El plato de lentejas catalanas

Que Cataluña es hoy un problema para España y para Europa, nadie lo discute. Que el Gobierno español hace, debate, delibera, se reúne, negocia y concede de forma opaca prebendas de todo tipo a los independentistas catalanes, tampoco. Que nunca se ha sentado a dialogar con los no independentistas, con los que se sienten catalanes y españoles, que son la mitad de todos los catalanes, que viven asustados por la violencia verbal y física de los cachorros del procès, es evidente. La mitad de los catalanes arrastran a la otra mitad, en contra de sus ideas, a aceptar como bueno sus pretensiones secesionistas, y el Gobierno solo dialoga con estos por miedo. A eso le llaman democracia, pero si es España quien le obliga a ellos a cumplir la Constitución, es dictadura.

Desde hace tiempo, hay muchos independentistas que hablan públicamente en los medios de comunicación sobre forzar la situación, hacer una nueva DUI – Declaración unilateral de independencia, y su deseo de conseguir la independencia por la fuerza de las armas si fuera necesario.

Hace unos días escribía yo un artículo en el que exponía las últimas declaraciones del expresidente de ERC Carod Rovira en el que habla de cómo proceder en el día D, en la hora H, al control efectivo del territorio. Y hace un recuento de a quienes facilitar armas, independentistas convencidos, para que en el caso necesario salgan a la calle a imponer su ley.

En diciembre 2018, ver diario16.com: El presidente de la Generalitat, Quim Torra, dio un paso más en la estrategia de ruptura con el Estado español. Ya no se trata de referéndums, ni de declaraciones unilaterales de independencia para paralizar Cataluña. Ahora estaría dispuesto incluso a asumir un conflicto armado con víctimas mortales para lograr sus objetivos políticos, como ya ocurriera en las guerras de Eslovenia y Kosovo en los años noventa. “Los catalanes hemos perdido el miedo. No nos dan miedo. No hay marcha atrás en el camino a la libertad. Los eslovenos decidieron seguir adelante con todas las consecuencias. Hagamos como ellos y estemos dispuestos a todo para vivir libres”, dijo Torra.

El Cercle Català de Negocis (CCN), una camarilla de empresarios independentistas que apoyan a Puigdemont, ha lanzado un siniestro mensaje en el que sugiere que la situación de Cataluña sólo se resolverá con “terrorismo o una guerra civil”. Ya tras el referéndum ilegal del 1-O, el vicepresidente de esta asociación, David Fernández, abogó públicamente por hundir la economía para que se dispare la prima de riesgo, como fórmula para que la Unión Europea acabe aceptando la independencia de Cataluña.

Santiago Espot, líder del partido Força Catalunya, y en su nombre Ernest Piserra, en crónicaglobal.elespañol.com, dice: Piserra, en declaraciones al programa #Youth de Teve.cat, ha asegurado que “la independencia es romper una legalidad vigente para imponer la tuya, con el apoyo de la gente y, si es necesario, el uso de la fuerza”. Para ello, llama a la ciudadanía independentista “comprometida, valiente, patriota” se unan a “agrupaciones” como su propio partido para conseguir el impulso necesario que culmine el proyecto independentista. “Y no le tengamos miedo a las consecuencias del corrupto Estado español, que nos amenaza continuamente con su legislación”.

Tomamos de política.e-noticies: “El eurodiputado de JxCat Toni Comín reivindica que la “confrontación” con el estado español es “imprescindible” para el “éxito” de la mesa de diálogo. “Respeto mucho la gente que dice que no quiere confrontación, pero deben ser honestos y reconocer que lo que están diciendo es que renuncian a la independencia”, aseguró desde Bruselas.

“Tenemos que volver a explicar al PSOE que si quiere los votos del independentismo, deberá poner hechos y no promesas”, destaca. En este sentido, considera que “las expectativas sobre la voluntad de negociar de Sánchez han bajado drásticamente”. Este es el verdadero problema, el plato de lentejas por el que se vende Pedro Sánchez para seguir en su columna peridiana.

elcatalan.es: “El preso Josep Rull amenaza a España con la vía unilateral. El ex ‘conseller’ apuesta abiertamente por la unilateralidad para lograr la independencia: “No se dan las circunstancias de seguir con la mesa de diálogo. No debemos renunciar a la vía unilateral”, ha remachado el preso Josep Rull”.

Elcatalan.es: “La fugitiva Clara Ponsatí llama a la confrontación y al enfrentamiento contra España. Ponsatí, fugada de la justicia, una vez se ha conocido el final del tercer grado para sus compañeros golpistas ha hecho un llamamiento en su cuenta de Twitter al “enfrentamiento” y a la “confrontación” contra España”

 

.

Lavanguardia.com: La revocación del tercer grado a cinco de los encarcelados por el 1-O tuvo la réplica en forma de declaración institucional del presidente de la Generalitat, de un pequeño acto en las puertas de la prisión de Lledoners para apoyar a los cinco presos afectados, y de acusaciones contra el Gobierno con pocos precedentes. Sin ambages, por ejemplo, Quim Torra acusó al Ejecutivo de Pedro Sánchez de estar detrás de la suspensión de aquella medida penitenciaria y exigió a Sánchez que detuviera “las hostilidades” contra el independentismo si quiere reanudar el diálogo.

Pero también se mostró muy crítico Pere Aragonès, vicepresidente del Govern y coordinador nacional de ERC. Interpeló a Sánchez y puso ahora como condición la amnistía para mantener el diálogo en la mesa de negociación, en la que, una vez concedida esa amnistía, se supone que ya solo se hablaría de la autodeterminación”.

 

 

La última, por ahora, es que el pleno del Parlament ha aprobado una resolución conjunta de Junts, ERC y la CUP que declara Catalunya republicana, y afirma que “no reconoce ni quiere tener ningún rey”. Al mismo tiempo ha proclamado que la alternativa sólo puede ser la República catalana, por el carácter “irreformable” del régimen del 78, y ha añadido: “No aplazamos ni posponemos la independencia en un segundo plano. Es más, la independencia es ahora más urgente que antes. Ya no nos hacen falta más razones”.

Hoy muchos ciudadanos insisten en la república, no sé si conociendo o no que dos repúblicas anteriores en España trajeron otras tantas guerras civiles entre españoles, y que con la llegada de la II República el odio a lo religioso llegó a límites que pocos sospechaban por su virulencia. La quema de conventos en España a los pocos días de eliminar la monarquía y la persecución a la Iglesia marcaron ese periodo. Pedro Muñoz Seca que, evidentemente, era monárquico, escribió:

 

A la República

Si pública es la mujer

Que conocemos por puta

República debe ser

La mujer más prostituta.

Y siguiendo al parecer

Esta lógica absoluta

Todo aquel que se reputa

Ser de la república hijo

Ha de ser, a punto fijo,

Un hijo de la gran puta.

Es público que miembros de ARRAN, de la UCRO, de CESICAT, y mossos d’escuadra han sido entrenados por los israelitas, motivo de discusión entre el anterior Director del CNI, el general Sanz Roldán, y la entonces VP del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Como se ve, son muchos y desde distintas posiciones los que abogan por un enfrentamiento armado, una guerra contra España si llamamos a las cosas por su nombre, resultado de la deriva del presidente del Gobierno y sus alianzas con los enemigos del Estado. Y la posición de los secesionistas es unívoca, la independencia de Cataluña.

Nuestra Constitución contempla en su artículo 8º la misión encomendada a las Fuerzas Armadas en situaciones límite, cuando sea preciso garantizar: la soberanía, la independencia, la integridad territorial y el ordenamiento constitucional. Cuatro aspectos que hoy están siendo seriamente cuestionados.

“Ese artículo está colocado en el título preliminar, en la parte dogmática, como pilar de nuestra identidad nacional. No está en el capítulo IV dedicado al gobierno y a la administración central del Estado. Lo que significa que es un mandato directo a las Fuerzas Armadas por parte de la soberanía nacional, en los cuatro casos mencionados y cuando es el propio gobierno la raíz del problema. Establece cual ha de ser la misión constitucional de nuestros ejércitos, similar al papel que desempeñan en cualquier país democrático de Europa occidental, Estados Unidos o Japón”.

“Por otro lado, el artículo 102.2 faculta a una cuarta parte del Congreso de los Diputados, 88 escaños, para acusar a los miembros del Gobierno de delitos contra la seguridad del Estado o de traición. Teniendo en cuenta: la situación de insurrección sistemática existente en Cataluña, con la complicidad del gobierno central, y la desobediencia y desafío permanente mostrado por los responsables de la Generalidad”. Los dos últimos párrafos, originales de Diego Camacho.

La actuación de Cataluña para con España es un, en mi opinión, una violencia que debe llamarse de tracto continuado, violentando nuestra democracia desde los medios oficiales catalanes, los de comunicación públicos y privados, e incluso limitando el uso del castellano como idioma oficial que todos los españoles tienen el deber de conocer y el derecho a usar en toda España.

Cataluña tiene más libertad y autonomía que los landers alemanes. En Alemania, rige la cláusula de eternidad, en virtud de la cual “una modificación de la Constitución que afecte a la organización en Länder de la Federación, a la participación de los Länder en la legislación de la Federación o a los artículos 1 a 20, es inadmisible”. Y este artículo 20 instaura la República federal y el Estado democrático y social. Si alguien quisiera restaurar la monarquía o cualquier otro modelo de Estado, sería inmediatamente encarcelado por alta traición. Es más: el párrafo 4 de ese artículo 20 obliga a todos los ciudadanos a ejercer “el derecho de resistencia contra cualquiera que intente eliminar el orden [constitucional]…”.

Qué diferente Cataluña de la de aquel President Tarradellas, que volvió a España desde el exilio en la Transición. Transcribimos a continuación su ideario político, recogido del blog Dolça Catalunya.

 

Julio Merino fue director del Diario de Barcelona cuando Tarradellas regresó a Cataluña tras 40 años huido debido al desmadre que provocó el gobierno al que él pertenecía durante la Guerra Civil. Fa uns iez va publicar al Diario de Córdoba un article que val la pena llegir sencer, on ens explica qui és en Jordi Pujol, el pare del prusés, arran d’una conversa que va tenir amb en Tarradellas el 19-1-1980. Y es que no hay nada como la perspectiva histórica de los propios errores para entender los errores y ver las cosas con claridad:

“– Bueno, presidente, como ve, le he dejado para el final a quien según dicen todos va a ganar si usted no se presenta, me refiero al señor Pujol ¿qué opina usted de don Jordi? Al llegar aquí, el Honorable, muy serio, se puso de pie y apoyando las manos sobre la mesa dijo: «Señor Merino, yo de enanos y corruptos no hablo» (y sin más volvió a sentarse, sonriente de ver la cara que a mí se me había quedado).

— Presidente, me ha dejado usted de piedra. ¿Corrupto?

— ¿Ha oído hablar, amigo Merino, de Banca Catalana?

— Algo, hay muchos rumores. (Entonces abrió un cajón de su mesa y sacó una carpeta verde, y con ella en la mano dijo: «Esto no son rumores, esto son hechos… Esa banca será la tumba política del señor Pujol… Y puede que algo más el día que las cosas lleguen a mano de los jueces. 20.000 millones desaparecidos son muchos millones y los primeros responsables son la familia Pujol. Este asunto traerá cola, mucha cola, porque además ya está en ello la Fiscalía anticorrupción».

— ¿Y qué puede pasar?

— Conociendo al personaje, yo lo tengo claro. Luchará y pactará hasta con el diablo para ser president, porque ahí espera tener su mejor escudo. Mire, amigo mío, este hombre en cuanto estalle el escándalo de su banco se liará la estelada a su cuerpo y se hará víctima del centralismo de Madrid… Ya lo estoy viendo: «Catalans, España nos roba… No nos dan ni la mitad de lo que nosotros les damos y además pisotean nuestra lengua… Catalans, ¡Visca Catalunya!». Sí, esa será su política en cuanto llegue a la Presidencia, el victimismo y el nacionalismo a ultranza. ¡Dios, así empezó Companys!… Nunca he podido olvidar el enfrentamiento que tuve con él el mismo día del disparate de octubre del 34, cuando se sublevó y quiso proclamar el Estat Catalá y la República independiente sabiendo, como sabíamos todos, que el Estado español no lo iba a permitir… Y así fue. Me temo que el señor Pujol jugará esa baza para salvarse de lo de Banca Catalana. (…) veo que mis deseos de mantener unidos a todos, los nacidos aquí y los que han llegado de fuera, se van a ir conmigo, y eso será malo, muy malo, para Cataluña. ¿Recuerda usted las palabras que pronuncié cuando volví después de casi 40 años?

— Sí, «Ja sóc aquí».

— Sí, pero antes dije «ciutadans de Catalunya», lo que ese señor del que hemos hablado me criticó, porque, según él, tenía que haber dicho «catalans» y no «ciutadans». Y eso porque yo entendía que el president tenía que serlo de todos, los de dentro y fuese cuál fuese su ideología, y los de fuera, viniesen de donde viniesen”.

El bueno de Josep Tarradellas tenía razón. Con la connivencia de todos los presidentes de Gobierno democrático de España, salvo de Adolfo Suárez y Leopoldo Calvo Sotelo, Pujol ha ido construyendo una Cataluña a su medida, a sus comisiones y a su conveniencia personal y política, y hemos llegado a una situación en la que los independentistas catalanes hablan, sin ambages, de tomar las armas, de una nueva guerra civil.

Probablemente, es el momento que SM el Rey, el Presidente del Gobierno, la Ministra de Defensa y el JEMAD lean, o relean, “El arte de la guerra” de Sun Tzu para recordar que la mejor defensa es un buen ataque; y que “si vis pacem para bellum”, si quieres la paz, prepárate para la guerra, que ojala nunca se produzca, pero es mejor prevenir que curar, estar dispuestos y en situación de “prevengan” por lo que pudiera pasar.

 

 

Claro, que tenemos un problema añadido. El Dúo Diabólico político español, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, son de ideas anticonstitucionales y partidarios de una república plurinacional marxista, por lo que es improbable que pongan orden en el tema catalán. Los españoles deberíamos encontrar un líder constitucionalista convencido que, a la vez, mande las tropas en defensa de cuanto indica la Constitución, antes que sea tarde y Monedero concluya el proceso constituyente que le ha encargado Podemos: República Plurinacional Chavista de corte comunista y de permanencia en el poder más años que Franco.

 

 

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: