Todo a Cien – 337 Inhumación de Franco

A Franco le va a pasar lo que al Cid Campeador, que va a ganar su última batalla después de muerto. Entre los menores de cuarenta y cinco años, ese tope de edad a partir de la cual Podemos no quiere que voten los ciudadanos en “su” democracia, más del noventa por ciento no sabrán quienes fueron ni El Cid Campeador ni Franco; pues a aprender, a la Universidad de Alcalá de Henares o a la de Salamanca.

Franco fue enterrado en el Valle de los Caídos por deseo expreso del Rey Juan Carlos I. Pedro Sánchez “El Plagiador” y su Valido el Marqués de Galapagar, alias “El Chepa”, se han empeñado en exhumarlo, desalojarlo o desahuciarlo de aquel emplazamiento, como uno de los mayores problemas que tiene el país, (les da miedo u odio, decir España) hoy en día.

Mira por dónde se ha creado un problema que no existía, porque la familia Franco y herederos tienen una tumba comprada a perpetuidad en la Catedral de la Almudena, en el mismo centro de Madrid, en el que quieren enterrarlo, no solo a él, sino también a su difunta esposa.

 

 

El Gobierno se ha dado cuenta del error que ha cometido y está tratando de impedirlo por todos los medios. La vicepresidenta, Carmen Calvo, se ha reunido en Roma con el Secretario de Estado del Vaticano porque el Papa se negó a ello. La señora Calvo ha vuelto diciendo que estaba todo arreglado y que Franco no se enterrará en la Almudena. Parece que, en las negociaciones, de pasada, como el que no quiere la cosa, habló del IBI de los bienes de la Iglesia, de casos de pederastia, de la matriculación de la Mezquita de Córdoba, y de otros temas de pecados de sotana.

El Director de Prensa de la Santa Sede ha emitido un comunicado que textualmente dice: “El cardenal Pietro Parolin no se opone a la exhumación de Francisco Franco, si así lo han decidido las autoridades competentes, pero en ningún momento se pronunció sobre el lugar de la inhumación” … “El Derecho Canónico nos obliga a permitir el entierro de Franco en la Almudena”.

En resumen, el Gobierno habla de haber llegado a un acuerdo para no enterrar a Franco en La Almudena, pero la Iglesia lo niega. Aquí alguien miente.

Franco murió en su lecho, nadie fue capaz de derrotarlo ni hubo oposición real y quien diga lo contrario, miente. Los únicos, pocos, controlados por la policía, eran los del Partido Comunista y los del Sindicato CCOO. El funeral y posterior entierro de Franco fue la mayor concentración de personas que he visto en mi vida. Ese día, toda España era franquista. Y ese es el verdadero miedo que tiene la coalición PSOE-Podemos, que al igual que al día siguiente del entierro de Franco toda España era demócrata (el noventa por ciento no sabía qué era eso), hoy se agite el péndulo en sentido contrario y la Almudena se convierta en lugar de peregrinaje de quienes no coinciden con ellos en su ideal revolucionario y republicano.

Han hecho de todo esto un asunto de Estado, han puesto a Franco, que lleva casi cuarenta años sin abrir la boca, en candelero de quienes no sabían quien fue, se podrían producir problemas de orden público y crear un foco de nostálgicos ultraderechistas en contraposición a la ultraizquierda que gobierna en la sombra. Menos mal que tenemos una Constitución y una democracia consolidada.

 

Publicado en el Blog de Campos el 30-10-2018

 

 

 

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: