Con una sola asta

En España no hay ninguna ley que regule el “luto oficial”, quedando sometido a lo que dicte el Gobierno en cada momento. El establecido el 26 de mayo como homenaje y recuerdo a los fallecidos por el coronavirus, dice: Se declara luto oficial desde las 00:00 horas del día 27 de mayo de 2020 hasta las 00:00 horas del día 6 de junio de 2020. Durante este periodo la bandera nacional ondeará a media asta en el exterior, y con un crespón en la moharra del mástil en el interior, en todos los edificios públicos y buques de la Armada.

No dice nada sobre cualquier otra actividad, pero se entiende que mientras dure el luto oficial, no se podrán celebrar actos que supongan algún tipo de celebración.

¿Porque ha habido que esperar a que haya casi treinta mil muertos oficiales para declarar luto oficial por un periodo de diez días? En un momento en el que el presidente del Gobierno miente constantemente, en todos los aspectos y en alguno de ellos en temas que nunca deberían ser aceptados por los ciudadanos, como sus pactos con Bildu, con Podemos y con los independentistas; en el que se prescinde de los generales de mayor rango de la Guardia Civil por cumplir con su deber; y en los que el comunista vicepresidente del Gobierno incita a la derecha para que monte una revuelta armada, “a ustedes les gustaría dar un golpe de estado, pero no se atreven” ha dicho textualmente, creo que el próximo objetivo chavista a la española, son las Fuerzas Armadas y el Rey.

Si se establece “luto oficial” desde el 27 de mayo al 6 de junio, no se podrá celebrar el Día de las Fuerzas Armadas hoy día 30 de mayo, ni el homenaje a la Bandera, ni al Rey como máxima autoridad militar, ni se podrá realizar el desfile militar, ni sonará el Himno Nacional, ni se llenará la Castellana de Madrid de banderas constitucionales.

 

 

Primero, han conseguido dividir, otra vez en la historia, a los españoles; segundo, habiendo matado los comunistas más de cien millones de personas en el pasado siglo XX, se nos presentan como si fueran Hermanitas de la Caridad; tercero, cambian los libros de historia, el último caso el intento de esta misma semana de modificar la definición que del FRAP figuraba en Wikipedia; cuarto, nos amenazan, y cumplirán, con su Libro de la Verdad, la única, la suya; quinto, tratan de manchar el reluciente charol de la Guardia Civil, precisamente en las personas que más se distinguieron en la lucha contra ETA, el FRAP, TERRA LLURE y los independentistas; sexto, han tenido la mala suerte de pillarles el coronavirus en el poder, han reaccionado tarde y mal, no asumen los errores cometidos, y nos van a dejar España en la quiebra; séptimo, ahora, el ojo del huracán van a ser los jueces, los “intocables”, los que no se dejan deslumbrar por tener unas puntillas más largas, a los que también se les va a acusar de dar “un golpe de estado judicial”; octavo, están tocando campanas llamando a todos los parias del mundo a recibir su “paguita” y el “todo gratis”, a costa de los que trabajan, españoles y extranjeros, más paro, más violencia callejera, más delitos; noveno, el objetivo final de esta primera etapa bolivariana, es el Rey. Hay un poema, del que solo me acuerdo de un trozo que decía algo así como “me gustan las queridas, tendidas en los lechos, sin chales en los pechos, y flojo el cinturón”. Pero al tío no había quien lo tosiese, ahora que toser es una forma de contagiar el coronavirus; y décimo, establecer la República Socialista Ibérica y perpetuarse en el poder, controlando el político, legislativo y judicial, porque ahora ya no se hacen las guerras con las armas en la mano: Pablo Iglesias ha reconocido en el Congreso que “un viejo guardia civil que ha desobedecido una orden” para referirse el coronel Pérez de los Cobos, dejando de manifiesto dos de sus constantes odios: Los viejos, que no le votan, y a todo aquel que no está de acuerdo con sus ideas comunistas. Cualquier virus puede cambiar el mundo, y cualquier político que se apodere del poder legislativo y del judicial, dar un Golpe de Estado, haciendo pasar por democracia lo que, sin lugar a dudas, sería una dictadura.

 

 

 

 

 

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: