiones.

Fue durante el año 2016 en Sevilla, en un mitin previo a las elecciones autonómicas andaluzas.  El ahora presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, revelaba una conversación con Pablo Iglesias en la que éste le mostraba sus verdaderas intenciones si lograse el poder gubernamental en España.

Transcribo de forma textual las palabras del entonces líder de la oposición, Pedro Sánchez, aquellas por las que dijo que «No dormiría tranquilo con Podemos en el Gobierno»

«En estos seis meses, las pocas veces que he podido hablar con él, oye Pablo, ¿qué te parecería si recuperamos los convenios colectivos?; me parece fundamental, pero yo creo que es mucho más importante controlar a los jueces y a los fiscales, ¿no? Bueno, ¿qué te parece si recuperamos la universalidad de la salud pública?; bueno, eso es fundamental, pero ¿qué te parece si controlamos a los espías y a los policías? Eso es mucho más importante, ¿no? Bueno, y ¿qué te parece si reconocemos las becas como un derecho o defendemos a los autónomos como antes ha comentado Susana?; bueno, eso es fundamental, pero antes tendremos que controlar la radio televisión española.

Mirad, en política el orden de los factores sí altera el producto; yo no discuto que la gente de Podemos quieran recuperar muchos derechos y libertades robados por la derecha en estos últimos cuatro años, ¿cuál es el problema? Que antes de recuperar esos derechos, siempre va a anteponer otras cosas, como es el control de los jueces, de los policías, de los fiscales, de los espías y el derecho a la autodeterminación de Galicia, de Cataluña y del País Vasco, eso es lo que siempre va a anteponer».

Hoy son sus socios de gobierno y, uno a uno, se están cumpliendo todos los puntos de los que entonces alertaba Pedro Sánchez. Está claro, al menos para mí, que la carreta que marcha por la calzada romana de Hispania, está tirada por una yunta de bueyes, uno marxista y otro leninista, unidos por un yugo cornal que les obliga a caminar al unísono, uno junto a otro, siempre parejos.

El golpe de estado legislativo del frentepopulismo, avanza a marchas forzadas, ya sin esconderse y sin nadie que sepa y pueda pararlo.

Como todavía aguanta la monarquía y parte de la judicatura, para nombrar nuevos miembros del Consejo General del Poder Judicial, PSOE y Podemos han optado por registrar una Proposición de Ley Orgánica en el Congreso con el objetivo de rebajar la mayoría de tres quintos, necesaria actualmente para renovar el CGPJ, activando la elección por mayoría absoluta en 48 horas en caso de que no fuera posible la cualificada en primera votación.

Nada se resiste a sus objetivos finales, y la situación judicial actual de Podemos y de alguno de sus líderes, se va a sustanciar en ese CGPJ, así como la posibilidad de ilegalizar a VOX y tener mayoría reforzada en el Congreso, para lo que cambian las leyes a su antojo, ninguneando a la oposición política, entre otras cosas, porque no les importa nada ni el fondo ni las formas, y porque el Sr. Casado, aunque no tenga nada que ver con esa “máquina de corrupción” que ha dicho el TS, – si hablaran algunos funcionarios públicos, empresarios y directivos de banco no se salvaría ni el Gato Montés – es un líder sin consolidar, sin experiencia empresarial, sin contactos internacionales, sin solidez ni entre los suyos y sin ningún rigor en mantener un programa político que no se sabe muy bien el lugar exacto que ocupa, queriendo quedar bien con Dios y con el diablo, mediatizado por otros compañeros de partido que nadan entre dos aguas pendientes de cómo vendrán las olas en el futuro.

Volviendo al retorcimiento de las leyes, con esta proposición, el PSOE y Podemos evitan tener que pedir los informes de órganos consultivos que se exigen en los anteproyectos de ley que tramita el Consejo de Ministros. En este caso, evitarán pedir informes al Consejo de Estado, al Consejo Fiscal y al propio Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Pedro Sánchez, en su sociedad distópica y culmen de su variante más perversa, retuerce una vez más las palabras, hechos y no palabras contradicen el espíritu negociador que proclama el Gobierno, menospreciando a la mitad de los ciudadanos de España que en teoría están representados por los tres partidos de la oposición, que solo miran quien tiene más o menos intensidad en el azul que los distingue del rojo carmesí de marxistas, comunistas y secesionistas, y al ver cómo ha reaccionado la Unión Europea, se ofrece ahora a negociar con el Partido Popular, pero sin mover su posición de nombrar Magistrados cercanos a Podemos.

El sistema que se está utilizando es calcado al de Maduro en Venezuela, nombrando a dedo a Diosdado Cabello como presidente de la Asamblea Nacional Constituyente porque “necesitamos un nuevo embrión del cambio del Poder Judicial en la justicia” para que “asuma y nombre una alta comisión para hacer una reforma profunda de todas las estructuras del Poder Judicial en Venezuela”.

Bakunin, del que nadie puede poner en duda que era ateo, ácrata, materialista y socialista revolucionario, dejó escrito: “El pueblo, desgraciadamente, es todavía muy ignorante; y es mantenido en su ignorancia por los esfuerzos sistemáticos de todos los gobiernos, que consideran esa ignorancia, no sin razón, como una de las condiciones más esenciales de su propia potencia”.

¿Dónde están aquellos que hicieron la Transición y evitaron un nuevo desencuentro nacional? ¿Dónde están las izquierdas democráticas que contribuyeron decisivamente a la Transición? ¿Qué tienen que taparse mutuamente el sanchismo marxista del PSOE y el leninismo de Podemos? ¿Cuál es el móvil por el que el PSOE ha vuelto a su ideario de los años treinta del siglo pasado, al marxismo impuesto por Pedro Sánchez? ¿Cuál es el móvil por el que cierra (prieta) las filas con Podemos, no permitiendo se investiguen los temas por los que está (o estaba) señalado Pablo Iglesias? ¿Cuál es el móvil por el que el Pedro Sánchez está aceptando todo aquello que criticaba de Podemos? ¿Es verdad que algún importante político tiene una mina de oro en Venezuela? ¿Es verdad que las “cajas de solidaridad” de ciertos partidos políticos son “cajas de dinero negro” con las que comprar algunos personajes? ¿Por qué la Fiscalía retiene diez meses la petición de declaración de Pablo Iglesias en un país hispanoamericano? ¿Qué tiene que ver la presunta financiación de ¿un? partido político con dinero origen en diversos países también hispanoamericanos? ¿Qué se está ocultando a los españoles, que estamos próximos al final del periodo democrático que más ha durado en la historia de España? ¿Qué opinan quienes tienen que guardar y hacer guardar la Constitución?

El gobierno actual, que iba a modernizar España, acabar con la corrupción, con el hambre (¿recuerdan el IMV de Pablo Iglesias?) y ser ejemplo de transparencia, está aprovechando las circunstancias de la pandemia por coronavirus para acabar con el estado de bienestar que había antes de su llegada al poder, para llevarnos a la ruina económica y financiera, incluidos bancos, que va a desembocar en un rescate “a la griega”, con rebajas de salarios, pensiones y servicios públicos, para desmembrar la nación e implantar una dictadura, no del proletariado, que ya no hay proles, sino de asamblea universitaria a mano alzada, una forma excluyente de quien no piense, sienta y actúe como ellos.

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: