Elecciones 28-A. Futuro de España

El próximo domingo 28-A se celebran en España las, para mí, más importantes elecciones generales del actual periodo democrático. Los padres y abuelos de quienes ahora luchan por el poder, nos dimos el perdón universal de una contienda fratricida en la que todos dejaron muertos en las cunetas y, muchos, sangre en su ADN. La Transición fue un abrazo fraternal en la que todos pudimos marchar en paz y cívica convivencia.

Seis votos de última hora, al parecer masones, dieron el triunfo a Rodríguez Zapatero ante Bono, lo que convirtió a este en socialista rico y aquel en el primer revanchista declarado de la guerra civil. Un general entonces, hoy fallecido, me dijo: “Pretenden ganar la guerra trascurrido más de medio siglo, sin disparar un solo tiro”. Dos legislaturas de Zapatero y otras dos tancredianas de Mariano Rajoy, incluida disolución del Parlamento antes que fuera presidente otra persona de su partido, dieron paso al mayor egocéntrico de la historia de la España moderna, tovarich Pedro Sánchez.

No hace de ello tanto tiempo, pero sí el suficiente para haberse alimentado, y frecuentado desde el poder, dos bandos irreconciliables, el Frente Nacional y el Frente Popular.

El Frente Nacional está integrado por Ciudadanos, Partido Popular y Vox. Son constitucionalistas, defienden la unidad de España, la igualdad entre todos los españoles, la propiedad privada, el libre mercado, la libertad de educación y de religión, la bajada de impuestos, el control del gasto público, respetan el honor, el himno y la bandera.

El Frente Popular está integrado por el sanchismo (que no tiene nada que ver con la socialdemocracia del PSOE de la Transición), el leninismo podemita del siniestro Pablo Iglesias, y los enemigos declarados de España, secesionistas catalanes y votos manchados de sangre de los seguidores de Bildu y Otegui. Pretenden (Pedro Sánchez todavía se esconde y no dice abiertamente nada sobre ello) acabar con el actual régimen de la Constitución del 78, establecer la República (el Domingo de Ramos, concejales del PSOE en Valladolid cantaron eso de “España, mañana, será republicana”), fraccionar España como nación alimentando el secesionismo de diferentes regiones (la última, el mitin de Pablo Iglesias en Canarias blandiendo la bandera independentistas en aquellas maravillosas islas), coartar la propiedad privada obligando a ceder al Estado las viviendas desocupadas por sus propietarios para que puedan ocuparlas sus adeptos, subida de impuestos a la clase media, esa que ha ganado su posición actual levantándose a las siete de la mañana cada día de su vida para ir a trabajar, para subvencionar a nacionales y extranjeros que no han trabajado en su vida, ni piensan hacerlo nunca, mantenimiento de asociaciones paralelas de todo tipo, prestas a tomar la calle en cualquier momento, no molestar al islamismo, no publicando ni convocando manifestación alguna en contra de casos de violencia de sexo que se dan con cierta frecuencia, gasto público descontrolado, provocado por las subvenciones y los subsidios, nunca hablan de crear empresas ni crear empleos, impuestos a la banca, que podría dejar de conceder préstamos y paralizar la economía, claro que podría ser utilizado por los mismos que lo provocan para hacerles responsables de la crisis que se avecina, tercera socialista de quiebra técnica de España, anexión de Navarra al País Vasco, amnistía para los golpistas catalanes en proceso de juicio en estos momentos, posterior elección de Oriol Junqueras como President de la Generalitat, estatutos de estados federados (disimulados jurídicamente) para el País Vasco y Cataluña.

 

Cartel electoral en Jerez de la Frontera

 

Y un tema de extraordinaria importancia, que afecta a ambos bandos y a todos los españoles: las pensiones, de lo que se habla mucho y no se hace nada por parte de nadie y que, en caso de venir mal dadas o ser intervenidos por Europa, pasarían a devaluarse de una forma similar a como se hizo en Grecia en su momento.

Otro tema de carácter mundial, que afecta directamente a España y del que nadie parece querer saber nada: Los musulmanes utilizan la democracia occidental para conquistar Europa, inshallah.

No sé qué es mejor, que gane el Frente Nacional o el Popular. En cualquier caso, hay posibilidades de involución y enfrentamiento entre las partes. Si gana el Frente Nacional, no lo va a aceptar el Frente Popular, tomando la calle cada dos por tres y haciendo imposible un convivir pacífico diario.

Si gana el Frente Popular, y se llevan a cabo los puntos que he expuesto en mis comentarios, también hay posibilidades de involución y enfrentamiento entre las partes, y Negrín y Largo Caballero pasarían a ser unos becarios ante la que se nos podría venir encima. En cualquier caso, estas elecciones marcarán el futuro de España durante el presente siglo XXI.

He dicho en diferentes ocasiones que los españoles somos muy democráticos, siempre que ganen los nuestros, sean quienes sean los nuestros. Y añado ahora:  La opinión es libre, y el voto vale lo mismo si lo emite un ignorante o un documentado.

 

 

Antonio Campos Fernández

Publicado en el Blog de Campos el 26-04-2019

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: