San Silvestre

Hoy es el último día del presente año 2018, en el que la mente junta lo realmente vivido, tratando de recordar alegrías y obviando las tristezas, y la esperanza de buenos deseos personales y generales que, cumplido el ciclo tal día como hoy del próximo año, la mayoría de las veces no alcanzan el objetivo previsto. Así es la vida, sueños y realidades, tristezas y alegrías, transitar de la mejor forma posible, cuidando hacer el bien o al menos hacer el menor daño posible,

Nuestro presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido con el president de la Generalitat, Sr. Torra, como si se tratara del presidente de otro Estado independiente de cualquier parte del mundo, siendo vilipendiado él, y todos los españoles pues, al fin y al cabo, nos guste o no, representa a todos los españoles, con la reivindicación secesionista del lazo amarillo en la solapa de todos sus interlocutores.

De lo que hablaron, sabemos poco, pero no debe ser muy ajustado a la Constitución vigente porque ERC ha encomendado a Torra no filtrar las 21 exigencias (sí, exigencias Sr. Sánchez, aquí no hay negociación de ningún tipo, o se les da cuanto piden o el asunto habrá que arreglarlo por otros medios) para blindar a Pedro Sánchez, porque entienden que “es un suicidio hacer caer a Sánchez, el único con el que se podrá negociar algo” que, según ABC de ayer, cuando “Torra le entregó el documento con los 21 puntos a Artadi que en realidad solo eran tres, desarrollados en subapartados, para someterlo a su a consideración y posteriormente a la de Esquerra, se encontró con un rechazo unánime. No solo planteaba cuestiones inasumibles para Pedro Sánchez, como celebrar un referendo de independencia con la correspondiente mediación internacional para acordarlo, sino que contenía exigencias retóricas fuera del alcance del presidente del Gobierno, tales como «la puesta en libertad inmediata de los presos políticos» o «frenar el avance de la ultraderecha en Cataluña», como si los socialistas tuvieran algún interés en pactar con Vox”.

Pero han transcendido, filtrados, los puntos más importantes:  Uno, el ejercicio del derecho a la autodeterminación, “con una propuesta de una comisión internacional que medie entre los gobiernos de Cataluña y de España”. Dos, la “desfranquización” de España. Y tres, la “regeneración democrática y la ética política como fundamentos en los cuales basar la discusión política”.

La traducción está clara: Independencia sí o sí; Franco lleva enterrado más de cuarenta años y la juventud no sabía quién fue hasta que el gobierno de Pedro Sánchez “le resucitó”, propiciando la aparición de VOX por sus alianzas con comunistas, separatistas y proetarras, que atentan contra la integridad del Estado, que ha conseguido unos resultados en las urnas inesperados y cuyos diputados han prometido o jurado su cargo “por España”, sin triquiñuelas de ningún tipo, sin complejos, y que “amenazan” con seguir creciendo de forma muy importante en toda España, lo que frustraría las manos hoy calientes de quienes pretenden la independencia de su territorio o de quienes desde el otro extremo de la izquierda quieren acabar con la Constitución y el sistema político que nos dimos en la Transición; y el tercer tema de regeneración democrática y ética política, la verdad, no sé qué quiere decir, cuando Cataluña ha sido la tierra prometida de las comisiones a partidos políticos y Jordi Pujol sigue en libertad y no hay reaños (dulce palabra sustitutiva) para proceder contra él: Aquí ha debido estar “pringao” hasta el botones de Zarza de Alange.

Nuestro presidente hace el Don Tancredo (igual que hacía Rajoy), limitándose a decir que el gobierno de la nación “se ciñe al comunicado conjunto pactado con el Govern de la Generalitat”, en el que las dos partes reconocen la existencia de “un conflicto sobre el futuro de Cataluña” y comparten, pese a las “diferencias notables”, una apuesta por un “diálogo efectivo” que pueda vehicular una propuesta política “que cuente con un amplio apoyo en la sociedad catalana”.

Pero sí va haciendo cosas para que los catalanes independentistas (con los otros ni siquiera ha tenido unas palabras, no digo de cariño, sino de convivencia), como las siguientes:

  • Ha enviado a los políticos presos a prisiones catalanas
  • Ha dejado sin poder en Cataluña a la Alta Inspección en la nueva Ley de Educación, para que así nadie pueda decirles nada sobre qué enseñan, cómo y cuál es la inmersión real en los idiomas catalán y español, y que los padres decidan libremente educar a sus hijos sin adoctrinamiento separatista.
  • Como detallaba en mi artículo del pasado sábado, la Declaración de reparación y reconocimiento personal en favor de DON LLUÍS COMPANYS i JOVER, por la que se rechaza y condena el Consejo de Guerra que decidió su ejecución.  https://ancamfer.wordpress.com/2018/12/29/lluis-companys/
  • La Generalitat abandona en enero 2019 el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), que tiene las tres cuartas partes de su endeudamiento, unos 66.000 millones de euros pendientes sin reembolso al Estado Español (para hacerse una idea de la magnitud de la deuda, indicar que los ingresos tributarios por IRPF en toda España en 2017 fueron 77.038 mil millones de euros), para financiarse a través del Fondo de Facilidad Financiera (FFF), otro mecanismo de liquidez habilitado por el Estado, pero sin la normativa y condicionantes y, sobre todo, control del gasto, que lo financiado a través del FLA.

Como estamos en Navidad, Pedro Sánchez ha tomado vacaciones viajando en “su” Falcon, con su perro/a al cuidado de un mangurrino, ha declarado secreto de Estado sus gastos y los de su esposa, al igual que los Castro, Maduro y personajes similares, en un país en el que se controlan los gastos del Jefe del Estado y de la Casa Real, y ha felicitado a los ciudadanos con este mensaje, que no sé cómo calificar:

“Felices fiestas de invierno y que paséis una feliz noche con vuestros seres queridos, mascotas, hijos y familias inclusivas, igualitarias y feministas”.

Espero que el año próximo descabalguen al “sanchismo” de la política que, a base de decretos autárquicos y pactos con anti constitucionalistas, va a resquebrajar la paz que nos dimos todos los españoles hace cuarenta años. Y no me explico cómo lo permite la vieja guardia de socialistas honestos.

Mientras tanto, la profesora de estudios islámicos Suad Saleh, de la Universidad Al-Azhar de el Cairo en Egipto, defiende que el Islam permite la violación de las mujeres no musulmanas en la guerra al ser “enemigos del Islam”.

“Las prisioneras de guerra son de su propiedad. Se puede humillarlas y deben ser propiedad de un señor de la guerra o de un musulmán que pueda disfrutar de ellas como de sus esposas”, dijo en el canal al-Hayat TV, un canal egipcio público.

El imán de Dinamarca defiende que los hombres musulmanes se casen con niñas: “Si se observa lo que ocurre en los campos de refugiados, envueltos de forma cada vez más frecuente en violencia e incertidumbre, es mejor para una niña encontrar a un hombre para formar una familia y tener mayor estabilidad y seguridad”

Y para los que hablan de religión de paz, Salah, el futbolista franquicia del Liverpool, musulmán moderado, ha amenazado con marcharse del club si fichan a un judío que parece pretende su equipo.

Izquierda Unida suelta una bomba de origen comunista por boca de Marisa de Simón: “En materia de educación sexual no es una cuestión de que los padres y las madres decidan. Ustedes como padres pueden decir lo que quieran. Están en su derecho. Pero no a decidir por sus hijos en estas cuestiones”. Luego vendrá el adoctrinamiento sectario y la decisión de qué estudios superiores tiene que hacer cada uno para poder satisfacer las necesidades del Estado Comunista.

Los manteros, parte de esos inmigrantes que iban a pagar las pensiones de nuestros jubilados, protestan contra la campaña municipal de Navidad del Ayuntamiento de Madrid y su lema “Si compras falsificaciones, la aventura siempre acaba mal”, con su propio eslogan contra los munícipes: “Sois unos racistas”.

 

 

Este episodio de” lavado de cara” de la Gran Vía, me recuerda uno que viví en los años sesenta y tantos del siglo pasado. Iba Franco en persona a inaugurar el Hospital Provincial a mi ciudad. Entonces, estaba lejos del centro y a su alrededor no había nada. Así que el Gobernador Civil de turno tuvo la feliz idea de construir, en cartón piedra, bonitas casas y jardines, planas y en perspectiva, con las que se fueron decorando los sitios por dónde tenía que pasar, que al ser en coche y con cierta celeridad, daban, y dieron, el pego. Bueno, pues esto, igual, ahora desde el otro extremo.

El discurso del Rey, como en los toros, división de opiniones; para mí fue laxo, faena ligera, apañada con ambas manos, pero no pudo con el toro que le cayó en suerte. Respetuoso silencio del público.

En donde ha habido sonoros pitos es en el entorno de la Casa Real por la juerga nocturna que se corrió Dña Leticia con periodistas de Podemos, excompañeras de TVE y CNN Plus, que son claramente republicanas y antimonárquicas. ¿Cómo era eso de la mujer del César …?

 

 

Pero si hay alguien a quien este año hay que considerar “La tonta vaginal”, es a nuestra vicepresidenta Carmen Calvo, que ha dicho hace pocas fechas lo siguiente: “Proteger la libertad sexual de las mujeres implica aceptar la verdad de lo que dicen. Las mujeres tienen que ser creídas sí o sí, como en cualquier otro tipo de delito”.

Se ha cargado el artículo 14 de la Constitución, que dice: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

Cualquier ciudadano puede acudir, tras el cumplimiento de los requisitos y tramitaciones establecidas para ello, al recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional para la protección del derecho de igualdad ante la Ley recogido en el artículo 14 de la Constitución (art. 53.2 y art. 161.1.b de la Constitución Española).

Y el Derecho Fundamental de Presunción de Inocencia y la Carga de la prueba, como explica el letrado Ramón de Román Díez:

El derecho de presunción de inocencia corresponde a todo imputado en un proceso penal a ser tratado como si fuese inocente, hasta que una sentencia firme establezca su condena.
Dicho derecho constituye uno de los pilares básicos del sistema penal de los Estados democráticos, recogido en distintos instrumentos internacionales.

En nuestro derecho se encuentra expresamente recogido en la Constitución Española en el artículo 24.2 que dice: “Todos tienen derecho al Juez ordinario predeterminado por la ley, a la defensa y a la asistencia de letrado, a ser informados de la acusación formulada contra ellos, a un proceso público sin dilaciones indebidas y con todas las garantías, a utilizar los medios de prueba pertinentes para su defensa, a no declarar contra sí mismos, a no confesarse culpables y a la presunción de inocencia”.

La presunción de inocencia está, como ya se ha dicho, también reconocida en distintos instrumentos internacionales en materia de derechos humanos: en el artículo 11.1 de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre (1948) cuando establece que: “Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad”; en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966), cuyo artículo 14.2 dispone que: “toda persona acusada de un delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad conforme a la ley”; en el Convenio Europeo de Derechos Humanos (1950) cuyo artículo 6.2 proclama que: ” toda persona acusada de una infracción se presume inocente hasta que su culpabilidad haya sido legalmente establecida” en la Convención Americana sobre Derechos Humanos (1969), cuyo artículo 8.2 establece que: “Toda persona inculpada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se establezca legalmente su culpabilidad”; y por último, en la Carta Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos (Carta Banjul 1981), en cuyo artículo 7.b) se reconoce el derecho –de toda persona¬– a que se presuma su inocencia hasta que se pruebe su culpabilidad por una corte o tribunal competente”.

Según nuestro Tribunal Constitucional, la presunción de inocencia tiene una doble dimensión cuando dice que “opera en el seno del proceso como una regla de juicio, pero constituye a la vez una regla de tratamiento, en virtud de la cual el imputado tiene derecho a recibir la consideración y el trato de no autor o no partícipe en hechos de carácter delictivo” (STC 128/1995 de 26 de julio, cuando se refiere a la prisión provisional). Como regla de tratamiento, determina que el imputado ha de ser tratado como si fuese inocente, hasta que una condena definitiva no demuestre lo contrario está presente en el proceso penal a lo largo de todas sus instancias.

Como regla de juicio, la presunción de inocencia despliega sus efectos en el momento de la valoración de la prueba. Se encuentra ligada a la propia estructura del proceso, y en particular a la declaración del hecho probado. Mientras en el proceso civil el juez ha de considerar los hechos alegados por las partes enfrentadas como datos a probar por quien los afirma; en cambio, en el proceso penal el juez tiene como punto de partida la inocencia del imputado, de forma que si el acusador no acredita cumplidamente su acusación contra aquél, la inocencia interinamente afirmada se convertirá en verdad definitivamente después de que el juez o tribunal aprecie la prueba según el principio de libre valoración, en los términos referidos por el artículo 741.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, (L. E. C.) partiendo de que:

  • la carga material de la prueba corresponde exclusivamente a la/s parte/s acusadora/s, y no a la defensa;
  • la prueba ha de practicarse en el juicio oral bajo la inmediación del juez o tribunal sentenciador, y con respecto a los principios de igualdad, contradicción, inmediación y publicidad;
  • no constituyen actos de prueba los atestados ni otros actos de investigación realizados por la policía ya que sólo se consideran denuncia para los efectos legales, según se dispone en el artículo 297.1 de la L. E. C., pues los atestados no se erigen en medio, sino en objeto de prueba, tal es así que a la Policía judicial, más que realizar actos de prueba, lo que le encomienda el artículo 126 de la Constitución Española es la “averiguación del delito y el descubrimiento del delincuente” es decir, la realización de los actos de investigación correspondientes para acreditar el hecho punible y su autoría (STC 303/1993);
  • el juez o tribunal no puede fundamentar su sentencia en una prueba prohibida sino solo en auténticos actos de prueba obtenidos con estricto respeto de los derechos fundamentales (SSTC 150/1987 y 303/1993) y, por último
  • el juez o tribunal tiene obligación de razonar la prueba, es decir, debe explicitar las razones por las cuales ha otorgado valor probatorio a determinada prueba, ello como derivación del derecho a tutela judicial efectiva (art. 24.1 CE) y del derecho a la presunción de inocencia (art. 24.2 de la CE), pues dicha obligación no se encuentra expresamente prevista en la normativa legal, pues “la valoración conjunta de la prueba practicada es una potestad exclusiva del juzgador, que éste ejerce libremente con la sola obligación de razonar el resultado de dicha valoración como tiene dicho el TC en sentencia 34/1996.

En la actualidad el principio de presunción de inocencia, en algún caso, se está olvidando que existe y que los únicos que lo pueden aplicar son los jueces o tribunales tras la práctica de la correspondiente prueba de cargos por parte de la/s acusación/es.

A la ministra solo le falta:

 

 

San Silvestre, coge el año y vete. Espero que el año próximo sea mejor que este 2018 para todos ustedes; para mí y mi familia es un año fundamental de cara al futuro. Y levanto mi copa de cava, de momento sigue siendo catalán, para desearles todo lo mejor en el próximo año 2019.

 

Publicado en el Blog de Campos el 31-12-2018

 

 

 

 

 

Etiquetas:, , , , , ,

Trackbacks / Pingbacks

  1. Se va el año | El blog de Campos - 31/12/2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: