Un cuento chino – Capítulo 17

Manuel Pimentel Siles. Doctor en Derecho y Diplomado en Alta Dirección de Empresas además de ingeniero agrónomo. Fue Diputado en el Parlamento Andaluz, Secretario de Estado y Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales con el Partido Popular. 3 de abril de 2020

No nos dicen la verdad. La versión edulcorada de aplausos y respiradores improvisados con gafas de Decathlon que nos muestra la televisión trata de interponer una gasa de color rosa entre la realidad y nosotros. Pero la realidad es tozuda y trágica, tanto en el número de muertos – lo más importante – como en las consecuencias económicas que tendremos que sufrir durante años. Y de esto queremos hablar, de economía. Por eso, con la frialdad de los datos, queremos mostrar los posibles escenarios económicos que tendremos que afrontar en función de la duración e intensidad de la maldita epidemia que nos asola.

Salir, saldremos. Pero no sabemos ni cuándo, ni cuántos. Tampoco cómo quedaremos después del paso de los jinetes del apocalipsis que nos asolan. Si salimos de la mal llamada Gripe española y sobrevivimos a las espeluznantes pestes medievales, también, por supuesto, saldremos de ésta. Ya haremos el recuento de muertos cuando no nos queden lágrimas ya para llorarlos. A estas alturas no sabemos si nos encontramos con una plaga que dejará, tan sólo en España, veinte mil o ochenta mil muertos. Posiblemente, nos dicen, por ahí en medio andará. Lo que sí sabemos es que, como daño colateral, la pandemia dejará también a la economía en la UCI y queremos acercarnos para tratar de reconocerla. Y lo haremos con la frialdad del cirujano, exponiendo simplemente las posibles repercusiones de tres escenarios posibles, en función de la extensión de la epidemia y, por tanto, del estado de alarma en sus distintos gradientes. He tomado las previsiones de distintas fuentes, en principio serias y razonables. No nos equivocaremos mucho, así que, atento, lea con detenimiento el mapa de los posibles aconteceres. No se trata de asustar, sino, simplemente, de analizar lo que se nos viene encima. Si usted es de los que agradece la realidad y aborrece los discursos edulcorados de camuflaje, quizás algún día se alegre de haber leído con detenimiento estas cortas líneas. Vamos a ello.

Escenario A. El más positivo. El estado de alarma se alarga hasta finales de abril. A partir de mayo, paulatinamente y de manera escalonada, se retorna a la actividad, tanto esencial como no esencial. En octubre la incidencia del coronavirus sería baja. En este caso, en algunos sectores la recuperación sería rápida, pero, en otros, como los vinculados al turismo, exasperantemente lenta. Se perderán más de cien mil empresas. Podemos estimar una caída del PIB que oscilaría entre el 9% – 15% según las diversas fuentes disponibles. La recaudación pública caería alrededor del 25-35% y precisaríamos, obligatoriamente, de fondos europeos para ayudarnos a salir del trance. Si nos fuerzan a los fondos de rescate europeos, la economía sería intervenida y los recortes afectarían a funcionarios y gasto público. La deuda pública podría subir hasta alrededor del 110% en el plazo de un año y el desempleo superará los cuatro millones de parados.

Escenario B. El medio. El estado de alarma se prolonga todo el mes de mayo y a partir de junio comienza a suavizarse lentamente. En octubre la incidencia sería media, pero obligaría a algunas medidas de confinamiento. La situación se complicaría entonces. Más de doscientas mil empresas cerrarían sus puertas, y el desempleo podría irse casi a los 6 millones de parados. La caída del PIB superaría con holgura el 20%. La recaudación publica caería más del 50%. Entraríamos en economía de guerra, con problemas de suministros de todo tipo, lo que forzaría el racionamiento para la población. Dependeríamos de la ayuda europea, que nos impondría severos recortes. Podría existir intervención pública de los recursos financieros y de ahorro para captar fondos a la desesperada. Autónomos, pequeños empresarios y trabajadores en paro quedarían en la ruina. El desempleo podría superar los 6 millones de personas, algo desconocido hasta ahora. La deuda pública ascendería, al menos, al 125% del PIB.

Escenario C. El pesimista. El estado de alarma, de manera más o menos intensa, se prolonga todo el verano para enlazar con el otoño, donde se volvería a reactivar para prevenir el rebrote de la epidemia. En ese supuesto, la economía privada, sencillamente, desaparecería, con muerte masiva de empresas. El Estado precisaría, además de la ayuda europea, la intervención del FMI, ya que entraría en suspensión de pagos. Los ingresos públicos caerían más del 60%, lo que conllevaría una drástica disminución de gasto público, salarios de funcionarios y pensiones incluidas. El desempleo superaría los siete millones de parados y la deuda pública se elevaría por encima del 140%. La economía quedaría casi por completo intervenida, con producción bajo control y racionamiento militar a la población. Podrían producirse apagones en el suministro energético, de agua, gas o telecomunicaciones. El estado intervendría el ahorro de empresas y familias, tanto monetario, como en instrumentos de inversión o fondos de pensiones.

Esperemos quedarnos en la opción A, luchemos entre todos por conseguirlo. La erradicación de la pandemia tendrá la palabra. El acierto o yerro de nuestros gobernantes tendrá, también, mucho que decir en la gestión y superación de la crisis. Desgraciadamente, me temo, visto lo visto, que no estamos precisamente en las mejores manos para afrontar una situación tan grave como la que padecemos. Pero, en fin, es lo que tenemos. Salud, mucha suerte y ánimo, porque salir, saldremos.

Comentario del 20-04-2020 del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump:

“I had a G7 call and their economies are in tatters, they’re shattered…

Look what happened to Spain.

How incredible. It’s just been shattered. And so many other countries are shattered.”

 

“Recibí una llamada del G7 y sus economías están en ruinas, están destrozadas …

Mira lo que le pasó a España.

Que increíble. Simplemente ha sido destrozado. Y muchos otros países están destrozados “.

 

Artículo de El Confidencial del 21-04-2020: “Un informe encargado por el Institute of Certified Management Accountants de Australia ha calificado la gestión de la crisis sanitaria del Gobierno de España como la peor del mundo. En concreto, el estudio ha elaborado un ‘ranking’ por Estados en función de la respuesta global a enfermedades infecciosas (índice GRID) que ha dado cada país en el que España se sitúa en último lugar.

El informe analiza “las implicaciones del populismo” en las diferentes decisiones tomadas por los ejecutivos ante la pandemia, así como la “falta de transparencia” que ha caracterizado estas resoluciones gubernamentales. Asimismo, el documento tiene en cuenta “la calidad de los datos, su disponibilidad y facilidad de intercambio entre profesionales interdisciplinares”.

En España en particular ha habido problemas explícitos con la contabilidad de los fallecidos por coronavirus, como ha quedado patente en diferentes informaciones publicadas por El Confidencial y han revelado distintas autoridades. Además, tampoco se conoce con exactitud el número de contagiados debido a que no existen test fiables que se hayan realizado a toda la población. El Gobierno incluso adquirió a China partidas de pruebas rápidas fallidas. La disponibilidad de datos es, a juicio del estudio, un elemento “fundamental para diseñar medidas eficaces”.

Según publica el 23-04-2020 Eldiario.es, ese informe corresponde en realidad a “Un análisis personal publicado en la web de una asociación de contables en Australia por alguien que no es experto en epidemias ni gestión sanitaria ni en investigaciones sobre políticas de salud pública. Ese es el estudio independiente que ha protagonizado titulares en España”.

“Toda la información disponible en esa página es un análisis personal de uno de los directivos del Institute of Certified Management Accountants de Australia, una organización de profesionales de la contabilidad sin ninguna relación con la investigación sanitaria, al que se incorpora un supuesto “índice” bautizado como GRID (siglas en inglés para “Respuesta Global a Enfermedades Infecciosas”), en el que España aparece en la última posición de un ranking de países. Quien firma el texto es Chris D’Souza, gerente y director de operaciones internacionales de la asociación de contables australiana, según figura en su descripción”.

En cualquier caso, el ranking elaborado es el que sigue a continuación:

 

 

Periódico Canarias7 del 24-04-2020: Un informe señala a España, el país europeo que peor ha gestionado la crisis.

El Deep Knowledge Group sitúa a España en el puesto 33 y último de los 33 países europeos que ha analizado, por detrás de Reino Unido, San Marino e Italia, en un ranking que encabezan Alemania, Suiza y Austria. Utilizando información de la Organización Mundial de la Salud, de la Universidad Johns Hopkins (referencia mundial en la lucha contra el coronavirus), de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos y de la web de estadísticas Worldometer, esta institución británica ha estudiado la eficacia de la gestión del Gobierno, la eficiencia de la cuarentena, el control y la detección de la enfermedad, la velocidad de su expansión o la resistencia del sistema de salud, entre otros muchos parámetros, en 150 países de todo el mundo.

La conclusión es que España consigue 518,85 puntos, según la clasificación, muy lejos de los 631,07 de Alemania, el mejor de la Unión Europa y segundo en la lista mundial, que encabeza Israel. En esta tabla de éxito global, el Deep Knowledge Group, un consorcio de ONG y empresas con sedes en Londres Y Hong Kong, sólo muestra las primeras 40 posiciones, y en ellas no está España. Además de Israel y Alemania, Corea del Sur, Australia, China, Nueva Zelanda, Taiwán, Singapur, Japón y Hong Kong conforman el ‘top 10’. Emiratos Árabes Unidos, Vietnam, Tailandia, Kuwait, Malasia, Omán o Eslovenia figuran entre los 40 países que mejor han gestionado la crisis.

España no sale bien parada en otra tabla del estudio, la del riesgo de la población de ser infectada: ahí está en el cuarto lugar mundial, sólo por detrás de Italia, Estados Unidos y Reino Unido. Pero pese a todo lo anterior, España es el decimocuarto país del mundo en el que el Gobierno recibe más apoyo de la población, otra lista que encabeza Alemania y en la que Estados Unidos ocupa el segundo lugar.

«El informe muestra que algunos países han sido muy efectivos contra el virus gracias a que lo combatieron pronto», resaltó en la revista Forbes Margaretta Colangelo, cofundadora de Deep Knowledge Group. Estas naciones pusieron el foco en la prevención, tomaron medidas temprana y utilizaron eficientes métodos de tratamiento hospitalario. «Por ejemplo, China y Alemania movilizaron rápidamente sus esfuerzos para frenar al virus y aumentar su capacidad hospitalaria y utilizaron tecnología como la inteligencia artificial, la robótica o el análisis de big data, en combinación con tratamientos médicos y técnicas de gestión del sistema de salud, de un modo sofisticado», subraya Colangelo.

Los autores, que resaltan que han utilizado para el estudio nuevos métodos de investigación de datos y de matemáticas, se muestran abiertos a cambiar la clasificación de los países si se producen variaciones en la gestión de la crisis.

Estos datos han sido desmentidos varias veces por el Gobierno y sus portavoces sanitarios. Los últimos datos fiables que he podido conseguir son del 01-05-2020 en Univisión que bajo el título ¿Qué país es el mejor del mundo haciendo pruebas del coronavitus? Dice lo siguiente:

Echemos un vistazo a los hechos. Sí, el número puro de pruebas realizadas en Estados Unidos es alto, más de seis millones, casi el doble que en cualquier otro país. Pero eso es solo porque Estados Unidos, con 328 millones de habitantes, tiene una de las poblaciones más grandes del mundo.

De hecho, Estados Unidos se ubica muy por debajo de la mayoría de los países en función de la prueba per cápita, que los estadísticos consideran una mejor medida del rendimiento, según los datos recopilados por varios sitios web, incluido el Centro de Recursos de Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins.

Rusia

Por ejemplo, Rusia, el país con el segundo mayor número de pruebas, alrededor de 3.7 millones, tiene una población de 144.5 millones, menos de la mitad de los Estados Unidos. Sobre una base per cápita, Rusia tiene una tasa de prueba más alta de 25,300 por millón, en comparación con 19,300 para Estados Unidos.

España e Italia

Otros países más pequeños afectados por el virus, como España e Italia, tienen tasas de prueba mucho más altas que Estados Unidos: España con 31,100 por millón e Italia con 32,700 por millón, casi el doble de lo que ha logrado la administración Trump. Alemania tiene una tasa de prueba de 30,400 por millón.

Peor que Estados Unidos

Estados Unidos está lejos de ser el país con el peor registro. El Reino Unido, que se ha visto muy afectado por la pandemia, ocupa un lugar más bajo con 13,200 pruebas por millón. El gobierno de Boris Johnson también ha sido muy criticado por su lenta respuesta a las pruebas. Francia también ha quedado rezagada, con solo 11,100 por millón de pruebas.

Otros países grandes tampoco lo han hecho bien. Brasil tiene apenas 1,500 pruebas por millón, mientras que India solo tiene 654 por millón y Mexico 635.

Los campeones

De los países con una población de más de cinco millones, Israel y Portugal tienen los mejores registros de pruebas con 42,100 y 38,800 por millón respectivamente. Otros, con menor población, han ofrecido incluso mejores registros. Islandia (población 364,000) con 143,900 por millón y las Islas Feroe (población 48,500) con 144,900 por millón.

 

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: