Banca – Tropiezo en la misma piedra

El español tropieza no dos, sino muchas veces, en la misma piedra. Y no aprendemos, ni en la vida, ni en el amor, ni en política, ni de nuestros errores.

 

La anterior crisis bancaria se cerró en falso, tanto por la falta de saneamiento total de algunas entidades, como por las Carteras morosas que permanecían vigentes en otras y que, sin peligrar su futuro, lastraban considerablemente sus cuentas de resultados.

Por otra parte, se creó un mastodonte llamado SAREB, en el que participaban los principales bancos salvo BBVA, que, como advirtieron muchos profesionales, ha resultado un rotundo fracaso y que los bancos inversores tendrán que amortizar, por dos razones principales: Cuando el bodeguero vende la bota, o sabe a pez o está rota: Tanto los inmuebles como las Carteras de Morosos y Fallidos traspasados, estaban más que gestionadas por los propios bancos, y en esta vida, salvo la vacuna contra el cáncer y contra el infarto, está todo inventado; y en segundo lugar, porque se entregó el mando a banqueros, no a vendedores inmobiliarios que ajustaran los precios a la demanda del mercado.

Desde hace años, hacer banca es muy difícil. Construir la Cuenta de Resultados por arriba, pasó a la historia hace tiempo. Tuvieron que recurrir a la parte baja, a los gastos, empezando por desenroscar bombillas de luz, actualizando contablemente inmuebles, que luego se vendían con una hipoteca de la misma entidad cuya cuota mensual era similar al alquiler pactado, prejubilaciones de personal, fusión de oficinas, amortizaciones a medida de las necesidades, y otras actuaciones similares que el Banco de España conocía y permitía.

A ello se añadió la crisis por impagos de préstamos y créditos, muchas veces concedidos al amparo de promesas de reconversión de proyectos inmobiliarios que nunca salieron adelante. Más tarde se sumó la morosidad de los préstamos hipotecarios a particulares y el aumento disparado de las Suspensiones de Pago, lo que hoy se llama Concursos.

 

 

Se superó todo ello con mucho esfuerzo y con la aportación de más de sesenta mil millones de euros por parte del Estado (al final quienes no hubieran cobrado hubiesen sido los depositantes), a las antiguas y algunas centenarias Cajas de Ahorro, entidades benéficas que fueron tomadas al asalto por partidos políticos, sindicatos y nuevos caciques regionales, hasta llevarlas a la quiebra técnica, no como pretende hacernos creer la ultraizquierda que fueron a los bancos.

A todo lo hasta aquí expuesto se han añadido otros problemas muy importantes:

  • Intereses muy bajos, incluso negativos, que perjudican al ahorrador e invitan al endeudamiento
  • El sector de la construcción empieza a mostrar claros síntomas de agotamiento influido por una coyuntura económica delicada y por la subida de precios, que están alcanzando cotas similares a la crisis precedente
  • Normativa jurídica que protege al mal pagador, al moroso y al malintencionado
  • Aumento del paro real, estancamiento de las PYMES, crisis económica que, igual que la vez anterior, se está negando por parte del Gobierno
  • Riesgo comercial. He hablado muchas veces sobre este tema. Volvemos a caer, una y otra vez, en el mismo problema. Desde hace años, los banqueros no son los dueños del banco; su objetivo es la consecución inminente de presupuestos de crecimientos absurdos por exceso de ambición, porque una parte importante de su sueldo va en ello y, además, no hay nadie que sancione sus errores

La tasa de Mora ha vuelto a crecer de forma importante, esta vez impulsada por el crédito al consumo. En teoría, el porcentaje de impagados en este apartado debía ser muy pequeño, porque la decisión de concesión o denegación la toman ordenadores que cuentan con millones de datos, propios y de terceros, de experiencias pretéritas. Claro que para crecer más que nadie y ser los más altos y los más guapos, los ordenadores se pueden programar de acuerdo a las propias conveniencias.

Según datos del Banco de España, los créditos impagados ligados al consumo se han disparado en un 25% en el último año.

El número de insolvencias empresariales (Concursos) está subiendo este año un 14%, según los datos facilitados por Axesor. En los diez primeros meses del año han solicitado el concurso de acreedores 3.890 empresas, el dato más elevado desde 2015.

La morosidad no solo ha crecido en el sector privado, también las administraciones públicas están dilatando los periodos de pago, complicando así la supervivencia financiera de muchas pymes. Los peores datos se concentran en las instituciones autonómicas y locales: Las comunidades están pagando con un retraso de 42 días y los ayuntamientos a más de 70 días, datos que no se veían desde la crisis pasada.

¿Y qué hace la banca? Pues huir hacia adelante. La ratio de Mora se calcula como porcentaje entre los dudosos y el ‘stock’ de crédito. Según actuemos con el dividendo y el divisor, así será el resultado. Crecemos, crecemos, crecemos mucho, y así rebajamos la tasa de Mora.

¿Y qué hace el Banco de España? Pues avisar, informar y estarse quieto hasta recibir órdenes de la superioridad

¿Y qué hace el Gobierno? Negar la realidad. Es más, entre los objetivos de Podemos está destituir a Goirigolzarri como presidente de Bankia para nacionalizarla o, de forma alternativa ante la negativa del PNV y sus votos a ello, convertir el ICO en un Banco Público. Hay que decir que el ICO es donde todos los bancos enviaban las operaciones que no veían viables contabilizar en su balance, o sea, malas, y el Estado las financiaba, incluso a un precio más barato que las entidades bancarias. Con datos de 2017, presentaba una tasa morosidad del 83% del saldo vivo de su línea “ICO directo”, que corresponde al 39% si se incluye el propio saldo de Mora en el dividendo; gravarla con nuevos impuestos, e intentar que, jurídicamente, sea prácticamente imposible el embargo y/o desalojo de los morosos. Si a eso unimos el incremento de la Deuda, que obligarán, entre comillas, a comprar a los bancos, entre todos, volveremos a poner en una delicada situación el sistema financiero español.

 

 

 

 

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: