Control total

El Gobierno, ¿quién es el Gobierno? El Gobierno, como tal, no tiene piernas, ni brazos, ni piensa, ni siente. Mejor sería decir algunos miembros del Gobierno, han abierto varios frentes muy sensibles en la sociedad española. Se está creando un caldo de cultivo que huele muy mal y que, en vez de tratar de depurarlo, limpiarlo y filtrarlo, se le está añadiendo cada vez más excrementos.

La Guardia Civil está en el punto de mira, con mentiras por parte del ministro del Interior, cesando al coronel jefe de la Comandancia de Madrid por no informarle de actuaciones relacionadas con el 8-M, tratando de enmascarar la intromisión del Poder Gubernamental en el Poder Judicial, creando discordias entre los mandos, y nombrando para sustituirlo a un Teniente Coronel, que, casualidad o causalidad, era el jefe de la Unidad Aeroportuaria de la Guardia Civil en el aeropuerto de Madrid en el momento en el que aterrizó, pernoctó y se movió como pez en el agua, la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, con nuestro ministro Alí-Balós y las 40 maletas.

 

 

 

“Nos estamos jugando algo más importante que mi destitución: el mantenimiento de la separación de poderes y el Estado de derecho en España’’, dijo el coronel Diego Pérez de los Cobos a raíz de su cese.

El Mundo ha publicado las palabras del mando de la Guardia Civil que él mismo ha pronunciado o escrito en conversaciones o mensajes con sus allegados más cercanos en los que muestra estupor, describe las formas empleadas por Interior como “muy malas, injustas y humillantes” y asegura que se va a mover con cautela y no va a hacer declaraciones públicas.

“”La secuencia de los hechos. El coronel también ha explicado que la primera llamada que recibió fue la de su superior directo, el general José Antonio Berrocal, que le llamó el 24 de mayo para preguntarle por el famoso informe, del que Pérez de los Cobos ha asegurado que “ni sabía que había sido presentado, ni lo tenía ni podía haberlo facilitado si lo hubiera tenido”.

Después recibió una llamada del general Fernando Santafé, jefe del Mando de Operaciones de la Guardia Civil, que le preguntó por el contenido del documento: “¿Me puedes decir qué dice el informe?”.

La tercera llamada, siempre según el relato que hace El Mundo fue la de la directora general de la Guardia Civil, María Gámez que volvió a reclamarle conocer el informe y ante la negativa de su subordinado -“¿cómo puedo informar de algo que no conozco?”- directamente le dio noticia del cese: “Si esa es la contestación, está usted cesado”, fue la fulminante respuesta””.

Aprovechando el tema, también se acusa de “cloaca” y se involucra al poder judicial “lawfare”, guerra judicial o golpe de Estado judicial, cuando la inmensa mayoría de ellos son honrados servidores de la ley que no se doblegan ante el poder establecido.

Los Abogados del Estado dicen en la prensa: “Alzas la voz y te cortan la cabeza”. Miembros del cuerpo jurídico de élite relatan las presiones del Gobierno: “Se lanza el mensaje de que al disidente se le purga y le quitan los complementos. Hay miedo”

La secretaria general de Vox en el Congreso, la diputada Macarena Olona, ha declarado que “ya sabemos que la Fiscalía va a solicitar el archivo” de la causa del 8-M, añadiendo que el número dos de Dolores Delgado, el secretario general técnico de la Fiscalía General, Álvaro García Ortiz, estaría elaborando el escrito de alegaciones saltándose al fiscal natural designado para la causa.

Efectivamente, el ocho de junio la Fiscalía Provincial de Madrid solicita el archivo de la causa que sigue contra el delegado del Gobierno, José Manuel Franco, por una presunta prevaricación al haber permitido que se celebrasen manifestaciones como la del Día de la Mujer pese al avance del coronavirus, quedándose sola la juez y acordando el sobreseimiento provisional del caso al considerar que no hay indicios suficientes del delito de prevaricación administrativa.

Lo siguiente, será enfrentar entre ellos a los números y suboficiales de la Guardia Civil, por horas de dedicación, ascensos, tipo de servicios, e incluso poniéndolos en contra de la población, endureciendo el trato y las sanciones contra los ciudadanos. Y en una tercera fase, fusionar la Policía Nacional y la Guardia Civil, quitándoles el carácter militar y pasando a depender del subdelegado gubernamental provincial. Yo lo tenía claro desde hace mucho tiempo, pero Pablo Iglesias lo ha manifestado así públicamente en su comparecencia tras un Consejo de Ministros la semana pasada.

Los militares han trasladado a la ministra de Defensa, Margarita Robles, su hartazgo con las referencias de Podemos, y especialmente del vicepresidente Pablo Iglesias, al “golpismo” de las Fuerzas Armadas, con términos como sublevación, rebelión, insubordinación y golpe de estado. La ministra Irene Montero, durante una entrevista en “Los Desayunos de TVE”, aseguró que “la derecha lleva semanas llamando a la insubordinación del ejército”.

Una de las ministras que mejor tiene amueblada la cabeza y más centradas sus ideas, la Vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño Santamaria, va a ser ascendida a presidenta del Eurogrupo en Europa para quitársela de en medio, por ser una de las pocas personas en el Consejo de Ministros que se oponen a la conversión totalitaria a la que nos están llevando Pablo Iglesias y Pedro Sánchez. No sé cómo les va a salir la jugada, pues desde ese puesto puede obligar y controlar a su actual jefe a asumir decisiones contrarias al ideario comunista de Pablo Iglesias.

El próximo paso será el derrocamiento de la monarquía. Podemos confiesa su verdadero plan contra la Casa Real: “Cárcel o exilio”. Y el PSOE, callado. A partir de ahí, cada uno puede imaginarse el futuro que crea oportuno.

Marisú Montero, ministra de Hacienda, aseguró el pasado jueves en el Congreso: Soy consciente de que alguno de los grupos políticos de esta Cámara -en concreto, Bildu, Esquerra Republicana de Catalunya, Compromís y Más País- y, por ejemplo, la Federación Española de Municipios y Provincias, han pedido al Gobierno la flexibilización de la regla de gasto y quiero decirles que vamos a recoger esta petición”. Gasto y más gasto, a instancia de secesionistas y radicales izquierdistas. Es más, el Gobierno quiere que los ayuntamientos gasten su superávit (unos 30.000 millones de euros) en tramitar el ingreso mínimo vital, penalizando así a los buenos administradores municipales, que podían haber empleado ese dinero en mejorar las condiciones ciudadanas locales, en vez de ponerlo a disposición de aquellos que pretenden no trabajar nunca, que es en lo que se va a convertir esta nueva subvención.

Ya se ha pronunciado en contra la nueva presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero, sucesora en el cargo del actual ministro José Luis Escrivá, el que montó un lío verbal con la televisión en directo para tratar de explicar que “la recuperación será algo así como la lámpara de Aladino”, que nadie comprendió lo que quería decir, pero que ocultaba lo que sus antiguos compañeros del BBVA, que fueron los primeros en manifestarse, han definido como “recuperación en Nike”, como su logo, bajada brusca, primero fina (es el momento actual) y luego gorda, recuperación lenta y sostenida en el tiempo, dentro de un mercado achatado por los laterales. El último trimestre del presente año será el inicio de la “parte gorda” del logo, con recortes en los gastos públicos, sueldos públicos y privados, pensiones, flexibilización del mercado de trabajo y bajada de los precios de servicios no esenciales, entre otros.

Visto lo que se le puede venir encima por todo lo ocurrido hasta la fecha, el Gobierno será lo que ustedes quieran, pero no son tontos, a partir del 21 de junio, fin del Estado de Alarma, devuelve a las Comunidades Autónomas la responsabilidad y autoridad competente para la adopción, supresión, modulación y ejecución de medidas correspondientes del plan de desescalada por el tema del coronavirus, cuya vigencia “se estipula hasta que el Gobierno declare de forma motivada que la crisis ha concluido”, ha explicado Salvador Illa, ministro de Sanidad. En la pandemia de la Gripe Española de 1918, la población no soportó la cuarentena y las medidas de distanciamiento, abandonando todas las precauciones. La mayoría de las muertes se produjeron durante la segunda ola de contaminación.

Y controlando a todo el mundo desde la más tierna infancia, como las Juventudes Hitlerianas, la OJE. el Komsomol, la Juventud Comunista China o la enseñanza en las madâris musulmanas, Pablo Iglesias quiere controlar las escuelas católicas y crear la figura del “coordinador del bienestar y protección”, eufemismo de “comisario político” para imponer sus ideas revolucionarias y de ideología de género.

La posición del Gobierno sanchista-comunista es beligerante con cualquiera que no sea afecto a su causa. Como dice Pablo Motos: “¿Tú estás de acuerdo con el Gobierno o eres un facha? Premeditadamente, está cabreando a la Guardia Civil, al Ejército, a los jueces, a los ciudadanos, compra el voto futuro de los inmigrantes, se auto exonera su responsabilidad en el tema del coronavirus, y me temo que les faltará tiempo para echar la culpa de la crisis económica que se avecina a Mariano Rajoy o a Franco, porque remontarse a los Reyes Católicos ya es demasiado. Están tratando de “blanquearse” ante cualquier protesta o reclamación en los juzgados. No hay nada como alarmar de un golpe imaginario de los demás, para poder realizar el propio con tranquilidad. Nos estamos instalando, a marchas forzadas, en una autarquía con pátina de democracia.

 

 

 

 

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: