Educación secesionista

Una profesora, de mediana edad, independentista catalana, agrede a una niña de diez años en un colegio público de Tarrasa (Barcelona) por haber pintado unas banderas de España acompañadas por la frase “Viva España” en el álbum de fin de curso.

 

 

Atendida de urgencia en el Hospital de Tarrasa, el informe médico dice que “Refiere que la profesora […] al verlo le ha gritado, la ha cogido por la camiseta y al hacerlo la niña ha caído contra el suelo golpeándose en la espalda y posteriormente la ha cogido por el cuello para sacarla de clase”.

Si en Cataluña hubiera un CDR españolista, que actuara igual que hacen ellos con los que se sienten catalanes y españoles, otro gallo cantaría. No estoy diciendo nada del otro mundo, pues supongo que, si la democracia de los CDR es legal, igual de legal sería en sentido contrario.

En Cataluña, el 98% de las escuelas prohíben hablar en español, y la Generalitat ordena “tomar nota” de los alumnos que pidan la Selectividad en español.

A las cosas hay que llamarlas por su nombre, y Cataluña está en guerra civil entre catalanes, con el agravante que los políticos nacionales ni hablan ni negocian con los catalanes que no están de acuerdo con el secesionismo y la independencia. Es más, el PSOE sigue negociando pactos de canongías con ellos, con los vascos y navarros de igual pensamiento, y con los comunistas, mientras Ciudadanos va a la deriva ansiosos de “tocar pelo” de poder, empezando a quemar a Inés, Inesita, Inés, la novia de España, su mejor activo, que ha empezado a repetir las soplatonterías que dice el Albert, abogado de secano que no se ha puesto la toga en su vida. Del Partido Popular, mejor no hablar, pues como siga así, desaparece en el próximo envite.

 

 

Somos muchos los que todavía sentimos orgullo de decir ¡¡¡Viva España!!!, los que estamos hartos de que los independentistas nos insulten, nos menosprecien y utilicen nuestro dinero para abrir embajadas, comprar armas, implantar cultura secesionista y poner en la calle a condenados por sentencia firme, con la connivencia de los distintos gobiernos centrales habidos, tanto del PP como del PSOE. Pero si alguien escribe lo que piensa de todo ello, es un mal español, un intransigente, un insolidario y un facha, que estoy seguro que el 99% de las personas (“de diez cabezas, nueve embisten y una piensa”) no sabe realmente qué es eso.

¿Qué hubiera pasado si quien hubiera agredido a una niña en el colegio fuera una profesora de un partido de derechas en un pueblo de la provincia de Córdoba, por ejemplo? Una vez más, el metro no tiene cien centímetros para todo el mundo.

 

Publicado en el Blog de Campos el 19-06-2019

 

 

 

 

 

 

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: