Fusión CaixaBank-Bankia

El pasado mes de julio escribíamos sobre una posible fusión entre BBVA y Bankia, sueño dorado del PNV porque sería una basa en la que se apoyara la república de nación de naciones a la que aspiran, concluyendo que Bankia no aportaría nada sustancial que mejorara la eficiencia y la rentabilidad del hipotético nuevo banco.

Ahora, parece que son más que rumores la fusión de CaixaBank y Bankia, dos antiguas Cajas de Ahorro de Barcelona y Madrid, reconvertidas en banco, ya que ambas han reconocido que comparten información confidencial para conocer con exactitud la situación real mutua, esperando que la fusión se lleve a cabo antes de finalizar el presente año.

La entidad resultante contaría con 664.027 millones de euros en activos totales (445.572 de CaixaBank y 218.455 de Bankia), que sumarían 14.037 millones de euros en capitalización (10.859 de CaixaBank y 3.178 de Bankia), que el número de empleados ascendería a 51.536 empleados (35.589 de CaixaBank y 15.947 de Bankia) y que el número de sucursales sumarían 6.727 (4.460 de CaixaBank y 2.267 de Bankia).

Bankia es un paquebote varado, que ha alcanzado su nivel de incompetencia como empresa, tanto en crecimiento como en rentabilidad, que no ha cumplido objetivos y no tiene músculo para devolver el dinero que el Estado les prestó por 24.000 millones de euros, que posee el 60% del capital social. Si Bankia fuera una empresa industrial cualquiera, tendría que presentar Concurso, al no poder pagar puntual y dinerariamente sus compromisos de pago. Presidida por José Ignacio Goirigolzarri y sus siempre adictos Pepe Sevilla y Antonio Ortega, y Carlos Plá en el Consejo, todos ellos con origen en el extinto Banco de Bilbao, y a los que nadie en España les puede enseñar nada de banca comercial.

CaixaBank ha tenido un desarrollo exponencial en la última década, cuenta con unos magníficos sistemas informáticos y de banca por internet, está más metido que Bankia en PYMES y empresas, es terriblemente dura con los empleados que a ella se incorporan procedentes de fusiones o adquisiciones, tiene mucho “riesgo patriótico” catalán, tanto de organismos oficiales como de empresas y particulares con relaciones directas o indirectas con ellos, si bien todo lo que no ven claro, por cualquier motivo, lo tienen bajo una subrúbrica para saber dónde están en cada momento, es demasiado burocrática en comités y reuniones interminables, las responsabilidades no se asumen a título personal sino en nombre de esos comités. A modo de ejemplo, mi último trabajo bancario consistió en venderles el negocio de un banco catalán, en quiebra, y las reuniones las formábamos mi segunda de a bordo y yo por la parte vendedora, y cincuenta personas de todos los departamentos por parte de ellos.  Preside la Fundación La Caixa, que posee el 40% del accionariado de CaixaBank, Isidro Fainé, Presidente del banco, Jordi Gual Solé, el CEO es Gonzalo Cortázar, todos ellos de amplia experiencia bancaria.

Dejó escrito Antonio Machado que «En España, de cada diez cabezas, nueve embisten y una piensa». En el Gobierno de España debe haber solamente tres que piensan, una de ellas Nadia Calviño. De un plumazo, se quita de en medio:

  • La pretensión de Pablo Iglesias y de Podemos de hacer “un banco público” con Bankia, o sea, un pozo sin fondo de dinero a partidos políticos, sindicatos, adictos, caciques y resto de su entorno político.
  • Posibilidad cierta de recobrar lo prestado a Bankia en su día, correspondiendo al FROB sobre el 14% de las acciones del nuevo banco.
  • Españolizar CaixaBank poniendo al frente a Goiri, aunque supongo que habrá “tiros” por ver dónde se ubican los nuevos Servicios Centrales, Sede Corporativa y domicilio social en el que corresponda pagar impuestos, que inicialmente parece será Valencia.

Dice Salvador Sostres: “Que el presidente de la nueva entidad vaya a ser Goirigolzarri y no Jordi Gual (actual presidente de CaixaBank) no puede en modo alguno desvincularse de la relación de este último con el independentismo. Hay una ideología de la derrota, y es una derrota que pudo leerse desde el principio”.

Goiri (bilbaíno, 67 años) podría caer en el egocentrismo de su verdugo Paco González en BBVA, queriendo perpetuarse en el poder hasta los 75 años, cerrando así las puertas y abriendo el primer frente de fuego amigo, a Gonzalo Cortázar (madrileño, 55 años). Este será el primer escollo a solucionar.

  • Crear un banco sistémico, traspasando la responsabilidad del control, inspección y seguimiento a la Unión Europea, así como las ayudas necesarias, si fueran precisas.
  • Dejar claro a Podemos quién manda en economía pues, lo ha confirmado Pedro Sánchez, Pablo Iglesias no se enteró de nada sobre esta operación hasta que no estaba hecha, con el consiguiente recochineo y enfado, hasta tal punto que ha hablado de abandonar el Gobierno de España; pero no habrá esa suerte. Fuera del Gobierno llueve mucho, hay que aportar valor añadido cada día y se pierde protagonismo en los medios de comunicación.

En cuanto a los problemas que va a plantear esta fusión, en mi opinión y a pesar de lo que figura en el power point público de la misma, se despedirán, bajo cualquier nombre que signifique lo mismo pero no figure la palabra despido, a 15.000 empleados en tres años; se cerrarán 2.500 oficinas; habrá un Consejo de Administración muy duro, en donde no cabrá la frase del General Patton: “Si todo tu Estado Mayor te da la razón es que ninguno te está escuchando”, con la Fundación La Caixa con casi el 30% de capital social, y el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, que preside el independentista Joan Canadell ha mostrado su oposición a la operación y anunció que pedirá «formalmente» a las instituciones catalanas» que «no apoyen la fusión para que no se pueda llevar a cabo». Se ampara el empresario independentista en que a pesar de que la Fundación Bancaria La Caixa será el máximo accionista del nuevo banco, y el FROB el segundo, «el Estado tiene herramientas múltiples para conseguir lo que le convenga. Es cuestión de tiempo que La Caixa sea plenamente españolizada para siempre y pierda sus orígenes»; El FROB (el Estado) tendrá un 14% del capital y Pablo Iglesias quiere colocar a Juan Carlos Monedero (el asesor de la quiebra financiera de varios países hispanoamericanos) y Pablo Echenique (físico sin idea de economía) en el Consejo, y el PSOE a alguno de sus políticos actualmente “descolgados”; en una banca de refinanciaciones que se avecina debido a la situación del país, habrá empresas en las que la suma de riesgos de ambos bancos representen una cuota excesiva para una prudencial asunción de los mismos; ambas entidades hacen un tipo de banca muy parecida y en zonas como Madrid, Castilla-La Mancha, Valencia, Baleares, hay muchos clientes comunes, con frecuencia rebotados de uno al otro banco; el ámbito de actuación del nuevo banco es Iberia, España y Portugal, únicamente.

Muy interesantes los comentarios que hace Alberto Ortín en Vozpopuli:

“Luis de Guindos lleva presionando con el tema de fusiones en la banca varios meses, ha insistido en que los bancos no son rentables, pero la fusión de Bankia y CaixaBank no va a solucionar el problema de fondo mientras la regulación siga siendo la misma”, comenta el primer ejecutivo de un banco extranjero presente en España.

“La operación tiene sentido desde el punto de vista industrial, pero el contexto va a seguir siendo el mismo: tipos bajos y una excesiva regulación”, explica. “El hecho de que se cree un banco más grande no significa que los fundamentales vayan a mejorar”, afirma.

“Si hay necesidad de llevar a cabo una fusión así es porque la previsión económica que manejan es muy mala”, dicen en un banco de inversión.

“Una fusión de ese tamaño no augura nada bueno”, estima el directivo de un banco de inversión español. “Si hay necesidad de llevar a cabo una fusión de ese calado es porque la previsión económica que manejan es muy mala”, piensa.

 

 

Las fuentes financieras consultadas también muestran su preocupación por el avance de las entidades financieras alternativas especializadas en banca por internet.

“Si a los bajos tipos de interés y la excesiva regulación sumamos la amenaza de que Google o Facebook se pongan también a conceder préstamos, el futuro de la banca europea es oscuro”, señalan. “No puede ser que a nosotros se nos imponga una estricta normativa y nuevos operadores se pongan a dar créditos como si nada desde una plataforma tecnológica”, lamentan.

“Desgraciadamente, a ningún banco ahora mismo le salen las cuentas en Europa con los actuales tipos tan bajos”, indica uno de los primeros espadas de un banco europeo con negocio en España. “Ninguno cubre su coste de capital, y ahora las perspectivas son que aumente la morosidad… La única forma de generar algo de negocio es reducir costes”, concluye.

“En el fondo”, dice el mismo ejecutivo, “la fusión de Bankia y CaixaBank es la constatación de un panorama sombrío, de que ahora mismo lo único que pueden hacer los bancos en Europa es reducir costes; es una mala noticia”.

Ha empezado el baile y hombres y mujeres inician el galanteo a ver si “pillan” que dicen los jóvenes, porque el resto de la banca tampoco está para tirar cohetes.

 

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: