Carta a un culipardo

Eres un par de años más joven que yo, pertenecemos a la misma generación. Yo vivía en la calle El Gato, paso obligado por ti, y otros hijos de falangistas y adinerados de aquella época, para ir al Colegio Marianista, el mejor de la ciudad, privado, con unas instalaciones deportivas modélicas. Allí estabais matriculados quienes luego serían catedráticos de economía, grandes empresarios, inspectores de Hacienda y del Banco de España, todos, como he dicho, hijos de falangistas y sindicalistas de Franco, que sus padres tenían dinero para poder enviarlos a Madrid a estudiar una carrera universitaria, que luego han progresado en el Partido Socialista.

Cuando jugábamos al baloncesto contra vosotros, siempre perdíamos, erais los mejores y los más preparados. Y no pasaba nada, nos dábamos un abrazo al final del partido, y todos tan amigos. Nieto del Conde de la Cañadas, Grande de España, Doctor en Geografía e Historia, has dedicado muchos años de tu vida al partido político que creías representaba tu ideal socialdemócrata.

Yo me desilusioné hace muchos años, cuando me di cuenta que el que se movía, no salía en la foto. Cuando Pedro Sánchez formó gobierno, escribí un artículo: https://ancamfer.wordpress.com/2018/06/16/nuevo-gobierno/ en el que decía que “el nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sorprendido a la mayoría silenciosa de españoles rodeándose de un Consejo de Ministros integrado por personas preparadas, competentes, capaces, sensatas …” Han bastado solo ocho meses para comprobar que estaba errado, la verdad es que no se si con hache o sin hache, dos ceses inmediatos, otros dos que han incumplido la ética del partido, y el propio presidente acumulando mentiras a lo largo de su mandato. No se qué tiene el poder que vuelve tontas a personas inteligentes.

 

 

Ahora has sido tú la víctima del peor presidente de Gobierno de la democracia en España. Como buen manchego, noble, mitad sancho, mitad quijote, has tenido el gran pecado de llevar la contraria al “Iluminado Sánchez”, no aceptando intermediario alguno que fuera su parapeto en las concesiones a los secesionistas. Y no han tenido ni la valentía de decírtelo a la cara, que te has tenido que enterar por los periodistas, que la garbancera Adriana Lastra, una de las triovarias, te ha cesado de la Comisión Permanente, que son los únicos socialistas que seguirán en activo cuando se disuelvan las Cortes para unas próximas elecciones generales.

Te has inmolado. Con valentía, porque todavía estás en activo; los otros socialistas que han hablado están ya “en la reserva” que algunos, como yo, desearíamos que fuera activa. Volver a la socialdemocracia que puso a España en el mapa del mundo.

Casi de forma simultánea, Pedro Sánchez disuelve el Parlamento y convoca elecciones generales para el próximo 28 de abril, san Prudencio. Pero antes, como los malos toreros que saben que no han hecho una buena faena, trata de adornarse con un mitin que es el resumen integral de todas las mentiras que nos ha dicho durante su mandado, es más, ha sido un canto a su fracaso, a esa palabra que no se le cae de la boca cuando se refiere al secesionismo, negociar, cuando él ha negociado y no ha conseguido nada, solo ha hecho concesiones al independentismo, empezando por acercar a Barcelona a los políticos presos hasta rehabilitar a un asesino como fue Lluís Companys. Pero como la senda se ha acabado, pero él sigue, dice que hay que negociar, ¿con quién? Con los constitucionalistas catalanes que quieren vivir dentro de España, o con los secesionistas que no quieren negociar, solo imponer sus ideas. Algún día habrá que decir basta.

José María, tu serías buen presidente del Gobierno de España. Estás preparado, tienes experiencia, tienes dinero por lo que es mucho más difícil que metas la mano donde no debes, viviste la Transición y eres consciente que, cuando teníamos quince años, todavía eran las calles de tierra prensada en nuestra querida patria chica.

Se que es una ficción, que las hoces, los martillos, los mandiles, los puños en alto y las mentes que piensan en cerebros de terceros, no dejarán que recobremos la paz y el sosiego del que hemos disfrutado muchos años. Solo pido que el día de San Prudencia, los españoles tengamos prudencia, o sea, capacidad de pensar, ante ciertos acontecimientos o actividades, sobre los riesgos posibles que estos conllevan, y adecuar o modificar la conducta para no recibir o producir perjuicios innecesarios a ningún ciudadano honrado y decente.

 

Publicado en el Blog de Campos el 15-02-2019

 

 

 

 

 

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: