España – El franquismo en primera persona

Fernando Pacheco Herrera en Catalunya Junts / España Juntos

NIÑOS TARADOS DEL FRANQUISMO

Acabo de leer, el mejor retrato de mi generación, la de los niños que nacimos después de la guerra civil. La escribe un muy buen articulista, Javier Domenech y se titula “NIÑOS TARADOS DEL FRANQUISMO.”

Intentaré resumirlo en las menos palabras posibles, porque es un artículo largo para Facebook y que había que leer mascando cada palabra para comprender parte de lo que nos está pasando. Estamos descubriendo ahora que los niños del franquismo éramos unos tarados oprimidos por la disciplina, educados en la ignorancia, lastrados para el futuro. Nuestra infancia, para algunos, debió ser el espejismo de un tiempo oscuro.

Pobres tarados que merendábamos pan con fuagrás y con terrosas onzas de chocolate Matías López, que escuchábamos en la radio las aventuras de Diego Valor, piloto del espacio, que leíamos las aventuras del Guerrero del Antifaz, El Jabato, El Capitán Trueno y el TBO. Que comíamos pipas , regaliz , chicle Bozooka y bolitas de anís que nos vendía el pipero a la puerta del colegio, por cierto que ninguno fue por esto, ni obeso ni anoréxico , jugábamos a las canicas , piola y con pelotas de trapo atadas por cuerdas, y las niñas jugaban con muñecas y saltaban a la comba.

Los justos regalos que recibíamos eran excepcionales y por Reyes Magos, algunos teníamos la suerte de recibir algo que durante todo el año veíamos en los escaparates de las jugueterías; “Fuimos tan tarados que aguantamos sin secuelas de por vida los capones en el colegio y el dominio de los mayores. Aprendimos la lista de los reyes godos para ejercitar la memoria, los dictados eran una prueba de ortografía básica, las raíces cuadradas había que resolverlas sin calculadora y traducíamos del latín La Guerra de las Galias. Y si suspendías en Julio, te perdías las vacaciones. Tras ello, muchos acabaron en la Universidad, y muchos más aprendieron un oficio, iniciado como aprendices ……..”

Así estábamos de tarados que es lo que pretenden hacernos creer algunos que, criados en una sociedad opulenta, sin más valores que el logro del éxito, confunden nuestra infancia con la opresión.

Nuestro mayor pecado fue no valorar el enorme esfuerzo de unos padres que nunca tuvieron vacaciones, y fracasamos al querer proyectar sobre nuestros hijos una permisividad que a nosotros nunca nos habrían tolerado. Fuimos tan tarados que ahora nos sorprende ver como esos retoños, criados en un mundo de solo derechos y ninguna obligación, se alzan contra la sociedad que les ha permitido disfrutar de lo que jamás tuvimos nosotros.

“Es el triste final de acto en la tragedia cíclica de nuestra Historia donde los enfrentamientos son más frecuentes que los encuentros, donde la envidia supera el aprecio, donde personajes de inanes trayectorias personales, pretenden dirigir las vidas de los demás para imponer su sociedad soñada.

Tan tarados fuimos … a pesar de lo cual, ningún trauma nos achica, ningún complejo nos corroe y, yo al menos, y creo que la inmensa mayoría de mis amigos estamos muy, pero que muy orgullosos de haberlo vivido y haberlo superado.

Mira lo que se está difundiendo:

En la fila del supermercado, el cajero le dice a una señora que debería traer su propia bolsa, ya que las bolsas de plástico no son buenas para el medio ambiente.

La señora pide disculpas y explica: “Es que no había esta moda verde en mis tiempos.”

El empleado le contestó: “Ese es ahora nuestro problema. Su generación no puso suficiente cuidado en conservar el medio ambiente.”

Tiene razón, le dice la señora: nuestra generación no tenía esa moda verde en esos tiempos:

– En aquel entonces, las botellas de leche, las botellas de gaseosa y las de cerveza se devolvían a la tienda.

– La tienda las enviaba de nuevo a la fábrica para ser lavadas y esterilizadas antes de llenarlas de nuevo, de manera que se podían usar las mismas botellas una y otra vez. Así, realmente las reciclaban.

– Subíamos las escaleras, porque no había escaleras mecánicas en cada comercio ni oficina.

– Íbamos andando a las tiendas en lugar de ir en coches de 150 cv cada vez que necesitábamos recorrer 200 metros.

– Por entonces, lavábamos los pañales de los bebés porque no los había desechables.

– Secábamos la ropa en tendederos, no en secadoras que funcionan con 220 voltios. La energía solar y la eólica secaban verdaderamente nuestra ropa.

– Los chicos usaban la ropa de sus hermanos mayores, no siempre modelitos nuevos.

– Entonces teníamos una televisión, o radio, en casa, no un televisor en cada habitación. Y la TV tenía una pantallita del tamaño de un pañuelo, no una pantalla del tamaño de una ventana.

– En la cocina, molíamos y batíamos a mano, porque no había máquinas eléctricas que lo hiciesen por nosotros.

– Cuando empaquetábamos algo frágil para enviarlo por correo, usábamos periódicos arrugados para protegerlo, no cartones preformados o bolitas de plástico.

– En esos tiempos no arrancábamos un motor y quemábamos gasolina sólo para cortar el césped. Usábamos una podadora que funcionaba a músculo.

– Hacíamos ejercicio trabajando, así que no necesitábamos ir a un gimnasio para correr sobre cintas mecánicas que funcionan con electricidad.

– Bebíamos del grifo cuando teníamos sed, en lugar de usar vasitos o botellas de plástico cada vez que teníamos que tomar agua.

– Recargábamos las estilográficas con tinta, en lugar de comprar una nueva y cambiábamos las cuchillas de afeitar en vez de tirar a la basura toda la maquinilla sólo porque la hoja perdió su filo.

 

 

– En aquellos tiempos, la gente tomaba el tranvía o el autobús y los chicos iban en sus bicicletas a la escuela o andando, en lugar de usar a su mamá o papá como taxista las 24 horas.

– Teníamos un enchufe en cada habitación, no una regleta de enchufes para alimentar una docena de artefactos.

-Y no necesitábamos un aparato electrónico para recibir señales desde satélites situados a miles de kilómetros de distancia en el espacio para encontrar la pizzería más próxima.

– Así que me parece lógico que la actual generación se queje continuamente de lo irresponsables que éramos los ahora mayores por no tener esta maravillosa moda verde en nuestros tiempos.

 

 

Artículo de Antonio Campos Fernández

Yo soy cosecha del cincuenta, me crié con el queso amarillo y la leche en polvo de los americanos; el vino y la gaseosa se refrescaba en el pozo del patio; comí quintales de judías, lentejas, arroz y garbanzos; hacía cuatro viajes de ida y vuelta al colegio todos los días, andando; jugábamos en la calle; no había chicos con pies planos ni dientes torcidos, todos flacos y duros como el acero, de comer poco y jugar mucho;

estudié con una beca del PIO para lo que había que sacar una nota media mínima de notable en la convocatoria de junio; los padres no hablaban nunca con sus hijos de penurias pasadas. Nunca he sabido si era miedo, prudencia, alejarse de los recuerdos o evitar sufrimientos innecesarios a sus hijos. Lo que es verdad es que estábamos ignorantes de lo que había ocurrido en España en los años anteriores al nacimiento de cada uno de nosotros; vi lo que era el mar y las gambas cuando tenía dieciocho años que, más o menos, fue cuando me di cuenta del régimen político en el que vivía; si no te metías con Franco o con la Falange, la seguridad ciudadana y personal era muy superior a la actual, en la que cualquiera, salvo la policía, puede agredirte por cualquier cosa de mínima importancia.

 

 

Para que todos sepamos de qué hablamos, voy a tratar de relatar lo que ocurría en el mundo, en España y en mi ciudad de nacimiento, Ciudad Real, una pequeña capital de provincia situada en el centro de España, en el año 1967.

Las tres personas más importantes del mundo eran: Lyndon B. Johnson, Presidente de Estados Unidos; Leonid Brézhnev, Secretario General del Comité Central del Partido Comunista de la URSS; y el Papa Pablo VI.

Mediante un golpe de Estado en Indonesia, el dictador Suharto toma el poder absoluto y al año siguiente será elegido presidente.

El ejército griego da un golpe de Estado bajo la dirección del coronel Patakos. Detuvieron a gran parte de los políticos de los partidos de izquierda y del centro, y centenares de intelectuales y simpatizantes. Entre las primeras medidas del gobierno figuró una orden prohibiendo los bikinis y las minifaldas. El rey Constantino se exilia en Roma.

Guerra de los Seis días. El recién creado Estado de Israel ataca a las fuerzas árabes de Siria, Egipto y Jordania. Conquista los Altos del Golán. La guerra concluye en seis días con la victoria de Israel, que en ese tiempo ha multiplicado por tres su territorio, y reclama a Jordania la ciudad Santa de Jerusalén. El coste de esta “guerra relámpago”, y según las cifras oficiales disponibles, fue de 21.000 muertos, 45.000 heridos y 6.000 prisioneros. 

En Bangkok, capital de Thailandia, seis países (Indonesia, Malasia, Singapur, Filipinas, China y Thailandia) fundan la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) cuyo propósito es acelerar el crecimiento económico y fomentar la paz y la estabilidad regional. Con el tiempo se unirán todas las naciones del Sudeste Asiático. 

Muere en Bolivia el guerrillero argentino Ernesto “Che” Guevara, que jugó un importante papel en la Revolución cubana y que, aún hoy, sigue siendo un símbolo del comunismo y la revolución.

Jacques Anquetil bate el record de velocidad en una hora, al sobrepasar en 147 metros los 47’36 Kms anteriormente establecidos.

Estados Unidos seguía luchando en la Guerra de Vietnam contra el avance del comunismo, con grandes protestas en su contra a nivel internacional, generando olas de pacifismo y el movimiento hippy. El boxeador Cassius Clay se negó a ir a la guerra.

Naciones Unidas declaró 1967 Año Internacional del Turismo. Aquí en España ya se empezaban a ver los primeros bikinis. Las turistas venidas del norte de Europa revolucionaban nuestras playas con esa prenda minúscula en aquel entonces, pero cien veces mayor que en la actualidad.

 

 

Nacieron los que serían famosos: Iván Zamorano (futbolista chileno), Roberto Baggio (futbolista italiano), Benicio del Toro (actor), Kurt Cobain (cantante de Nirvana), Mario Cipollini (ciclista), Nicole Kidman (actriz), Pamela Anderson (actriz), Julia Roberts (actriz), Boris Becker (tenista).

Murieron los que ya eran famosos: Violeta Parra (música y cantante chilena), Robert Oppenheimer  (físico estadounidense y director científico del proyecto Manhattan, padre de la bomba atómica), José Martínez Ruiz “Azorín” (escritor español), Konrad Adenauer (canciller alemán), Edgar Neville (escritor, autor de teatro y cineasta español), Manolo Morán (actor español), Primo Carnera (boxeador italiano, campeón del mundo de los pesos pesados), Spencer Tracy (actor estadounidense), Vivien Leigh (actriz británica), Manuel Jiménez Moreno “Chicuelo” (matador de toros español).

En el festival de Eurovisión gana Reino Unido con la canción Puppet on a string de Sandie Shaw.

Gabriel García Márquez, futuro Premio Nobel, publica Cien años de soledad.

 

ESPAÑA

En el mes de julio se forma el XI Gobierno de la época franquista. Jefe del Estado y Presidente del Gobierno, Generalísimo Franco; las principales novedades son: Vicepresidente del Gobierno, Almirante Luis Carrero Blanco; otros tantos generales al frente de los Ministerios de los que dependen las Fuerzas Armadas de los tres ejércitos, la Policía, la Guardia Civil y Gobernación; Manuel Fraga Iribarne repite como Ministro de Información y Turismo, y Laureano López Rodó, Ministro Comisario del Plan de Desarrollo.

No se puede dejar de hablar del desarrollo económico español en la década de los sesenta, con tasas de crecimiento del PIB en términos reales que se situaron en una media del 7% anual, un crecimiento económico que no se había registrado hasta entonces durante el siglo XX, y que no se volvería a repetir en el futuro.

 

 

No es objeto de estas líneas profundizar en este tema, pero los Planes de Desarrollo liderados por los “Lópeces” cambió España, los españoles empezaron a comer regularmente bien tres comidas al día.

“Durante los años (1964-1973) se alcanzó un alto grado de crecimiento económico y transformación de la estructura del país, España deja de ser un país agrario para transformarse en un país industrial y urbano, alcanzando los estándares de país desarrollado y próspero. Las principales producciones industriales se convirtieron en la fabricación de automóviles, maquinarias y la construcción naval. Pero no se logró alcanzar el crecimiento constante y armónico previsto en los planes, la economía, sin dejar de crecer, entró en periodos de avances y frenazos, alternándose etapas de crecimiento con inflación y etapas de estabilización y crisis”.

Influyó de forma decisiva el turismo extranjero, promovido por Fraga Iribarne; la inversión extranjera que acudió al amparo de unos menores costes laborales que en otros países; y la emigración de los trabajadores españoles a otros países europeos, que supuso bajar la tasa de paro y una fuerte entrada de divisas, hasta tal punto que los bancos enviaban a sus comerciales a esos países para captar las cuentas de los emigrantes.

Otro tema importante en el año fue la promulgación de la Ley Orgánica del Estado, aprobada bajo referéndum en diciembre del año anterior, y junto con las otras siete leyes fundamentales del régimen, consiguió institucionalizar el régimen franquista. El contenido era:

  • La separación de cargos de Jefe del Estado y Jefe del Gobierno, aunque eso no impidió que Franco siguiera ostentando los dos hasta 1972, cuando las Cortes eligieron como Presidente del Gobierno a Luis Carrero Blanco (que fue asesinado por ETA en 1973) y al que sustituyó Carlos Arias Navarro.
  • Aumento del número de procuradores de las Cortes, incorporando los 102 del tercio familiar que preveía a Ley Constitutiva de las Cortes en 1942, pero que hasta ese momento no habían sido elegidos.
  • Asentamiento de la institución monárquica en España
  • Contemplación de la posibilidad de crear asociaciones políticas.

Más cosas que ocurrieron ese año en España:

Devaluación de la peseta, fijando su paridad en 70 pesetas por dólar americano.

Festividad del Primero de Mayo. Titulares de prensa: La normalidad ha sido completa en casi todo el territorio nacional. Solo en San Sebastián los incidentes han tenido alguna relevancia, interviniendo unos mil mozalbetes. Se calcula que solo unas 3.500 personas han tomado parte en las algaradas, siendo estos agitadores profesionales ajenos a los trabajadores. En Barcelona se ha desarticulado una reunión ilegal, entre ellos tres sacerdotes. En cambio, más de 80.000 personas aplaudieron puestos de pie a Franco que presidió la X Demostración Sindical en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid.

 

 

Volem bisbes catalans! (¡Queremos obispos catalanes!) fue una campaña promovida por Jordi Pujol, y silenciada por los medios de comunicación del momento, pretendiendo que se nombraran obispos catalanes en todas las diócesis de Cataluña, con motivo del nombramiento del vallisoletano Marcelo González Martín como Arzobispo de Barcelona. No se sabe hasta dónde alcanzó el tema, pero lo que sí es cierto es que al nombrado lo sucedió el catalán Narcís Jubany en 1971.

El Tribunal Supremo declara ilegal el sindicato Comisiones Obreras.

La televisión era en blanco y negro, solo emitía Radio Televisión Española, en primera y única cadena, acababa la programación a las doce y media de la noche con el último telediario y el himno de España. Algunos directores y conductores de programas: Juanjo Menéndez, Jesús Álvarez, Enrique Rubio, Joaquín Soler Serrano, Julita Martínez, Alberto Closas, Tony Leblanc, Narciso Ibáñez Menta, Elvira Quintillá, Álvaro de la Iglesia, Francisco García Pavón, Rosa María Mateo, José María Sánchez Silva, Victoriano Fernández Asís, Antonio Gala, Maruja Callaved. Y decíamos que era muy mala …

Discos de moda: La caza por Juan y Junior; Cállate niña por Jeanette; Embustero y Bailarín de los Pekeniques; Hablemos del amor compuesta por Manuel Alejandro e interpretada por Raphael; Mi gran noche popularizada por Raphael; Romeo y Julieta de Karina; Mujeres y vino de Manolo Escobar.

Comienza la publicación del diario deportivo As, competencia del Marca, que además se utilizaba para envolver los bocadillos.

La Liga de futbol la ganó el Real Madrid.

La vuelta ciclista a España la ganó Jan Janssen.

Se promociona de forma insistente el consumo de la patata, quita hambre de pobres.

Obligatorio el NODO, creado en el año 1942 para glosar las bondades del Régimen.

 

 

Solo el 7,2% de los universitarios son hijos de trabajadores.

Manolo Santana mandaba en el tenis, figura mundial de la época.

Al 30 de septiembre, las matrículas de coches alcanzaban la siguiente numeración: 615.011 en Madrid; 584.042 en Barcelona; 26.294 en Ciudad Real.

El primer premio de la Lotería de Navidad fue 43758, vendido íntegramente en Málaga.

El boxeador hispano-cubano Pepe Legrá se proclama campeón de Europa de los pesos pluma.

Toreros. Clasificación, por orden numérico, de los triunfadores de la temporada: Paco Camino, Antonio Ordóñez, Manuel Benítez “El Cordobés”, Diego Puerta, Santiago Martín “El Viti”, Antonio Chenel “Antoñete”, Francisco Rivera “Paquirri”, José Fuentes, Pedrín Benjumea y José Manuel Inchausti “Tinín”.

Nacieron ese año las que más tarde serían conocidas presentadoras: Paloma Lago, Raquel Revuelta, Minerva Piqueras, Yvonne Reyes, Mabel Lozano, María Rey, Verónica Mengod.

El comentarista Fernando Casares resume lo pasado en España durante ese año: “Fundamentalmente, en 1967 los españoles hemos estado viviendo, como años anteriores, por encima de nuestras posibilidades, desencadenando inadvertidamente un claro proceso inflacionario. El movimiento dinerario iba aumentando más y más. Y el Gobierno tuvo que frenarlo; de ahí la regulación de las ventas a plazos, las restricciones crediticias y el deseo de fomentar el ahorro. Las medidas relativas al crédito, sobre todo, han presionado sobre gran parte de las empresas en estrictos términos económicos, y de las dificultades empresariales han surgido dificultades laborales”.  Como se ve, el español tropieza varias veces en la misma piedra.

 

CIUAD REAL

 

 

El diario Lanza, único periódico existente en la provincia de Ciudad Real, valía dos pesetas, que subió a tres pesetas en el segundo semestre del año, lo dirigía José Gutiérrez Ortega. La editorial del primer día del año, firmada por el periodista Emilio Arjona, entre otras cosas, pedía:

*Queremos que sea el año de la venida de las aguas. Pero de la venida por su cauce. Es decir, por las acometidas.

*Deseamos que este año, desaparezcan esos montones de piedras y tierra que aún quedan por algunas calles.

*Queremos que después de las obras de distribución del agua, se vislumbren próximas las del alcantarillado. Para poder pensar, ya tranquilos, en una ciudad limpia, aseada y cómoda. Y para pasar, de una vez, todos los sustos de zanjas y terraplenes.

*Queremos que en este año tenga lugar ese formidable plan municipal de alumbrado general.

La traducción de estos comentarios es que había calles de tierra compactada, empedradas otras muchas, que las había que no tenían luz pública, que el agua no llegaba a todas las casas, que faltaba alcantarillado, que en la Plaza del Pilar se formaban unas “lagunas” que concentraba multitud de mirones cuando llovía, que la ciudad estaba más cerca del siglo XIX que del XX.

 

 

Radios: Existían Radio Ciudad Real de la Cadena SER, Radio Popular y la Voz Sindical de Ciudad Real.

Cines: Teatro Cervantes, Cine Olympia, Cine Castillo, en invierno. De verano: Calatrava, Castillo, Savoy, Avenida, Romasol y Plaza de Toros. Películas anunciadas con “Calificación moral”.

 

 

El domingo 28 de mayo tuvo lugar en la Plaza del Generalísimo la Coronación de la imagen de la Virgen del Prado, con un acto litúrgico celebrado por el Obispo Hervás y Benet, en el que se dio lectura a la Bula Pontifica de S.S. Pablo VI en la que otorgaba la coronación. Intervinieron, además, el Alcalde D. Luis Martínez Gutiérrez, el Gobernador Civil D. Julio Rico de Sanz, y el Presidente de la Diputación D. José María Aparicio Arce.

El baile de fiestas en la Fuente Talaverana, con actuaciones de primer nivel nacional, costaba 150 peseta la pareja, con derecho a consumición. La Fuente Talaverana, en el Parque Gasset, era el marco más bonito y distinguido de todo Ciudad Real.

Se pone en periodo de pruebas tres semáforos, hasta ahora inexistentes en la ciudad.

En la Plaza de Toros y bajo el auspicio de los Festivales de España, actúa Antoñita Moreno, precio diez pesetas la butaca.

Un solo Instituto de Enseñanza Media para toda la provincia, el Maestro Juan de Ávila en la calle Caballeros, que se desdobló en masculino y femenino. Los hijos de los pudientes de la época, casi todos muy franquistas, iban a estudiar a los Marinistas, que tenían que examinarse en el Instituto público; ahora muchos de esos son socialistas, ocupan y han ocupado puestos importantes en la empresa y en la política. Bachiller Elemental, Bachiller Superior, PREU. Con sus correspondientes reválidas.

Además, podía estudiarse Peritaje Mercantil y Magisterio, a cuyas carreras se accedía con el Bachiller Elemental. Los buenos estudiantes lo hacían en paralelo, con lo que muchos chavales de diecisiete o dieciocho años eran Bachilleres Superiores, Peritos Mercantiles y Maestros.

 

 

El PIO – Principio de Igualdad de Oportunidades dota un fondo de 2.400 millones de pesetas para becas de estudio, a nivel nacional. Para obtenerlas los estudiantes tienen que superar todas las asignaturas en la convocatoria de junio con una nota media de notable (siete sobre diez).

Para hablar por teléfono entre distintas ciudades, había que pedir conferencia a la centralita de la única operadora existente, La Compañía Telefónica Nacional de España. Para hablar, por ejemplo, entre Ciudad Real y Bolaños (34 Kms), podía haber una demora de tres o cuatro horas.

El verdadero protagonista social fue el SEAT 600, coche fabricado en Barcelona y que supuso el inicio de la clase media española. Valía 60.000 pesetas, había que apuntarse en una lista de solicitudes y tardaban unos seis meses en dártelo. Su velocidad máxima era de 110 Kms/hora, aunque lo correcto eran 90 Kms/hora para que no se calentase. Cinco personas, sin cinturones de seguridad, reposa cabezas ni airbag.

Para los que en ese año éramos unos chavales, la mayoría de edad era a los veintiún años, nos habíamos criado jugando en la calle, columpios de hierro, bicicleta sin casco, futbol en campos de tierra con piedras y las porterías señaladas con las carteras de los libros, pídola, escondite, pañuelo y otros, que hacían delgados y musculosos a los muchachos.

Teníamos clases mañana y tarde e íbamos a almorzar a casa, solos y a pie, había buenos y malos estudiantes y los que no pasaban repetían curso y lo intentaban al siguiente, merendábamos un trozo de pan con aceite y pimentón, si alguien sufría una herida, se curaba con mercurocromo, y a seguir jugando; si era una pedrada, se ponía una peseta, o un duro si lo había, cubriendo el chichón, fuertemente apretado con un pañuelo, y a seguir jugando. Y cuando empezaba a anochecer, todo el mundo a su casa y no se te ocurriera quejarte, porque el padre te daba un coscorrón acompañado de las palabras que más herían: Hay que ser más listo. Eso quería decir que había que empezar a ser hombre muy temprano y saber solucionar tus propios problemas.

 

 

Empezaban los guateques, con tocadiscos y discos de vinilo, con mucha luz y a base de tintorro, y los dolores, porque las chicas te ponían los brazos y codos en tu pecho, haciendo inútiles cualquier intento de pasar de ahí.

Hasta aquí, los archivos que he consultado y mis recuerdos personales. Durante los años cincuenta había pobreza por escasez de alimentos y falta de estructuras sanitarias. Había grandes colas para conseguir el petróleo para las estufas portátiles, no había calefacción y mucho menos aire acondicionado en ninguna vivienda, el agua corriente no llegaba a todas las casas, debiendo acercarse a las fuentes municipales que había en cada pueblo y ciudad, el pavimento de las calles era de tierra compacta, la basura se recogía con carros tirados por mulas, la leche, la miel, el arrope, el vino, los churros, se vendían por las calles, transportados en mulos y voceados convenientemente por sus vendedores, en los colegios se repartía a mitad de la mañana raciones de queso y leche en polvo, de origen y ayuda americana, alimentos que muy pocos podían comprara para sus casas, el ocio del domingo se limitaba a ir al cine, películas intrascendentes censuradas previamente, todos los días, al entrar al colegio, se cantaba El Cara al Sol …

 

 

Durante los años sesenta, la vida empezó a cambiar. Las remesas de divisas que enviaban los emigrantes, el turismo que llegaba de toda Europa al sol y el mar de las costas españolas, el reconocimiento político por parte de EEUU y, sobre todo, los Planes de Desarrollo, mejoraron sustancialmente la vida de los españoles, muchos de los cuales pudieron acceder a la universidad.

Fueron años duros, muy duros, pero la gente era feliz. Nadie se metía con nadie si tú no te metías con Franco, La Falange o la Iglesia Católica. Si había una pelea, la gente intervenía para apartar a los contendientes, no como ahora que todo el mundo sale corriendo “por lo que pueda pasar”. No había droga. Los vecinos se conocían todos, se ayudaban, eran solidarios y cuidaban unos de las casas de los otros. La palabra dada era como un contrato escrito y se cerraban negocios con un apretón de manos. Todo el mundo era un patriota español y juraba bandera “hasta derramar la última gota de sangre”.

En la primavera de 1968, se produjo el mayo francés. Crisis de empleo en una Francia próspera económicamente; bajada de sueldos y trabajo precario; manifestaciones constantes por las calles de París y represiones policiales, provocaron la aparición de organizaciones estudiantiles de oposición a la policía. El tres de mayo se manifestaron miles de estudiantes y obreros, huelga general, represión policial, con el resultado de 450 detenidos, 500 manifestantes heridos, otros 500 heridos entre las fuerzas de seguridad y una huelga nacional seguida por más de diez millones de ciudadanos.

El mayo francés de 1968 supuso un acontecimiento de difícil clasificación. Al considerarse un hecho espontáneo, sin un objetivo fijo y compuesto por muchos grupos sociales con diferentes intereses, tuvo repercusión en todo el mundo, a donde se transmitió como la revolución de obreros y estudiantes ante el poder establecido. A España llegaban las noticias de forma muy resumida y sesgada, pero suficiente para que a partir de esa fecha empezaran a moverse entre los jóvenes, inquietudes hasta ese momento silenciadas.

Pero Franco murió en su lecho, nadie fue capaz de derrotarlo ni hubo oposición real y quien diga lo contrario, miente. Los únicos, pocos, controlados por la policía, eran los del Partido Comunista y los del Sindicato CCOO, que los retenían en Comisaría con motivo de la celebración del Primero de Mayo, y luego los soltaban.

El funeral y posterior entierro de Franco fue la mayor concentración de personas que he visto en mi vida. Ese día, toda España era franquista.

 

 

En algún momento me día cuenta que, a pesar de haber sido feliz en mi infancia y juventud, había que contribuir al cambio de la sociedad, creyendo que la democracia era la solución a todos los problemas. Milité en asociaciones antifranquistas, visité la comisaría muchas veces, cuando acabé el servicio militar anotaron en mi expediente “contrario al Régimen” como consta hoy en día en los archivos correspondientes que he comprobado no hace mucho, me afilié a un partido progresista de centro izquierda, del que me di de baja cuando vi la dictatorial forma de dirigirlo y el rechazo a cualquier discrepancia que pudiera haber con quienes mandaban. A partir de ahí, me centré en la progresión de mis estudios y mi trabajo, en el que he cotizado a Hacienda durante cuarenta y cinco años ininterrumpidos.

 

 

Desde aquellas fechas, he ampliado mi sentido democrático en todos los aspectos, pero sigo siendo el crítico de siempre con aquello que no me gusta y, en especial, con el trato discriminatorio entre iguales, esa igualdad que marca la Constitución que nos dimos en 1978 como alternativa a una nueva guerra civil, en la que todos, sin excepción, tuvieron que renunciar a parte de sus pretensiones, y que ahora unos cuantos quieren desenterrar y volver a un pasado luctuoso para todos los españoles, sin distinción de bandería, sexo ni lugar de nacimiento.

España ha mejorado mucho en todos los aspectos durante el periodo democrático, con todos los presidentes de gobierno habidos, desde Suárez hasta Aznar, eso sí, con casos de corrupción histórica tanto en el PP como en el PSOE, más o menos tapados y que han hecho rico a más de uno, de ahí la importancia, entre otras, de los dosieres que maneja el independentista Jordi Pujol.

Con el presidente Zapatero llegó el “buenismo”, el aumento del gasto público, una crisis financiera sin precedentes, la cuasi quiebra financiera del Estado y la Ley de Memoria Histórica, que abrió la Caja de Pandora que habíamos enterrado las dos generaciones anteriores, protagonistas de la Transición.

El presidente actual, Pedro Sánchez, del PSOE, ha enterrado la socialdemocracia española que tanto costó construir por los nacidos en las décadas de los 40, 50 y 60, liderada por Felipe González que, con sus pros y sus contras, puso a España en Europa y nos llevó al estado del bienestar, completado por su sucesor Aznar, esa generación a los que ahora Podemos quiere negarles el voto, pretendiendo que solo lo hagan los comprendidos entre 16 y 45 años, es decir, voto cautivo para acabar con la iglesia católica, la monarquía, la constitución e instaurar una República censora y de pensamiento único, la URSI (Unión Republicana Socialista Ibérica).

Pero de todo esto hablaremos cuando llegue su momento.

 

Publicado en el Blog de Campos el 10-01-2019

 

 

 

 

 

 

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: