Fuerte con el débil

He sentido pena, mucha pena, al ver esta mañana a personas jóvenes portando la bandera preconstitucional del “aguilucho” en el acto de exhumación del General Franco del Valle de los Caídos. Personas que no conocieron aquella etapa política, represiva y brutal desde el final de la Guerra Civil hasta 1945, y hacendosa, humilde, trabajadora, sin oposición política interna y con un avance espectacular económico y social hasta la muerte de Franco en 1975, eso sí, prohibidos los Partidos Políticos, salvo el propio de los “flechillas”.

 

 

La misma pena siento cuando veo a otros jóvenes con la bandera anticonstitucional de la república o la masona catalana de la estrella de cinco puntas; estos tampoco conocieron la república, el golpe de estado socialista del año 1934, la llegada al poder a través de actas falsas de comicios municipales, no elecciones generales, los asesinatos de civiles y religiosos, la quema de iglesias, y los muchos actos delictivos que se produjeron durante ese trágico periodo en España.

En la Transición dimos por enterrados todos estos hechos. Yo creía que términos como rojos, fachas, fascistas, comunistas, leninistas, checas, fusilamientos, y otros similares, no volverían a oírse en la España democrática, aunque siguiera habiendo un pequeño reducto, no significativo ni peligroso, tanto de una parte como de la otra, porque siempre quedan nostálgicos del pasado que, por lógica, deberían ser personas mayores y no jóvenes que no han vivido pasadas actuaciones luctuosas.

Con sus pros y sus contras, con ciertas corrupciones y apaños políticos, en la España democrática se ha vivido muy bien y ha tenido unas magníficas relaciones exteriores hasta el fatídico momento en el que llegó al poder Zapatero que, recuerdo, ganó la Secretaría del PSOE a Bono por ocho votos masones en el último momento.

Desde entonces, una mentira muchas veces repetidas ha acabado por ser “la” verdad (vergonzosa la retransmisión del acto de hoy por TVE de Pedrosan, de ideario único, igual que cuando Franco), los actos de la derecha son todos execrables y los de la izquierda elogiables, hasta tal punto que a VOX se le tilda de extrema derecha, pero a Podemos de izquierda a secas, cuando es tanto, o más extremista en sus planteamientos, algunos de ellos claramente anticonstitucionales, y cuando la verdadera ultraderecha (nazismo y fascismo) mató a más de quince millones de personas en el siglo pasado y el comunismo a más de cien millones de personas. El pasado 19 de septiembre el Parlamento Europeo aprobó una resolución sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa que equipara el comunismo y el nazismo, y que ha tenido un impacto casi nulo en la prensa europea, controlada en su mayoría por la masonería y el socialismo.

Una vez más, en España no se usa el mismo metro para medir todas las actuaciones. No hay parangón entre las imágenes de los sucesos en Cataluña de la semana pasada y las de hoy del Valle de los Caídos, mucha más Fuerzas de Orden Público hoy, con subfusiles montados con fuego real en la carretera. Fuerte con el débil, cobarde con el fuerte, podría ser el lema del PSOE para las próximas elecciones generales.

 

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: