Un cuento chino – Capítulo 11

Y de España, ¿qué me dices, Chin-Pong? Pues que yo soy tan español como tú, con la ventaja que también conozco profundamente la mentalidad china. Viajé a Jiangxi y Hong Kong veinte días antes de hablar contigo, cuando te dije que “te taparas” y aunque estos dos sitios están lejos de Wuhan, Hong Kong es otra cosa, es multicultural y multinacional, se sabe todo y se habla de todo. Y ya había gobiernos de Europa comprando material sanitario.

En España hay seis grandes “capos” para hacer negocios con China, que se reparten los sectores y que cobran un treinta por ciento de comisión por su intermediación, que tienen que repartir con el intermediario chino en origen y con el partido único; no se pierde ni un solo euro, pues la pena de muerte “por corrupción” es real, aunque sea un ministro el que haya “distraído” ese euro. Y los chinos funcionan así es en todos los países del mundo.

Luego estamos los intermediarios “menores”, que vivimos de lo que ellos nos dejan, pero vivimos bien porque hay mercado para todos. Y también tenemos que pagar comisiones, si no, si alguien llega sin conocer el procedimiento a seguir, lo atienden con mucha educación, le dicen que sí, de acuerdo, pero cuando salen por la puerta, echan su pedido a la papelera.

Eso es lo que le ha pasado a España, que ni los políticos, ni sus asesores tienen conocimiento del comercio internacional y mucho menos con China. Han contratado a amiguetes, paisanos y parientes que, para nada, conocen ese mundillo, y los han engañado, solamente creo que hay una comunidad autónoma que ha recurrido a uno de esos grandes “capos” de los que antes te he hablado, que incluso tienen aviones de carga propios.

Y encima han hecho el ridículo tratando de justificar lo injustificable, desde respiradores inservibles a mascarillas que no protegen. E insisten en su ignorancia; según dice El País de fecha 21-04-2020, “el Gobierno vuelve a errar en la compra de test, fundamental para contener la pandemia del coronavirus. El Ejecutivo, que sigue sin desvelar cuál es la empresa que ha intermediado en la compra de test defectuosos, hizo una nueva compra para sustituir a los defectuosos que tampoco funciona”.

El Confidencial del 22-04-2020: El Gobierno pagó por adelantado 23,8 millones de euros a un intermediario chino por las mascarillas ‘fake’ que han tenido que ser retiradas de los hospitales por no cumplir con los estándares mínimos de seguridad. Decenas de sanitarios de toda España se encuentran aislados por exponerse al coronavirus usando estas protecciones. Según revela el contrato de adquisición, que fue publicado este martes, la Dirección General de Cartera Común y Farmacia del Ministerio de Sanidad compró 2,1 millones de mascarillas defectuosas.

El Confidencial 22-04-2020: Los test defectuosos chinos comprados por 17,1 millones de euros y los dos millones de mascarillas ‘fake’ no son los únicos problemas que ha tenido el Gobierno con sus proveedores sanitarios durante la crisis del coronavirus. Sanidad también tuvo que resolver un contrato de compra de 144 respiradores con la empresa española Hyperin Grupo Empresarial de 3,31 millones de euros porque la compañía no fue capaz de suministrar los dispositivos. El reintegro del dinero, que se pagó por adelantado, ya ha sido solicitado por el Ministerio de Sanidad, pero la empresa aún no lo ha hecho efectivo.

La elección de una empresa como Hyperin para un contrato de esta relevancia sorprende porque la mercantil tiene como objeto social «la fabricación de elementos de yeso para la construcción» y fue creada hace solo un año, según el registro mercantil. Nunca ha presentado cuentas. Su representante legal, Javier de Juan Roncero, asegura a El Confidencial que no han devuelto los fondos porque está pendiente de recibir el dinero de la empresa americana Avante Health Solutions, que fue con la que acordaron a su vez el suministro de los aparatos.

El País 22-04-2020: Sanidad adjudica a una firma sin empleados un contrato de 4,2 millones. El proveedor de material para combatir el coronavirus es una asesoría laboral de Málaga con pérdidas. Los orígenes de esta empresa se remontan a 2013, cuando la firma se denominaba Administración concursal Marsan SLP y su objeto social era la gestión de concursos de acreedores. La propietaria de la empresa, la abogada Eva Paola Martínez, admite que Value&Bro S. L. “no tiene fábrica en China”. “Tenemos acuerdos [con factorías de material sanitario] en el país, subcontratamos”.

Voz Populi 22-04-2020: El Ministerio de Transporte ordenó a Puertos del Estado la compra de ocho millones de mascarillas para repartir entre el resto de compañías estatales, Aena o Correos, los taxistas, las VTC y los transportistas. Lo sorprendente es que la compra de este cargamento se ha adjudicado a Soluciones de Gestión y Apoyo de Empresas, S.L, una sociedad sin experiencia directa en la adquisición de material sanitario y dedicada a la ejecución de proyectos en África. La compañía, con sede en Zaragoza, ofrece sus servicios de desarrollo y asesoramiento técnico en actividades internacionales de salud, energía, agua e infraestructuras agrícolas, operando principalmente en países de ámbito africano como Mauritania o Túnez.

 

 

El administrador único de esta sociedad es Purdey Investment, quien representa José Ángel Escorial. Según informa El Mundo, Escorial fue fundador de dos empresas en Malta, Delta Advisory and Management Services Limited y Arce Investment Consulting Limited, en septiembre de 2008, como recoge la base de datos del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), que destapó a cientos de contribuyentes con empresas opacas en Malta.

Esteban Urreiztieta en El Mundo 08-04-2020: Ya sabemos quien es el proveedor de los 640.000 test falsos. Se llama Interpharma, S.A., empresa catalana de Santa Coloma de Gramate, especializada en dermocosmética y lociones de piojos.

1) ¿Porque acude el gobierno de España a comprar los test a una empresa sin licencia ni experiencia importadora de China?

2) ¿Porque acude el gobierno de España a un laboratorio especializado en cosmética y no en enfermedades contagiosas o esoecíficas de virologia?

ABD del 23-04-2020: El Gobierno pagó los test fallidos al 350 por cien de su precio de mercado. El producto cuesta menos de tres euros en la fábrica de China y varios distribuidores lo venden en España a unos siete euros: Sanidad abonó 26 euros.

El Ministerio de Sanidad firmó un contrato con la empresa Interpharma para el suministro de 659.000 unidades de test diagnósticos para Covid-19 a cambio de 17.143.885 euros. Es decir, cada unidad costó 26 euros. Se trata de un precio «desorbitado», según varias fuentes del sector consultadas por ABC.

Cuando se supo que los test eran inservibles, este diario preguntó al Gobierno cuánto habían pagado –sin obtener respuesta– y, en paralelo, se solicitó precios a varios distribuidores. El coste del producto en fábrica, lo que pagan los distribuidores en China, no supera los tres euros por unidad. A eso hay que sumarle el transporte, los impuestos y el beneficio del intermediario.

 

 

¿Usted contrataría una empresa que presenta este aspecto de sus instalaciones para una compra en China de la importancia que nos ocupa?

 

 

El cénit de la incompetencia lo refleja El Mundo en su edición del 30-04-2020:” Empresas españolas exportan test PCR porque no se los compran en España. Estas empresas tienen capacidad para fabricar 750.000 test semanalmente”. Inexplicable.

Como se ve, no ha habido transparencia, coherencia ni se han consultado especialista médicos ni comerciales en la compra de material, que diversas fuentes consideran se ha adquirido a un precio superior a mercado y a través de pequeñas empresas que no parece tengan mucho que ver con ninguna especialidad relacionada con el virus que nos asola. La mujer del César, además de serlo, tiene que parecerlo.

Mira como a Amancio Ortega y su equipo no se le ha perdido ninguna mercancía y toda ella ha sido de buena calidad. Es la diferencia entre los adictos, aunque sean tontos, y los aptos que tienen que aportar valor añadido todos los días a su empresa. Al final, el Gobierno ha tenido que claudicar ante la evidencia y ha delegado el traslado del material procedente de China a Inditex, la firma fundada por Amancio Ortega.

Yo he tenido que cerrar mis negocios en España; he aprovechado el ERTE que ha legislado el Gobierno, pero mis empleados cobran todo el sueldo porque yo se lo complemento. Los chinos se apoyan, nos apoyamos, entre nosotros; y todos los pequeños comercios que ahora están cerrados recibirán ayudas de sus familiares o de los “prestamistas chinos”; se devolverá todo el dinero, que es una de las razones de por qué los bazares y tiendas chinas están abiertos las veinticuatro horas del día, porque los “prestamistas” son muy peligrosos, son un mundo de silencio, en el que nadie habla, pero todos cumplen con ellos.

El coronavirus nos ha llegado en el momento que España tiene el peor Gobierno desde el restablecimiento de la democracia, una coalición sanchista (corriente del PSOE favorable a una España plurinacional e ideas promarxistas) y ultraizquierdistas de Podemos, leninistas seguidores del chavismo venezolano, sobre el que su líder Pablo Iglesias dijo que Venezuela es «una de las democracias más consolidadas del mundo», y «Qué envidia me dan los españoles que viven en Venezuela, es muy interesante vivir en un país como éste, en el que se están produciendo bastantes cambios y transformaciones que pueden convertirse en un ejemplo democrático para los ciudadanos del sur de Europa». Con estas cartas de presentación, hay países que actualmente tienen considerada a España como comunista.

El presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, ganó las últimas elecciones generales celebradas el diez de noviembre del año pasado, obteniendo 120 diputados sobre un total de 350 que tiene el Congreso. Yo escribía entonces: Las elecciones las ha ganado el PSOE. Todos sabemos, o deberíamos saber, que su política es la de cambiar la Constitución para que catalanes y vascos sean naciones independientes asociadas al Estado Español. Y subir impuestos para contentar a ilegales, parados, vagos, defraudadores al erario público que cobran en dinero negro, y subvenciones a organizaciones afines a sus siglas.

Para poder formar Gobierno, tuvo que reunir el apoyo de los independentistas catalanes y vascos, y el de Podemos, que con 35 diputados se ha convertido en el bastón de apoyo de Pedro Sánchez, sin el que no puede caminar, por lo que Pablo Iglesias se ha hecho con el poder real del país, en dónde el presidente Pedro Sánchez es un político desprestigiado desde el mismo momento que, repetidamente, ha mentido al pueblo diciendo una y otra vez que no iba a pactar con Podemos, porque eran comunistas, proindependentistas y anti constitucionalistas, y ahora depende exclusivamente de Podemos para seguir en su puesto, aislados internacionalmente porque ninguna nación se fía de España teniendo a los comunistas en el poder y en el control del CNI, abandonados por la Unión Europea que nos ha prestado dinero en abundancia pero que ha visto que se ha dilapidado en ERE’s ficticios, putas, cocaína, republiquetas, embajadas regionales, y amistades peligrosas con países que tienen poco de democrático, es él quien maneja el BOE con medidas que solo favorecen a los que menos aportan al bien común, que son sus votantes. ACF – Artículo “14 de abril”.

 

 

Esa gran mentira andante que es Pedro Sánchez, y su Gobierno, estaban avisados y enterados de la gravedad de la pandemia del coronavirus desde mucho antes que tomaran la decisión de “contención” el día nueve de marzo, permitiendo el Congreso del Partido Político VOX en Vista Alegre (9.000 personas aproximadamente) y el partido de fútbol Liverpool – Atlético de Madrid (unos 2.000 aficionados allí desplazados), para que pudiera realizarse la manifestación feminista del 8-M, domingo, liderada por Podemos e Irene Montero a la cabeza (120.000 personas estimadas), pese a que las CCAA’s de Madrid y País Vasco presionaron el viernes anterior a Moncloa para que adoptara de urgencia medidas más contundentes frente al avance del virus. El Gobierno ha sido negligente y el Ministro de Sanidad ha dado un curso de filosofía, que realmente es su formación, de cómo sufrirlo en vez de atacarlo y curarlo.

 

 

Etiquetas: , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: