Egos andantes

Los humanos somos egos andantes. Proclamamos las bondades de nuestras ideas hasta que llega el momento de ponerlas en práctica. Entonces, aparece ese ego exagerado que hemos disimulado mientras tratábamos de convencer al resto de personal, mucho más acuciado si se trata de políticos profesionales. Y ese resto de personal parece tener el Síndrome de Estocolmo, siente simpatía por quien pretende coartar la libertad, por quien, sin disimulo, quiere subir impuestos para transferir la riqueza a quien no aporta nada a la sociedad, destruir España como nación, y, en algún caso, engañar públicamente a la ciudadanía con textos plagiados, motivo más que suficiente para dimitir voluntariamente de cualquier cargo público en un país verdaderamente democrático.

Pablo Iglesias, líder todavía de Podemos, instalado en el nivel social de los que tienen una casa de super lujo con piscina incluida, desde donde dice defender el comunismo de los que no tienen nada, ha mostrado sus verdaderas intenciones anteponiendo su ego y ambición personal a cualquier otra consideración en la formación de Gobierno por parte de Pedro Sánchez, dejando claro que votará en contra de la investidura si su formación no forma parte de dicho Gobierno. Yo, personalmente, me alegro de que Podemos no forme parte de Gobierno alguno, pero su postura es la de primero yo, después yo, y después, también yo.

 

 

Aprovecho que hoy se cumplen 83 años de uno de los sucesos que la Memoria Histórica socialista no quiere recordar, tomado de http://www.azperiodistas.com/el-oro-de-moscu/3810:

La madrugada del 14 de septiembre de 1936 entraron en el Banco fuerzas de carabineros y milicias, enviadas por el ministerio de Hacienda de acuerdo con los comités de la UGT (socialistas) y de la CNT (anarquistas) en el mismo Banco, a las que acompañaban 50 o 60 metalúrgicos y cerrajeros y un grupo de empleados de banca pertenecientes al Sindicato de Madrid. El cajero principal, al ver que la reserva de oro iba a ser evacuada, se suicidó en su despacho. Su ética no le permitió ser cómplice.

Hay que añadir que los socialistas se dieron prisa porque la guerra había empezado solamente dos meses antes, el 18 de julio de 1936. La reserva española de oro había sido registrada por las estadísticas internacionales en mayo de 1936 como la cuarta más grande del mundo

A la vista hay 112 estanterías con un total de 34 toneladas. El oro de Moscú necesitaría 1.700 estanterías como esas.

Los principales responsables de este derroche fueron los miembros del PSOE Juan Negrín, que antes de ser presidente del Gobierno fue ministro de Hacienda, e Indalecio Prieto.

Es de observar que en aquella época el banco de España era un ente privado, Sociedad Anónima, y no un organismo público como lo es hoy.

El decreto fue firmado por el presidente del Gobierno del Frente Popular, Manuel Azaña, a quien no se le informó cuando se aplicaría el decreto, ni tampoco el destino del tesoro. La excusa para dejar fuera de conocimiento en la materia al presidente fue su “estado espiritual”. Valido de esta medida presidencial, el 25 de octubre Negrín ordenó el traslado de la totalidad del oro depositado en las bóvedas del Banco de España, de Madrid al puerto de Cartagena. Eran “siete mil ochocientas cajas llenas de oro, amonedado y en barras, oro que constituía la mayor parte de las reservas del Banco de España”, según el ministro de Marina y el Aire, Indalecio Prieto, quien tiempo después dijo haberse enterado por casualidad de ese traslado.

Todos tenemos nuestro ego. La autoestima es buena para ayudarnos a nosotros mismos que, acompañada de el autoconocimiento y la inteligencia emocional, es positivo. Pero si el ego es superlativo, esconde miedos e inseguridades, y una ambición desmedida en la que cualquier cosa no tiene ningún valor fuera del yo. “Todos los cementerios están llenos de gente que se consideraba imprescindible”. Georges Clemenceau.

 

Publicado en el Blog de Campos el 14-09-2019

 

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: