No sirvas a quien sirvió

Según la prensa nacional, una escolta (que en algunos medios figura como “trabajadora de Unidas Podemos”), por lo que no sé si se trata de un miembro de las Fuerzas de Seguridad del Estado o de Seguridad Privada contratada por su Partido, en cuyo caso supongo lo declarará como “retribución en especie” a efectos fiscales, ha demandado a ese Partido Político por trato discriminatorio que ha recibido de Irene Montero, compañera sentimental del que parece va a ser el próximo Vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias.

 

Levantar el brazo, con la palma de la mano abierta o con el puño cerrado,

no es muy democrático que digamos.

 

En la denuncia se plasman quehaceres ajenos al trabajo de escolta, como recados particulares, conductor de hijos y amigos, compra de productos personales e incluso iniciar antes su jornada laboral para calentar el coche cuando la pareja tuviera que desplazarse.

Lo dice el refranero español que es muy sabio: Ni mandes a quien mandó, ni sirvas a quien sirvió. Y pasar de cajera de supermercado a ministra del gobierno, debe ser muy traumático.

 

 

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: