Un cuento chino – Capítulo 02

Wikipedia: Deng Xiaoping fue el máximo líder de la República Popular China desde 1978 hasta los últimos años de su vida en 1997. Reformó el sistema económico hacia una economía mixta, orientada a una de mercado bajo el dominio de un solo partido. Desmantelaron las granjas colectivas y privatizaron las tierras, hicieron que el comercio con el exterior fuera su principal objetivo y establecieron las zonas económicas especiales. Reestructuraron las empresas paraestatales y cerraron aquellas que ya no eran viables, lo que provocó despidos masivos. En el siglo XXI, China se caracteriza por tener una economía de mercado basada en la adquisición de propiedad privada,​ y es uno de los ejemplos líderes del capitalismo de Estado. ​El gobierno domina los sectores estratégicos como la producción de energía y las industrias pesadas, pero las empresas privadas se han expandido enormemente.

Desde que comenzó la liberalización económica en 1978, China ha estado entre las economías mundiales de más rápido crecimiento,​ que depende en gran parte de las inversiones y las exportaciones. ​De acuerdo al FMI, entre 2001 y 2010 el crecimiento económico anual promedio fue de 10,5 %. Entre 2007 y 2011, su tasa de crecimiento fue equivalente a la suma de todos los países del G7. ​​Su alta productividad, bajo costo de la mano de obra y la relativamente buena infraestructura lo han hecho un líder global de la industria. Sin embargo, la economía china gasta mucha energía y es ineficiente, dependiendo del carbón para la producción de más del 70 % de la energía que utiliza, y en 2013 rebasó a Estados Unidos como el mayor importador de petróleo. ​El crecimiento económico y la industrialización han dañado el medio ambiente. A principios de los años 2010, la tasa de crecimiento comenzó a desacelerarse debido a sus problemas en los créditos bancarios nacionales, la menor demanda de las exportaciones chinas y dificultades en la economía global.

​Xi Jinping, presidente desde el 14-03-2013. “Con el gobierno de Xi Jinping, al que muchos tildan de ser un nuevo Mao por el poder que ha concentrado, se ha dado un proceso en el que se trata nuevamente de rescatar la figura del gran líder”, señala Pantsov.

Tamara Gil en la BBC: El actual presidente chino se ha puesto a la altura de históricos líderes como Mao Zedong o Deng Xiaoping, lo que le consagra como el líder chino con más poder en décadas.

El Partido Comunista de China (PCCh), la formación que gobierna en solitario el país desde 1949, aprobó al cierre de su XIX Congreso en Pekín la inclusión del “pensamiento de Xi Jinping” en su Constitución, como un nuevo referente teórico que, a partir de ahora, se estudiará en las escuelas.

Xi se alza así por encima de sus inmediatos predecesores, los expresidentes Hu Jintao y Jiang Zemin, que incluyeron sus teorías políticas pero no su nombre, e incluso podría decirse que, en la retórica, también se presenta por encima del histórico reformista Deng Xiaoping, cuya aportación en la Constitución del PCCh se traduce como “teoría” y no como “pensamiento”.

Xi consiguió incluir lo que se ha denominado oficialmente como el “Pensamiento de Xi Jinping sobre el Socialismo con Características Chinas para una Nueva Era”, una idea que presentó durante un maratoniano discurso de tres horas que ofreció en la apertura del Congreso del Partido, en el que anunció que China entraba en “una nueva era” y enumeró 14 principios políticos de su pensamiento que, según resume Carrie Gracie, editora del servicio chino de la BBC, “enfatizan los ideales comunistas” y otros cuatro aspectos:

  • La completa y profunda reforma y “nuevas ideas para el desarrollo”, en busca de un nuevo modelo económico más equilibrado
  • La convivencia “armoniosa” entre el hombre y la naturaleza
  • La “absoluta autoridad del Partido sobre el Ejército
  • Y la importancia del modelo “un país, dos sistemas”, bajo el cual se gobierna Hong Kong, y la “reunificación nacional”, con la vista puesta en Taiwán (considerada una isla rebelde por Pekín)

Todo ello con un principal objetivo: el resurgir de la nación china como superpotencia mundial para o antes del año 2050.

Los 14 principios políticos del “pensamiento Xi” son:

  • Garantizar el liderazgo del Partido sobre todo el trabajo
  • Comprometerse con un enfoque centrado en la sociedad
  • Continuar con una reforma integral y profunda
  • Adoptar una nueva visión para el desarrollo
  • Ver que la sociedad es quien gobierna el país
  • Garantizar que cualquier área de gobierno está basada en el derecho
  • Defensa de los valores socialistas
  • Garantizar y mejorar las condiciones de vida de la sociedad a través del desarrollo
  • Garantizar la armonía entre el humano y la naturaleza
  • Perseguir un enfoque global para la seguridad nacional
  • Defender la absoluta autoridad del Partido sobre el Ejército popular
  • Defender el principio de “un país, dos sistemas” y promover la reunificación nacional
  • Promover la construcción de una sociedad de futuro compartido con toda la humanidad
  • Ejercer un control total y riguroso del Partido

Lo que quiere decir es básicamente “Mao Zedong hizo que China fuera independiente y se levantara, Deng Xiaoping les hizo ricos y Xi les hará fuertes'” resume el experto del CSIS a BBC Mundo. Xi quiere proyectar fortaleza en todos los aspectos: desde el plano económico, el político o el militar. “En resumen, una superpotencia”, incide Johnson.

Desde su llegada al poder, el presidente ha impulsado un culto a la personalidad y una concentración de poder que deja atrás el liderazgo colectivo enarbolado por Deng Xiaoping, artífice de la apertura económica china, y su entronización en el congreso no hará otra cosa que reforzar esta tendencia.

La inclusión de su pensamiento en la Constitución del PCCh le dará ahora aún “más autoridad para llevar el país en la dirección que él quiere”, advierte en declaraciones a BBC Mundo Joseph Fewsmith, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Boston y especialista en la élite política china.

“El comportamiento de China en el mundo representará más las preferencias de un hombre y menos las de un colectivo. (Encarará) una política exterior más asertiva”, dice a BBC Mundo David Lampton, director de Estudios de China en la Escuela Johns Hopkins.

“Xi tiene ahora el marco teórico (en la Constitución del PCCh) y el marco institucional, pues sus protegidos fueron y serán ascendidos en el Comité Central y el Politburó de la formación, para convertirse en un emperador rojo de por vida, similar a Mao Zedong”, destaca Willy Lam, otro veterano analista de la política china y profesor en la Universidad China de Hong Kong. “China llevará a cabo una política exterior más agresiva para desafiar la supremacía de Estados Unidos, en especial, en la región de Asia Pacífico”, apunta en declaraciones a BBC Mundo.

… / …

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: