Pensiones – Informe KPMG

Llevo muchos años hablando del problema de las PENSIONES en España, sobre el que todos los gobiernos habidos hablan, pero ninguno ha puesto soluciones verdaderas al tema. La “solución mágica” adoptada es retrasar la edad de jubilación, acerca de la que yo me he pronunciado en diferentes ocasiones que, con las leyes actuales, no es ninguna solución, es más, es un problema añadido.

Con el sistema actual, son pocas las personas nacidas a partir del último cuarto del siglo pasado, las que van a percibir una pensión similar a las actuales, pues los jóvenes, por lo general, se incorporan muy tarde al trabajo, y pese a ese retraso teórico de la jubilación, con una u otra nomenclatura para enmascarar lo que de verdad es, son despedidos a muy temprana edad, algunos a partir de los cincuenta y cinco años. Quedan a salvo los funcionarios públicos, con excepciones como son el ejército, policías, bomberos y todos aquellos que llevan un fuerte componente de actividad física, pues no veo un policía de 67 años corriendo detrás de un delincuente.

Esta ha sido siempre mi teoría. Ahora, un estudio de KPMG estima que el 72% de las grandes empresas se plantean jubilar a sus empleados más veteranos para abaratar costes. Ese es el verdadero problema. Los empleados son, todos, prescindibles; las máquinas los sustituyen y quienes hacen trabajar a esas máquinas son personas jóvenes y con una preparación acorde a ese cometido; los únicos, todavía, imprescindibles, son los vendedores, de lo que sea, los que están a pie de calle, de tren en tren o de avión en avión, hasta los que te llaman desde Marruecos o desde Perú a las tres de la tarde cuando estás comiendo o ya en la siesta.

El más claro ejemplo ha sido el presidente de BBVA, que ha llevado a los accionistas a la ruina prejubilando, despidiendo con pago diferido, a sus directivos más cotizados durante los últimos 10/15 años, sustituyéndolos por jóvenes que ganaban la cuarta parte de los cesados y, además, no disienten del mando ni para desayunar lo que el mando quiera. Y él, con 75 años, en el machito.

 

 

El tiempo pasa más deprisa de lo que uno es consciente y las arcas del Estado no tienen dinero para pagar las pensiones, que desde hace algún tiempo viene haciéndose con endeudamiento público.

Una vez más, disiento de todas esas entelequias que nos quieren vender. Hay que elegir entre tener unas cosas u otras, y no crucificar a ningún partido político, de ningún tipo ni color, que de verdad quiera abordar este asunto, defendiendo canonjías personales o territoriales en detrimento del interés general de todos los españoles.

 

Publicado en el Blog de Campos el 07-01-2019

Etiquetas: , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: