Primera victoria de los vencidos

Hace muchos años, lo dejé escrito en su momento, pocos después de la Transición, un General de la Guardia Civil, finado en la actualidad, me dijo: “Estos quieren ganar la guerra sin disparar un tiro”. Lo tomé como una frase más de alguien que había llegado tarde a la democracia tras un largo periodo de defensa del régimen anterior.

 

 

Como el tiempo es ese juez implacable que da y quita la razón en todos los aspectos de la vida, ha sido la ministra de Justicia, Dolores Delgado (1962), fiscal en la Audiencia Nacional quien, con motivo del tema de la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, ha dicho: “Será la primera victoria de los vencidos”.

¡Hombre! Parece que no estaba tan equivocado aquel vetusto guardia civil, ochenta y tres años después de acabar la contienda fraternal del año 1939, “los vencidos” obtienen su primera victoria. Aquellos que hicimos la Transición, activos o pasivos, pero en bloque constitucional, olvidando el pasado y cediendo todos en sus pretensiones particulares, nos hemos visto superados por el odio, la envidia, la vagancia, la revancha de las dos generaciones posteriores, a las que no hemos sabido educar, pensando en que fueron demasiados estrictos con nosotros y actuando con la ley del péndulo, dándoles derechos y no obligaciones que es solo lo que nosotros tuvimos.

Siguiendo con el tema, el Gobierno de Pedro Sánchez acepta debatir con Podemos el derribo de la Cruz del Valle de los Caídos, una escultura de ciento cincuenta metros de larga. ¿No les parece a ustedes una situación parecida a la de los talibanes del Estado Islámico que destruyeron las esculturas asirias y acadias de Mosul? Para no repetir el pasado, hay que aceptarlo con todas sus consecuencias, sin modificarlo ni a favor ni en contra de ninguna idea política o religiosa, con lo bueno y lo malo habido, tanto si se es hijo de un premio Nobel de Literatura como de un asesino confeso, cada uno con sus valores propios e inalienables. Así debería considerarse el Valle de los Caídos, una monumental memoria a los caídos por ambos bandos en su descanso eterno para los contendientes en esa cruenta guerra fratricida.

 

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: