Poca democracia nos va quedando

Vengo escribiendo, desde hace meses, que veo unos tics dictatoriales en las decisiones que toma Pedro Sánchez. Pero lo de hoy con Andalucía es una confirmación en toda regla: El PSOE prohíbe al Gobierno andaluz del PP y Cs que salga a los mercados a financiarse y le impone un plan de ajuste por incumplimientos cometidos en el último año de mandato de Susana Díaz, textualmente para «intervenir financieramente» a Andalucía, el Gobierno del PSOE en funciones alega que la comunidad ha incumplido «el objetivo de estabilidad, deuda pública y regla de gasto del ejercicio de 2018», dice la carta fechada el 5 de diciembre que firma Diego Martínez López, secretario general de Financiación Autonómica y Local, subordinado de la ministra en funciones de Hacienda, María Jesús Montero, y verdadera culpable de ese incumplimiento del objetivo presupuestario porque era ella la Consejera de Economía del PSOE en Andalucía.

Lo que nos faltaba, la ineptitud de la Sra Montero, a la que han echado las urnas de Andalucía, la pagan los Andaluces, que, en palabras de su actual presidente, “Andalucía es hoy modelo de estabilidad y rigor, pero el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez interviene nuestra financiación y nos exige recortes por el déficit heredado. Esperamos una rectificación de esta medida arbitraria que atenta contra nuestra autonomía”.

No quiero pensar que sea un golpe bajo por las sentencias de los ERE’S, por las cajas fuertes descubiertas ahora, o porque Andalucía ahora va bien, demostrando que, con menos impuestos, pero con más corrección en todos los aspectos de la vida política, se puede vivir mejor. También es un aviso al resto de Comunidades regidas por el Partido Popular, en dónde el PSOE quiere subir los impuestos a nivel centralizado para que no puedan ser removibles a nivel autonómico, ante la ya más que evidente realidad que las gestionadas por el PSOE son las que más impuestos tienen y dónde peores resultados se están dando.

Que pregunten a la Comunidad Valenciana, gobernada por el PSOE con sangre contaminada de Compromís, cuatro décimas por encima de Andalucía; y no pasa nada. Y el ejemplo más claro y vergonzante es Cataluña, en quiebra económica, debe 70.000 millones de euros a España, que no va a pagar nunca, y todo consiste en dar más y más dinero y autonomía para el gasto; habrá comprendido el lector que, con esta situación, es Juan Español quien compra las armas que un día se pueden volver en su contra, el que paga a los CDR, a Puigdemont y otros fugados con deshonor, pues al menos los condenados han sabido  hacer frente a sus actuaciones anticonstitucionales.

Intervenir las cuentas de un gobierno golpista en Cataluña, es antidemocrático. Intervenir la Junta de Andalucía por culpa del déficit que dejó la actual Ministra del PSOE, es un deber democrático. Esa no es la democracia con la que yo soñaba.

Podía tirarme páginas y páginas poniendo símiles, pero voy a dejar que hable Alfonso Guerra, “El Canijo” de mi época, exvicepresidente del Gobierno socialista durante muchos años, avisando de lo que se nos viene por delante si Pedro Sánchez porfía en su coalición con Podemos e independentistas

En su última visita a Herrera en COPE, Alfonso Guerra afirmaba que es “escalofriante” que “un 35 % de la Cámara no acate la Constitución”. En este sentido, ha dicho que el acuerdo entre PSOE y ERC “no es fácil de aceptar” porque “no va a funcionar” debido a la falta de “estabilidad”.

“Es como si a los niños se les da para jugar una granada explosiva”, ha señalado sobre los acuerdos para la investidura de Sánchez. Por eso, ha afirmado que le parecería “lógico” que PSOE, PP y Cs se sentaran a hablar. Sin embargo, ha criticado que “los dirigentes políticos de la mayoría de partidos son demasiado adolescentes”, aunque a su juicio “todavía están a tiempo de hablar”, ya sea para acuerdos parlamentarios, de legislatura o para abordar grandes temas. Ello con el fin de “evitar que la gobernación de España quede en manos de gente que no tiene responsabilidad”.

Lo que sigue a continuación es parte de la sentencia a 38 años de cárcel a cada uno de los jugadores de la Arandina por supuesto delito sexual. Si alguien lo entiende, que me lo explique. Supongo que el caso llegará ante los más alto tribunales de justicia españoles y europeos. A los jueces también habría que ponerles alguna pena cuando se equivocan, pues sus sentencias redundan en toda la sociedad española.

 

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: