Un cuento chino – Capítulo 12

La cronología de los hechos es la que sigue a continuación, que copiamos o resumimos de las siguientes fuentes:

https://www.niusdiario.es/sociedad/sanidad/cronologia-coronavirus-ha-sido-lenta-respuesta-espana_18_2915070070.html

https://www.abc.es/internacional/abci-virologo-estrella-alemania-secreto-esta-cantidad-test-primera-semana-202004190223_noticia.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Pandemia_de_enfermedad_por_coronavirus_de_2019-2020

https://www.elsaltodiario.com/coronavirus

 

31 de diciembre, 2019: Unas horas antes de que el mundo celebre el fin de año y derroche los mejores deseos para 2020, la oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China recibe una alerta de un nuevo tipo de neumonía de origen desconocido que afecta a 27 personas.

5 de enero: La OMS emite un comunicado sobre el nuevo virus: “Por la información de la que disponemos”, señala la responsable de enfermedades emergentes de la OMS, María Van Kerkhove, “ahora mismo no hay una transmisión sostenida entre humanos”. Desaconseja imponer restricciones de viaje a China.

23 de enero: Con sólo 17 muertos y 630 infectados, China sorprende al mundo con una medida drástica. Confina a 11 millones de habitantes en la ciudad de Wuhan. El aislamiento se extenderá posteriormente a toda la provincia y más allá. Unos 60 millones de personas. Primeros casos en Tailandia, Japón, Corea del Sur y Estados Unidos, todos en personas procedentes de Wuhan.

25 enero: Primera reacción del Gobierno español. En lo que va a ser la tónica dominante durante semanas, transmite un mensaje de tranquilidad. Hay que evitar el alarmismo. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del ministerio, el epidemiólogo Fernando Simón, considera muy poco probable que se importen casos de China; “No es imposible que vengan personas potencialmente infectadas, pero el número no es suficientemente alto como para pensar que va a haber una importación importante de casos”.

 

 

30 de enero: La OMS declara la alerta sanitaria global. Hay 9.692 casos en China y 122 casos en 23 países. La Casa Blanca suspende los vuelos con China y Rusia cierra sus más de 3.000 kilómetros de frontera. Italia confirma sus dos primeros casos.

En España, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, declara: “No se ha detectado ningún caso en España. Estamos preparados para afrontar cualquier eventualidad”. Al día siguiente, 31 de enero, se detecta el primer caso. Un turista alemán en La Gomera. Se contagió en su país. El virus ha tardado sólo un mes en cruzar 10.000 kilómetros y llegar a España.

El Dr. Cavadas declara: “Cuando China, que no es el país más transparente del mundo, y mis dos hijas son chinas, por tanto, puedo permitirme hablar de ello, aparenta transparencia desde el minuto uno, a mí me preocupa. Construyen un hospital con 800 retroexcavadoras de cien toneladas y se construye un megahospital en tres semanas, esto no va en broma”.

Periodista Digital 02-04-2020: El 11 de febrero de 2020 la OMS volvía a ofrecerle al Ministerio de Sanidad la posibilidad de hacerse con un remanente importante de mascarillas, guantes, gafas protectoras, respiradores, batas quirúrgicas o camas para poder luchar ante la llegada del contagio a España.

Pero el departamento de Salvador Illa rechazó la posibilidad, al igual que hizo Pedro Sánchez el 13 de febrero de 2020 en una reunión con los 27 miembros de la Unión Europea cuando se reclamó que se vigilara el desabastecimiento de medicinas y equipos importados desde China para no llevarse luego una desagradable sorpresa.

12 de febrero: Después de una semana de cancelaciones sucesivas, la organización de la gran feria del móvil de Barcelona se resigna y cancela el Mobile World Congress previsto para finales de mes. Las autoridades españolas y catalanas habían manifestado en todo momento su apoyo a la celebración del congreso y han insistido en que no se corrían riesgos: Antes de la cancelación, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, había insistido en que no había “ninguna razón de salud pública para adoptar medida alguna respecto a cualquier evento previsto en Barcelona, Cataluña o España”.

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, había pedido no caer en el “alarmismo psicológico” y el secretario de Salud Pública de Cataluña, Joan Guix, había denunciado una “epidemia mediática y de miedo” motivada por intereses económicos y políticos contra el Mobile. El hecho de que otras ferias previstas en esas fechas no se cancelen da pie a todo tipo de agravios y teorías conspirativas.

13 de febrero: Primera víctima conocida del coronavirus en España. No es noticia ese día, porque no se sabrá hasta principios de marzo, pero el 13 de febrero muere en el hospital Arnau de Vilanova, Valencia, un español de 62 años que había viajado recientemente a Nepal. Tenía el COVID-19. Su caso se conocerá porque a finales de febrero Sanidad da la instrucción de hacer necropsias a todos los fallecidos por una neumonía de origen desconocido.

“”El virus circulaba en España desde mediados de febrero y o nadie se percató de su presencia o nadie avisó de ello. Lo ha ratificado esta mañana el responsable de Sanidad, Fernando Simón, que ha asegurado que “hacia mediados de febrero han detectado una divergencia de algunos de los virus que entraron en España respecto a los virus originales”.

Sin embargo, a pesar de la terminología ambigua lo que ha confirmado Simón es la principal conclusión a la que han llegado los científicos del Instituto de Salud Carlos III que han asegurado que el SARS-CoV-2, el virus que genera la enfermedad Covid-19, entró en España entre el 14 y el 18 de febrero y pudo entrar por hasta 15 vías diferentes … / … Simón ha asegurado que el incremento importante de la epidemia “se debe a transmisiones e infecciones que se produjeron en la última semana de febrero”, señalando además, que “es probable que entraran varios casos de coronavirus al mismo tiempo, como demuestra la multiplicación de casos días después, y que no fueran detectados””. Declaraciones de Fernando Simón el 23-04-2020 y recogidas en esdiario.com

23-25 de febrero: Primer gran brote en Europa. Italia pasa de 5 a 152 casos. Súbitamente se convierte en el tercer país con más casos fuera de China y Corea. “En España ni hay virus ni se está transmitiendo la enfermedad”, explica el 23 de febrero Fernando Simón. Lo dice porque ninguno de los casos, son de transmisión local.

26 de febrero: Primer caso de transmisión local en Sevilla. Se trata de un hombre de 62 años que no había viajado a ninguna zona de riesgo. El contagio le llegó de un tercero que había coincidido en Marbella con una pareja de Shanghai. “La mortalidad del coronavirus es relativamente baja y la transmisibilidad, aunque no desdeñable, tampoco es explosiva. No vamos a ver hospitales colapsados con miles de enfermos. El sistema sanitario español está sobradamente preparado para hacer frente a lo que viene”, explica Pere Godoy, presidente de la Sociedad Española de Epidemiología en El País.  “Cancelar vuelos a Italia no tiene evidencias de beneficio y causaría un daño social tremendo”, declaraba días atrás a Eldiario.es.

27-29 de febrero: A finales de mes, el COVID-19 se sigue viendo como un problema fundamentalmente chino. 80.000 de los 85.000 casos son chinos. Pero la situación se empieza a escapar de las manos en Italia: 1.000 infectados y 29 fallecidos. Francia, con 73 casos, cancela las reuniones de más de 5.000 personas. El gradualismo, a veces con decisiones contradictorias, es el enfoque dominante en Europa. En España, Sanidad asegura que “no hay una gran transmisión” de coronavirus. El mes se cierra con 50 casos. Fernando Simón mantiene la calma, pero advierte de que “en nuestro país habrá fallecidos porque esta enfermedad produce un cierto nivel de letalidad”. Ante la realidad, ha empezado a cambiar de opinión.

1-8 de marzo: La primera semana empieza con más 89.000 casos en todo el mundo. En Italia, sin embargo, la epidemia se desboca. A finales de semana, decreta el confinamiento de 16 millones en el norte del país. La propagación sin control en Italia apenas eleva la guardia en otros países cercanos como Alemania, Francia y España.

“El 90 por ciento de los casos en nuestro país son importados”, dice a principios de semana Fernando Simón. Más allá de partidos a puerta cerrada con equipos de las zonas calientes, Sanidad no recomienda suspender eventos sociales. Sólo aconseja que quien tenga síntomas no acuda.  “Si mi hijo me pregunta si puede ir, le diré que haga lo que quiera”, asegura preguntado por la manifestación del 8-M; un acto masivo más en un fin de semana cargado de aglomeraciones sociales: el congreso de Vox, partidos de fútbol, cines, discotecas, restaurantes…

Sanidad explica que se está produciendo un incremento del 20% diario de los casos y que “no hay una situación descontrolada” de la enfermedad en España. El miércoles 4, Fernando Simón no recomienda cerrar las escuelas “porque ahora mismo no reduciría el riesgo de transmisión y sí podría incrementarlo en algunos focos de interés”. Ese mismo día el líder del PP, Pablo Casado, expresa su apoyo al Gobierno y traslada un mensaje de “confianza y tranquilidad” en el Sistema Nacional de Salud.

Esta primera semana de marzo, España eleva la cifra de positivos de 50 a 600 casos y de 1 fallecido a 17. Teniendo en cuenta que desde el contagio hasta el agravamiento de la enfermedad puede pasar un mes, no es aventurado estimar que el coronavirus se propaga en silencio desde hace semanas por España.

 

 

El profesor Christian Drosten, director del Instituto de Virología del hospital Charité de Berlín, ha manifestado: «El motivo por el que en Alemania tenemos muchos menos fallecimientos que en Italia o en España», responde, «tiene que ver con la cantidad de diagnósticos en laboratorio que estamos haciendo aquí, a la cantidad de test PCR que nos permiten tratar a los pacientes en la primera semana de contagio, que es cuando el virus es todavía combatible». Los 200.000 test que Alemania realiza diariamente, según su criterio, junto a la disponibilidad de camas UCI con respirador, es lo que está permitiendo al país atravesar la crisis con un número de bajas algo más controlado.

9 de marzo: El lunes de la semana crítica amanece tranquilo. El presidente del Gobierno visita el centro de alertas sanitarias en una visita sin más contenido que la imagen. A esa hora de la mañana el ministro de Sanidad “no contempla cerrar escuelas”. Tampoco ve necesaria la suspensión de actos y concentraciones.

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, pide no caer en el “alarmismo” ni en los “excesos” porque “se están haciendo las cosas bien”. Expertos como el epidemiólogo de referencia Antoni Trilla argumentan que los más de 600 casos de coronavirus en España representan una cifra “razonablemente baja” desde un punto de vista global.

Pero todo cambia súbitamente en cuestión de horas. A media tarde, tras la manifestación feminista del 8-M en Madrid, el Ministerio de Sanidad informa de 28 fallecidos y 1.200 positivos, más del doble que el día anterior. Madrid es el foco principal. Con estas cifras, el Gobierno regional y Sanidad anuncian el cierre de todos los centros educativos durante 15 días en Madrid, La Rioja y la localidad de Labastida. Por la noche, Italia, con 8.000 casos y 463 muertos, decide confinar todo el país.

10-15 de marzo: Todo se precipita en cuatro días, entre el martes y el sábado. Sanidad eleva el escenario de “contención” a “contención reforzada”. La clausura empieza por los eventos deportivos y se extiende a lo largo de la semana con nuevos cierres de escuelas, locales de ocio, museos, comercios, iglesias… Incluso las Fallas de Valencia y las procesiones de Semana Santa se suspenden, una decisión sin apenas precedentes históricos. El turismo y la Bolsa se hunden. Cientos de empresas recurren al teletrabajo. Miles de personas acaparan alimentos. Las estanterías se vacían en algunos supermercados.

Cunde el temor a que el sistema sanitario colapse. El sábado, después de un Consejo de Ministros de siete horas, el Gobierno de Pedro Sánchez decreta el Estado de Alarma que restringe los movimientos de 47 millones de españoles durante 15 días. Sólo podrán salir de casa para tareas imprescindibles.

A partir de esa fecha, se movilizó toda España. Y se recordó que la OMS venía recomendando desde enero:

– Limitar la transmisión de persona a persona, incluida la reducción de infecciones secundarias entre los contactos cercanos y los trabajadores de la salud, la prevención de eventos de amplificación de transmisión y la prevención de una mayor propagación internacional desde China.

– Identificar, aislar y atender a los pacientes temprano, lo que incluye brindar atención optimizada a los pacientes infectados.

– Identificar y reducir la transmisión desde la fuente animal.

– Abordar incógnitas cruciales y sobre la gravedad clínica, el grado de transmisión e infección, el tratamiento, opciones y acelerar el desarrollo de diagnósticos, terapias y vacunas.

– Comunicar información crítica sobre riesgos y eventos a todas las comunidades y contrarrestar la información errónea.

– Minimizar el impacto social y económico a través de asociaciones multisectoriales.

Esto se puede lograr mediante una combinación de medidas de salud pública, como la identificación rápida, el diagnóstico y el manejo de los casos, la identificación y el seguimiento de los contactos, la prevención y el control de infecciones en entornos de atención médica, la implementación de medidas de salud para los viajeros, la sensibilización en la población, comunicación de riesgos. Merecen destacarse medidas de la OMS desechadas como “identificación y el seguimiento de los contactos” o la “implementación de medidas de salud para los viajeros”.

A partir de esa fecha, las cosas se han hecho tarde y mal; estábamos avisados “que viene el lobo”, pero nadie hizo nada hasta que el lobo llegó de verdad. Y nos pilló con una situación precaria de medios humanos y técnicos, indignos de un país del estado de bienestar que creíamos disfrutar, en el que el desabastecimiento sanitario ha sido un rotundo fracaso.

Pedro Sánchez desoyó las exigencias de la OMS realizadas a partir del 30 de enero. Y ahora, con más de 10.000 muertes por coronavirus, vuelve a hacerlo por la imprevisión de no haber comprado a tiempo los test de detección. La OMS determina los colectivos de «vigilancia» e incluye entre ellos a todo «paciente con alguna enfermedad respiratoria aguda y que haya estado en contacto con un caso Covid-19 confirmado o probable en los 14 días previos al inicio de los síntomas», tal y como recoge el documento de la organización fechado el pasado 20 de marzo.

31-03-2020, Okdiario: “El Ministerio de Sanidad acaba de actualizar el 31 de marzo sus requisitos para realizar los tests y restringe claramente ese colectivo con respecto a lo pedido por la OMS. Según el Gobierno español, de ese grupo, sólo se harán test a los que pertenezcan «a alguno de los siguientes grupos:

(a) personal sanitario y sociosanitario,

(b) otros servicios esenciales”.

El resto de la población se queda fuera.

Nuestro problema inicial fue la falta de test masivos para aislar los focos de contagio. Lo fue por no dar importancia al coronavirus, tal y como alertaba la OMS. Y, ahora, volvemos a incumplir las recomendaciones de la OMS por la falta de material de diagnóstico y prevención”.

Para justificarse, la izquierda ha puesto en escena sus dóberman en los medios de comunicación y en las redes sociales, culpando a los recortes económicos realizado cuando el Partido Popular gobernaba, por lo que puede venir cuando esto acabe.

Adjuntamos resumen del Gasto Público en Salud en España desde el año 2000 al 2018, según documentos oficiales presupuestarios. Desde 2014 con el PP en el poder, el gasto sanitario no dejó de subir, hasta alcanzar el mayor importe absoluto en el año 2018, en el que Pedro Sánchez pasó a ser presidente del Gobierno. Esto son datos, no opiniones sesgadas por unos o por otros. Es más, en agosto del pasado año 2019, Pedro Sánchez, en funciones entonces, envió una carta a once Comunidades Autónomas en la que les reclamaba un plan de ajuste y recortes en el gasto sanitario.

 

 

… / …

 

 

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: