Cazas marroquíes

Cuando uno está de suerte, hasta la mujer tiene hijos de otros. Si algo nos faltaba para que el año 2020 fuera a peor día a día, dos cazas del ejército marroquí han violado el espacio aéreo español llegando hasta cerca de Sevilla. El Ejército del Aire español, envió tres cazas Typhoon, con sistema KC-130H, para interceptar los elementos marroquíes.

Los interrogantes son muchos: ¿Por qué no se detectó esta invasión aérea en las bases de Rota o de Morón? ¿Es una misión a fin de comprobar la efectividad de los sistemas de radar de la defensa antiaérea de España? ¿Tiene algo que ver con la reivindicación histórica de Ceuta y Melilla por parte de los marroquíes? ¿Preparan estos una invasión tipo “marcha Verde” como la que utilizaron para hacerse con el Sahara a cambio del reinado de Juan Carlos I con participación de EEUU, o será bélica? ¿Cómo está la contrainteligencia sobre los espías marroquíes, incluyendo a amigos y amigas de todo el personal al que se le puede ir la lengua por la boca? ¿La Unión Europa, dice algo, sobre que un país que no pertenece a ella viole el espacio aéreo de otro país que sí pertenece a ella? Y lo más fuerte si de los vuelos se pasara a los suelos, con botas y soldados, Ceuta y Melilla están en África, por lo que en ningún caso serían defendidas por fuerzas de la Unión Europea.

Ayer nos enteramos, por boca del coronel de la Legión Enrique de Vivero, en el programa “Buenos días España” que dirige Santiago Fontela, que Mohamed VI habría impedido visitar Ceuta y Melilla a los Reyes de España en el periplo que están haciendo por todas las Comunidades Españolas. El Gobierno de Marruecos “lamenta y rechaza” la visita oficial que los Reyes de España harán la próxima semana a Ceuta y Melilla, que Rabat considera “ciudades expropiadas” según dijo el portavoz del ejecutivo marroquí, que preside el nacionalista Abás El Fassi. Un portavoz del Gobierno marroquí ha afirmado que “no podemos olvidar un problema primordial, que es el de las dos ciudades ocupadas”.

El Dúo Diabólico (Pedro Sánchez y Pablo Iglesias), la antigua “Novia de España”, hoy la “Niña de Soros”, y Casado, el “Príncipe de los Mediocres” que cesa a Cayetana Álvarez de Toledo por considerarla “demasiado” de derechas, creyendo que algún día llegará al poder sin ayuda de los otros partidos de centro y de derecha, utopía que pasó a la historia en España hace tiempo; mientras tanto, callan, están de vacaciones, con un incremento exponencial de contagiados por el coronavirus, una parte importante de ellos procedentes de pateras de inmigrantes ilegales, crecen a cientos de miles los parados, más subvencionados, más censura encubierta a través de medios afines, mentiras e incumplimientos de programas electorales en cuanto a sobornos y cuestiones judiciales, Cataluña y Euskadi cada vez más envalentonados con su secesión, y solo falta que los marroquíes, el hermano moro de tres besos en la mejilla, en el protocolo, que parece no es de la misma forma en privado, se descuelgue con una guerra contra España, porque todo el mundo se da cuenta de la debilidad del Gobierno Español, de la debilidad de la oposición y de la ciudadanía en general, que está muriendo lentamente con paliativos hasta que lleguemos al “éxito” por eutanasia pasiva.

 

Han transcurrido diez días desde que escribí, y publiqué, lo hasta aquí reflejado. La Oficina de Información del Ejército del Aire ha desmentido la noticia. Y los bulos, comentarios interesados, a favor, en contra, vuelan sueltos por internet, evidentemente sin confirmar por nadie, y si los hechos fueran ciertos, que me da la impresión que nunca lo sabremos, sería el ejemplo máximo de inoperancia e incompetencia en defensa militar que la Constitución establece en su artículo octavo: “Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”. Se oye en la red:

“Los F16 de Marruecos fueron obligados a volver al Estrecho de Gibraltar y sus pilotos dijeron que se habían perdido.

Fueron interceptados en Ciudad Real por cazas F18 de Torrejón de Ardoz. El Regimiento de Artillería Antiaérea de Madrid activó los misiles antiaéreos y el Coronel Jefe ha sido arrestado por su activación. El radar de defensa aérea de Cádiz los detectó cuando entraban por el Estrecho, pero no pudieron ser interceptados por los eurofighter estacionados en Sevilla, por falta de combustible.

Se sospecha que los aviones marroquíes fotografiaron bases y cuarteles de Sevilla, el de la Legión de Almería, la base aérea de Los Llanos en Albacete, y la base de helicópteros de Almagro en Ciudad Real. El Mando de Combate Aéreo dio orden de derribarlos, pero el Gobierno abortó la orden”.

El JEMAD no puede olvidar nunca que, antes que político, es militar, a cuyas órdenes se encuentra todo el Ejército español.

Lógicamente, todo el mundo alrededor de este tema va a negar la noticia, los hechos y las actuaciones, si hipotéticamente fuesen verdad. Porque en esas pocas líneas anteriores hay demasiadas bombas que podrían explotar: Aviones de guerra sin combustible, incursión hasta casi el centro de España, espionaje de establecimientos militares, defensa sur de Europa, confianza de nuestros aliados, y un sinfín más de preguntas sin respuestas.

He estado investigando sobre la potencia militar de Marruecos, nuestro vecino, a la misma distancia de Madrid que La Coruña o Barcelona, y me he quedado asustado de los miles de millones de dólares que ha invertido en los últimos años en armamento militar, de última tecnología, carros de combate, cañones, lanzacohetes, misiles, aviones (superioridad aplastante), fragatas, submarinos, todo el doble o el triple que España, mucho de ello origen EEUU a raíz de los desprecios políticos de ser amigos de sus enemigos, de no levantarse al paso de su bandera, o de retirar tropas y barcos de escolta que marchaban al unísono con las tropas internacionales de las democracias mundiales. En cuanto a recursos humanos, Marruecos tiene diez militares del ejército de tierra y quince reservistas, por cada uno español. Sin la ayuda de Europa, nos aplastarían en pocos días.

Llegado aquí, me gustaría que todo fuera mentira, que los marroquíes se quedaran en Marruecos y los españoles en España, que sigamos siendo “hermanos” como allí nos llaman cuando quieren engañarnos, cada uno en su casa y Dios y Alá en la de todos.

 

 

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: