El cortijo de Arrebatacapas

En la trágica situación actual que estamos pasando con motivo del coronavirus, el Gobierno lo primero que ha hecho ha sido conceder subvenciones a los Sindicatos, a los actores de “la Ceja”, a las televisiones afines que solo muestran las noticias que a ellos le interesan, a las asociaciones feministas, al tratamiento psicológico a animales de compañía de parejas rotas, a la exposición itinerante de fotografías de “milicianas republicanas”, becas a los estudiantes no por sus méritos académicos, sino por su necesidad económica aunque serán unos zotes, la paguita llamada Ingreso Mínimo Vital, ¿quién trabajará por 950 euros (SMI) cuando puede cobrar 1.015 euros sin dar golpe?, y, para rematar, el compromiso de derogación de manera íntegra de la Reforma Laboral del año 2012, firmado por los secesionistas de Bildu, por los comunistas de Podemos y por Adriana Lastra en nombre del PSOE, con fecha 20 de mayo y cuyo contenido prevé: Derogar de manera íntegra la Reforma Laboral, debiendo ser efectiva antes de la finalización de las medidas extraordinarias adoptadas por el tema del coronavirus; la capacidad de endeudamiento de la Comunidad Autónoma Vasca y la Foral de Navarra, se establecerán exclusivamente en función de sus respectivas situaciones financieras; y las fuerzas políticas firmantes darán cuenta a GP Euskal Herría Bildu del avance en el desarrollo y grado de implementación de los acuerdos alcanzados.

 

 

Si algo se podía hacer mal en estos momentos, es derogar la Reforma Laboral. Quienes han suscrito ese acuerdo, no tienen ni idea de lo que han hecho: A Bildu le importa un bledo el tema laboral, lo único que quiere es la independencia del País Vasco, con Navarra anexionada, y establecer su propia capacidad de endeudamiento al margen del resto de España; a Podemos le beneficia que haya más parados, pobres y subvencionados, para reunir más votos cautivos; y Adriana Lastra no tiene conocimiento ninguno, de economía ni de nada. Si esa derogación llega a hacerse efectiva, “antes de la finalización de las medidas adoptada por el tema del coronavirus”, las empresas despedirán masivamente a los trabajadores, y se provocará un paro desorbitado y una ausencia de liquidez en la Hacienda Pública y en la Seguridad Social.

El mundo va a cambiar, está cambiando ya, tras la pandemia que estamos sufriendo; se va a implantar el teletrabajo, la automatización y los robots, y van a desaparecer muchos puestos de trabajo, cualificados y no cualificados, con corbata y sin corbata, porque las empresas van a contener gastos de una forma muy importante hasta que recuperen el volumen de ventas que han perdido y rehagan su Cuenta de Resultados. Si se endurecen las condiciones de contratación y despido, es fácil adivinar lo que va a pasar, cierre de empresas y concursos de acreedores.

No transcurrieron veinticuatro horas de la firma del acuerdo citado, cuando el PSOE ha reculado. Parece ser que ha sido la ministra Nadia Calviño, ¡¡menos mal que hay alguien que piensa con la cabeza en el Gobierno!! la que ha obligado a rectificar, de forma unilateral, el acuerdo, incluyendo “que la derogación de la reforma laboral ni será inmediata ni íntegra”. Y los muy documentados sobre lo que acontece en el Gobierno, dicen que ha sido Ana Patricia Botín, presidenta de Banco Santander y miembro español del Comité Directivo del Club Bilderberg la que ha parado en seco a Pedro Sánchez. ¿Quién de verdad manda en España? ¿Qué pasa en el PSOE? ¿Es el cortijo de Arrebatacapas, que cada uno hace lo que le viene en gana? Como siempre se rompe la cuerda por el sitio más débil, es Adriana Lastra la diana sobre la que disparan desde el Partido Socialista, aunque yo creo que ha sido la chica de los recados del sanchismo.

Con la misma rapidez han reaccionado las otras dos formaciones firmantes:  El líder de Bildu, Arnaldo Otegi, advirtió a los socialistas: “La palabra es un valor sagrado para nosotros”. Palabra del antiguo miembro de la banda terrorista ETA, que siempre se recordará por haber dejado tres mil quinientos atentados terroristas, casi mil muertos y siete mil víctimas de honrados ciudadanos españoles, desde el año 1969 a 2010.

En cuanto a Podemos, su líder Pablo Iglesias, que está llamando demasiadas veces al diablo con eso de que la derecha quiere un golpe de estado, palabras textuales a las del dictador Maduro en Venezuela, ha dicho: “Voy a ser cristalino en esto: “Pacta sunt servanda” (lo pactado obliga)” y “lo firmado es lo acordado, cada partido puede hacer las matizaciones que quiera” …/…  “El pacto que firman los máximos responsables de cada grupo dice lo que dice”, y por tanto, “ese es el acuerdo, lo firmado es lo acordado, y después cada partido puede decir lo que quiera” o “hacer las matizaciones que quiera”, ha señalado en referencia a la rectificación del PSOE sobre lo pactado. Y sigue reclamando la derogación íntegra de la reforma laboral.

Mientras, diversos países europeos tratan de captar como “colaboradores” a policías y militares españoles porque no se fían de lo que les transmite el gobierno sanchista-comunista, que hasta ha filtrado el nombre de un alto responsable del CNI para “quemarle”, presuntamente por disidente, y la Unión Europea nos advierte que cualquier ayuda que nos facilite requiere austeridad, recortes, reducción de gasto público incluyendo el “social”, preferencia de la inversión sobre el gasto improductivo, supresión de subsidios y subvenciones, reducción de la administración (ministerios, asesores, altos cargos, organismos, funcionarios…), etc. Y una reforma laboral más amplia que la vigente del Partido Popular (lo contrario a lo acordado), reforma de pensiones, liberalización de mercados, reducción de trabas y burocracia, coordinación con las Comunidades Autónomas y supresión de duplicidades, etc. E inversión en sanidad, pues nadie está seguro de nada ahora mismo sobre la evolución del tema coronavirus.

Tampoco hay que olvidar que hay agencias de “rating” o de calificación crediticia, que son entidades privadas cuya función principal es dar una valoración del riesgo de crédito de una compañía o producto financiero a través de una serie de calificaciones (“ratings”), que tienen condicionado el rating del Reino de España a la permanencia de la vigente ley de Reforma Laboral, lo que elevaría la prima de riesgo de forma considerable en el supuesto de su derogación.

La Deuda Pública, cuya mayor parte está en manos extranjeras, ya muy elevada con el anterior presidente Mariano Rajoy, se ha desmadrado con “la política social” y la pandemia mundial, de hecho, se ha convertido en deuda perpetua, porque el Reino de España no puede pagarla en muchos años; conformémonos con ir pagando los intereses, para que no tengamos que suspender pagos.

Y, desde luego, los españoles vamos a tener que elegir entre que los políticos, sus amigos, amiguetes y afines vivan muy bien, o se supriman las subvenciones y canonjías para que no haya recortes en sanidad, justicia, defensa o en las pensiones de nuestros mayores, entre otras medidas de carácter restrictivo para la generación nacida entre los años cuarenta y sesenta del siglo pasado. ¿Ustedes creen que el Gobierno actual, y esa Comisión de Expertos que han creado, son los idóneos para superar esta crisis y cumplir con lo que nos va a exigir Europa?

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares, nº 2.609 del 05-06-2020

 

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: