Sevilla – Primera semana del próximo enero

Como durante el presente año los lectores de mi Blog desde Estados Unidos (sé que una Universidad usa mis textos para sus estudiantes de Filología Hispánica) han duplicado a los de España, seguidos en tercer lugar por los de RAE de Hong Kong (China) y México, voy a tratar de explicar, someramente, la ideología de los cinco grandes partidos políticos que hay a nivel nacional, que, al no obtener ninguno mayoría absoluta en las últimas elecciones generales, se apoyan en partidos nacionalistas autonómicos, cuyo principal objetivo es acabar con la Constitución Española de 1978 para conseguir la escisión y secesión de España como una única nación.

 

 

 

Podemos se constituye como Partido Político en el año 2014, liderado por una serie de jóvenes profesores universitarios en posesión absoluta de la verdad. Partido de ultraizquierda, asesor del régimen chavista en Venezuela, comunista leninista, quieren acabar con la Constitución Española que nos dimos en el año 1978, son amigos y se relacionan con personajes cuyo ADN está manchado de sangre de otros españoles, protegidos y aclamados por diversos medios de comunicación con reminiscencias masonas, quieren proclamar la República (ilegal de acuerdo a la Constitución), usan banderas no constitucionales, pretenden una España dividida apoyando a los secesionistas,  conceder la nacionalidad a los inmigrantes ilegales con la sola condición de que lleven tres meses de residencia en España, anticlericales católicos, defienden el Islán y la islamización, quieren controlar la educación y una economía dirigida desde el poder, nacionalizar la banca, subvencionan a grupos feministas extremistas y a otros radicales dispuestos a tomar la calle en cualquier momento, siguen a rajatabla el “Decálogo de Lenin”, quisieran que no votasen los mayores de 45 años, odian nombrar la palabra España, no reconocen ni respetan la bandera nacional … El último mensaje de esta formación, posterior a su fracaso electoral en Andalucía, dice: “Hay que salir a la calle a machacar con nuestras ideas. El pueblo vota equivocado. No acataremos sus leyes, solo la de la Hoz y el Martillo”. Podemos son los “Barras Bravas argentinos” de la política española. Es una formación política que no estaría permitida en países tan diferentes como Estados Unidos o China.

 

El Partido Socialista Obrero Español se fundó en 1879 y, desde entonces, ha sido protagonista activo en la historia de España. En la Transición y bajo el liderazgo de Felipe González fue una organización decisiva para el establecimiento de la democracia. Para ello, abandonó sus antiguas posiciones marxistas, integrándose, y haciendo, una política socialdemócrata de centroizquierda, moderada, socialmente beneficiosa para todos los ciudadanos y ganando elecciones por mayoría absoluta. Tras la alternancia en el gobierno con el principal partido de la oposición, el Partido Popular, volvió de la mano de Rodríguez Zapatero, que dio un giro manifiesto a la izquierda y que abrió la Caja de Pandora, con una “Ley de Memoria Histórica” que abría las puertas a la venganza de hechos sangrientos, por ambas partes, ocurridos en la Guerra Civil y que todos los españoles habíamos dado por concluidos y enterrados con la Transición.

Actualmente forma Gobierno presidido por Pedro Sánchez, con 84 sobre 350 diputados que tiene el Congreso español, mediante una “moción de censura” presentada al Gobierno del Partido Popular, apoyado por diferentes siglas políticas, anti sistemas, nacionalistas, independentistas, corruptos del tres por ciento, proetarras, comunistas, masones, anti constitucionalistas, proclives al desmembramiento de España, parias y nuevos ricos de esa ultraizquierda que predica una cosa y hace otra, que le ayudaron a desbancar a Mariano Rajoy de la Moncloa, con los peores resultados electorales obtenidos por el PSOE desde la democracia.

Como los favores hay que pagarlos, su gobierno ha tomado un claro giro marxista, impulsado principalmente por los otros partidos que le sostienen en el poder: independentistas y Podemos; su programa de actuación contiene los dos siguientes puntos básicos:

Reforma del artículo 2 de la Constitución para que se reconozca la España “plurinacional” y del artículo 135 que habla del tope de endeudamiento por parte del Estado. Una reforma constitucional federal.

En materia económica presenta un programa fundamentado en un giro radical a la izquierda, de implantación lo más rápida posible, a fin de que esté en funcionamiento antes que la gente haya asimilado su verdadera trascendencia. Importante subida de impuestos, sanidad pública gratuita para todo inmigrante que llegue a España, incluidos ilegales, subvenciones a todos ellos, en una nación fragmentada, principalmente, por independentistas catalanes y comunistas de Podemos.

Paco Vázquez, socialista de pro, alcalde que fue de La Coruña y Embajador de España ante la Santa Sede del Vaticano, ha dicho recientemente: “Me duele decirlo, pero el PSOE es el tonto útil de Podemos y el separatismo” … “Este Gobierno se apoya en el trípode de la maldad: los comunistas caribeños, los golpistas y Bildu” … “El sanchismo supone la revisión de todo lo que aportó el PSOE durante la Transición”.

Hasta qué punto la debilidad de este Gobierno es tal, por sí mismo, que el expresidente Felipe González dijo el mes pasado: “Prefiero 800 millones de veces más la Jefatura del Estado que tenemos (la monarquía), incluso la anterior (Franco), que la que ellos admiran”, en una encendida defensa del modelo institucional implantado en España desde 1978.

 

 

El Partido C’s – Ciudadanos se constituye en el año 2006, en ámbito de actuación en Cataluña, con el propósito de 1) Reconstruir la clase media y trabajadoras; 2) Unión e igualdad de todos los españoles; 3) Invertir en el presente para ganar el futuro; 4) Regeneración democrática y lucha contra la corrupción; 5) Más protagonismo de España en el mundo y lucha contra el terrorismo; 6) Programa económico (bajar impuestos, plan de pobreza infantil, plan contra el fracaso escolar, transparencia, rigor y responsabilidad para que los partidos políticos expliquen cómo piensan financiar las políticas que prometen y en qué van a gastar el dinero de todos los españoles). Se consideran un partido de centro. Su líder es Albert Rivera (1979) e Inés Arrimadas (1981), lideresa de la oposición en el Parlamento Catalán, que obtuvo mayoría en las últimas elecciones autonómicas, pero que tuvo que pasar a la oposición al unirse sus adversarios políticos independentistas para que no fuera ella la presidenta de dicha CCAA.

La realidad es que no presentan una posición política claramente definida, salvo la constitucionalidad de la formación y la unidad de España como nación, por lo que alternan sus intentos de pactos tanto con la izquierda como con la derecha, o sea, pretenden estar a buenas con Dios y con el Diablo. No tienen experiencia de gobierno ni de mando, y el resultado de las elecciones autonómicas andaluzas va a ser una piedra de toque para saber sus verdaderas intenciones, qué y con quién negocia, cómo lo hace y si tiene “cintura” con proyección de futuro o se queda en un simple hecho puntual de tener poder hoy, pactando con el PSOE que lleva gobernando allí más años que Franco en España, y se diluye en las próximas elecciones generales. En este envite andaluz, Ciudadanos se juega seguir creciendo o desaparecer como humo llevado por el viento, como le pasó a su homónima UPyD.

 

 

El Partido Popular (PP) es un partido liberal conservador situado entre el centroderecha y la derecha política. Fue fundado en 1989 si bien, en realidad, fue refundado, sustituyendo a la antigua Alianza Popular, partido fundado en 1976 por Manuel Fraga Iribarne, que tuvo una decisiva intervención en la redacción de las Constitución de 1978 y en la Transición a la democracia.

Desde 2011 y hasta 2018, fue el partido que ocupó el Gobierno de España, bajo el liderazgo de Mariano Rajoy, hasta que fue desplazado tras la aprobación de una moción de censura presentada por el PSOE y apoyada por todas las fuerzas políticas de izquierdas e independentistas.

Definido en sus estatutos como de “centro reformista” e inspirado en los valores del humanismo cristiano, es uno de los partidos mayoritarios de España, que ha alternado el poder de gobierno con el PSOE en distintas etapas.

Ideología (de Wikipedia.org). “Descrito como el principal partido conservador-liberal de España,​ Hloušek y Kopeček han observado que durante el liderazgo de José María Aznar el PP evolucionó hasta convertirse en un partido conservador, con elementos de la democracia cristiana y, sobre todo, elementos liberales en la política económica. ​ Magnone apunta el éxito que tuvo José María Aznar a la hora de transformar el partido en una organización más moderna en una línea «cristiano demócrata». Por otra parte el economista Vicens Navarro tachó al PP de coalición conservadora-neoliberal, con una política económica liberal. ​

De acuerdo a Juan Avilés, el Partido Popular empleó durante los gobiernos de José María Aznar un discurso europeísta pragmático, si bien habiéndose mostrado previamente en la oposición críticos con Felipe González en su política europea. Tachado de apoyar un «españolismo conservador», defiende el modelo de las autonomías de la Constitución de 1978, y la monarquía constitucional.

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, lo describió en 2011 como «un partido en el que caben todos, el gran partido del centro y la derecha española».​ Aznar lo había situado en 2008 en el centroderecha del espectro político español”. ​

Y ese ha sido el gran error de esta formación política, mostrarse de derechas con complejos, intentando hacer una política más centrada y olvidando, al menos parcialmente, que en España existe una derecha moderada, pero derecha, demócrata y constitucionalista. Su falta de contundencia con los problemas independentistas catalanes y vascos, con la inmigración ilegal, y una serie de corruptelas económicas en los que se ha visto envuelto, muchas de ellas a falta de sentencia judicial, han penado su credibilidad y mermado sus votantes. Sigue siendo el mayor partido de la oposición española, pero yo lo veo lejos de gobernar a futuro próximo con mayoría parlamentaria, lo que significa que debe ponerse de acuerdo con Ciudadanos y VOX si quiere volver a tocar poder.

 

 Fundado en el año 2013, está liderado por Santiago Abascal (1976), antiguo concejal de Llodio (Álava) y parlamentario vasco por el PP entre 2004 y 2009. Perseguido y condenado a muerte por ETA, grupo terrorista independentista vasco,

Al situarse a la derecha del Partido Popular, sus enemigos políticos y muchos medios de comunicación, lo adjetivan como “extrema derecha”. El lector podrá juzgar leyendo su programa político de fecha 10-11-2018 en https://ancamfer.wordpress.com/2018/11/10/ley-del-pendulo/.

A modo de resumen, su ideario es: Bajar impuestos; regular la inmigración; expulsión de los inmigrantes ilegales; atajar cualquier tipo de terrorismo; economía libre; eliminar miles de cargos políticos duplicados; sistema educativo igual en toda España; cierre de centros islámicos que llaman a la yihad; ataca al secesionismo y lucha contra los independentistas; eliminación de subvenciones a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales; y, lo más polémico y por lo que sus muchos enemigos, entre ellos la actual Ministra de Justicia, lo atacan como no constitucional al pretender eliminar las autonomías, cuya vigencia está en la Constitución.

Sin entrar en polémica, pues este es un artículo de exposición, también está en la Constitución la unidad de España, el himno, la bandera, la monarquía, y otros muchos temas que se están atacando cada día por parte de otros partidos políticos. Ni una ni otra cosa es ilegal, pretender cambiar la Constitución por medios pacíficos y democráticos; otro tema es saltársela, como está ocurriendo en otros casos.

Incluyo a continuación dos escritos públicos que, de alguna forma, aclaran “la ley del péndulo” habida en las elecciones andaluzas.

  1. CARTA DE SANTIAGO ABASCAL, PRESIDENTE DE VOX, A PABLO IGLESIAS:

Pablo, permite que me ahorre lo de “estimado”, más que nada porque me gusta decir la verdad siempre. El caso es que el otro día reiteraste tu miseria moral alabando a un terrorista. Dijiste que “sin personas como Otegi no habría paz”. No leí tus declaraciones. Me las leyó mi padre. Me llamó por teléfono expresamente. Te ahorro la literalidad de la conversación porque es más virulenta aún que las letras que ahora escribo.

Pero debes saber que, mientras tú vomitabas esa basura, el hombre que me llamaba no debía de tener a muchos metros a los escoltas que le vigilan desde hace veinte años gracias a las balas de los amigos de Otegi. Mientras tú pasabas tu infancia en Soria leyendo a Verne y a Salgari, yo la pasaba en tierra vasca –y española– viendo cómo mataban a los amigos de mi padre, como Jesús Velasco o Félix Galíndez, o como a Estanis Galíndez, cartero de mi pueblo, asesinado, como todos, por la espalda. Sello de tus admirados, valientes y perspicaces amigos.

Mientras tu adolescencia empezaba a despertar con sueños húmedos con no sé qué actriz española –algo de eso dijiste hace poco–, la mía despertaba con las cartas que la ETA escribía a mi abuelo para anunciarle su temprana muerte: “Le buscaremos hasta ejecutarle”, rezaban las misivas de tus perspicaces amigos. Mientras tú te reunías con el enemigo en una herriko taberna y alababas la “perspicacia de ETA”, yo recibía a mis hijos en el paritorio acompañado por guardaespaldas.

Mientras tú te entretenías en la universidad entre escrache y manifa, yo acudía a la universidad escoltado y veía mi nombre en un punto de mira pintado con spray en las mismas pizarras. Literal, Pablo. Mientras tú disfrutabas de tus becas y de tu vida facilona, yo llevaba una pistola al cinto por si podía evitar que me pegasen un tiro en la nuca, anuncio también literal de las paredes de mi pueblo.

Mientras tú animabas a la afición que te jaleaba a salir a “cazar fascistas” o a pegar a un “lumpen”, y quizá mientras tú leías cómo se hace un cóctel molotov, yo empezaba la madrugada apagando el fuego de la tienda de ropa de mi padre, arrasada por el fuego de los cócteles molotov de los amigos de tus amigos.

Mientras tú te dedicabas a acosar a los que no piensan como tú en la universidad –me acuerdo ahora de Rosa Díez–, yo veía pasar el féretro de Gregorio Ordóñez entre vivas a España, o velaba el cadáver de Jesús Mari Pedrosa, asesinado a tiros en la puerta de su casa en Durango.

Mientras yo rendía honores a Manuel Indiano, abatido a balazos en su tienda de golosinas de Zumárraga, tú cogías un vuelo para tu paraíso venezolano o iraní para aprender cómo jodernos más la vida.

Tu paraíso es nuestro infierno. Tus amigos son nuestros enemigos. Y tus héroes, Pablo, son nuestros villanos. Y tú –siento decirlo y siento pensarlo– eres todo eso a la vez, sin matices, el enemigo, un villano y el infierno mismo.

Por eso somos tantos los que te conocemos, cada día un poco más, los que vemos la gran mentira que se esconde detrás de alguna de tus verdades. Y por eso somos tantos los que te combatiremos, en las universidades si hace falta, en las urnas cuando toque, en los tribunales cuando la ocasión lo exija. En la cheka si ese es nuestro destino en la España soviética que querrías construir. Y en todos los lugares en los que pretendas dar tu pérfida batalla. Cuando quieras y donde quieras. Porque se trata de nuestra Patria y se trata de nuestra Libertad. Y no solo no crees en ninguna de las dos, sino que quieres destruir ambas.

Lo tienes crudo, porque somos millones los que pensamos que representas lo peor. Lástima que los corruptos te hayan dado esta oportunidad para engañar a tanta buena gente. Porque es así, Pablo, tú solo eres una consecuencia de la corrupción de tantos dirigentes del PSOE y del PP. Gracias a Dios, la España decente os combatirá a ambos a la vez. Por una España más unida, más justa y más libre. Os combatiremos siempre. Santiago Abascal, presidente de Vox.

  1. Escrito innominado

Lo primero es decir que aún no he votado a Vox porque no soy andaluz, pero lo haré en las autonómicas o las nacionales cuando toque. Dicho esto, como futuro votante de VOX, aclaro unos cuantos puntos:

– No soy racista. – No soy homófobo. – Creo en la igualdad de hombres y mujeres (igualdad real). – Me la suda Franco y su puta madre. – Soy agnóstico y no voy a la Iglesia más que a celebraciones familiares (y si puedo quedarme en el bar de enfrente, lo hago).

Y con eso presente, ¿por qué voy a votar a VOX?

– Estoy harto de que el resto de partidos políticos me llamen maltratador por ser hombre.

– Estoy harto de que el resto de partidos políticos me llamen facha por querer que se defienda la unidad de España.

– Estoy harto de que el resto de partidos políticos me llamen racista por decir que la inmigración debería estar controlada.

– Estoy harto de que el resto de partidos políticos quieran poner leyes en las que los hombres sean culpables sólo por ser hombres.

– Estoy harto de que el resto de partidos políticos aprueben leyes que me bajan el poder adquisitivo.

– Estoy harto de que el resto de partidos políticos con esas leyes me quiten mi dinero para dárselo a vagos y maleantes (y aquí meto desde asociaciones feminazis hasta inmigrantes que vienen y no aportan nada).

– Estoy harto de que el resto de partidos políticos humillen a la religión católica mientras quieren meterme el Islam hasta en la sopa.

– Estoy harto de no poder poner la bandera de mi país en la ventana de casa o en el coche por si me tiran piedras o me arañan las puertas.

– Estoy harto de tener que aguantar que la izquierda de este país no sea capaz de aceptar los resultados de unas elecciones y quieran quemar ciudades.

– Estoy harto de la politización de los medios de comunicación, que no hacen más que hablar de machismo y ultraderecha. Curiosamente siempre contado por presentadoras pivón con las piernas al aire y directivos multimillonarios “de izquierdas”.

Y podría seguir un rato, pero creo que son unas cuantas razones. La mayoría de gente que votamos a vox no somos franquistas, machistas y homófobos, simplemente somos gente que estamos hasta los cojones de que nos insulten día tras día.

Hasta aquí, un resumen de la ideología de los cinco grandes partidos políticos que hay a nivel nacional. Como dijo Abraham Lincoln, “pueblo que ignora su historia, pueblo que está condenado a repetirla”, copio de https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_civil_española sobre la composición de las partes en conflicto en la Guerra Civil española de 1936-1939:

  • El “bando republicano” estuvo constituido en torno al Gobierno, formado por el Frente Popular, que a su vez se componía de una coalición de partidos republicanos – Izquierda Republicana y Unión Republicana- con el Partido Socialista Obrero Español, a la que se habían sumado los marxistas-leninistas del Partido Comunista de España y el POUM, el Partido Sindicalista de origen anarquista y en Cataluña los nacionalistas de izquierda encabezados por Esquerra Republicana de Cataluña. Era apoyado por el movimiento obrero y los sindicatos UGT y CNT, los cuales también perseguían realizar la revolución social. También se había decantado por el bando republicano el Partido Nacionalista Vasco, cuando las Cortes republicanas estaban a punto de aprobar el Estatuto de Autonomía para el País Vasco.
  • El “bando nacional”, estuvo organizado, aparte del alto mando militar, institucionalizado inicialmente en la Junta de Defensa Nacional sustituida tras el nombramiento de Francisco Franco como Generalísimo y Jefe del Gobierno del Estado. Políticamente, estuvo integrado por la Falange Española, los carlistas, los monárquicos alfonsinos de Renovación Española y gran parte de los votantes de la CEDA, la Liga Regionalista, y otros grupos conservadores. Socialmente fue apoyado por aquellas clases a las que la victoria en las urnas del Frente Popular les hizo sentir que peligraba su posición; por la Iglesia Católica, acosada por la persecución religiosa desatada por parte de la izquierda nada más estallar el conflicto y por pequeños propietarios temerosos de una “revolución del proletariado”. En las regiones menos industrializadas o primordialmente agrícolas, los sublevados también fueron apoyados por numerosos campesinos y obreros de firmes convicciones religiosas.

Salud y paz; y que todo el mundo cumpla y haga cumplir la Constitución que nos dimos tal día como ayer, hace cuarenta años, un día para felicitarnos por un periodo de paz tan prolongado y beneficioso para todos los españoles.

 

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

 

Publicado en el Blog de Campos el 07-12-2018

 

Etiquetas:, , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: