Todo a Cien – 323 La segunda vez

No hace tanto, en junio de este año, con la llegada del buque Aquarius a España, escribía yo lo que sigue a continuación:

Tras la larga travesía, contentos, bien alimentados, lavados y afeitados, teléfonos móviles de última generación, con presencia física envidiable, hombres y mujeres en la plenitud de su vida, pensando que la mafia a las que les habían pagado cuatro mil euros por persona, de dónde y cómo habían conseguido tener este importe era un secreto para los no iniciados en la materia, ya habrían avisado a cualquier ONG de las que viven de eso, esperaban en medio del mar que cualquier nación colindante fuera a rescatarlos, se encontraron con la negativa de uno de los países que estaban hartos de esa invasión silente y contante, fue un alma de cántaro, eco de apertura de telediario, el que dio instrucciones para que fuesen traídos a tierra y desembarcaran sin portar la enseña de ningún país, pero sí la de su fe divina. Eran aventureros que prefirieron este penoso, largo y dramático viaje a penar en la cárcel sus actos contrarios a la ley, pillaje, robos, abusos sexuales y otros tipos de transgresiones que les iban permitiendo mal vivir en un país en el que la guerra era el devenir diario de la clase dominante. Hasta hay quien dice que se trata de un transporte militar de tropas con apariencia humanitaria de soldados nigerianos de Boko Haram, dispuestos a luchar contra España cuando llegue su momento.

Ahora, el Aquarius solicita nuevamente puerto de atraque para desembarcar a 73 menores de edad, todos respetamos los Derechos Universales del Niño, pero cuando aparece el término niño o menor de edad a todo el mundo se le hace la boca Pepsi-Cola pensando que todos son buenos, virginales y angelitos caídos del cielo, pero nadie se acuerda que encabezaron la Marcha Verde, que lanzan piedras en la Intifada, que disparan con fuego real (ver La Sexta de ayer noche) y hacen de correos necesarios en las guerras en las que participan sus mayores, que violan, matan o asesinan, y 68 hombres jóvenes, bien alimentados y con cuerpos atléticos forjados en gimnasios (extraña esta situación en sus países de procedencia) o en ejercicios militares. Al final, sesenta de todos ellos van a recalar en España.

El Aquarius están gestionado por Médicos Sin Fronteras, la ONG de George Soros, a quien todo el mundo señala como el verdadero amo y señor de Europa, masón y a favor de todo lo que signifique lío a nivel mundial. Y procede del mismo lugar en el mar que en su anterior viaje, sitio de encuentro, algunos dicen que algo más que amistoso, coordenadas de localización que ocultó apagando el GPS que llevan todos los barcos, en el momento de recogida de los inmigrantes.

Hay un dicho, que unos atribuyen a Anaxágoras (presocrático del siglo V a.C.) y otros a un proverbio árabe: “La primera vez que me engañes, será culpa tuya. La segunda, será culpa mía”,.

La canciller alemana Ángela Merkel ha ido a Doñana a ver el Centro Protector del Lince (supongo que a enseñarles algo pues para lince, ella), a ponerse morada de langostinos de Sanlúcar, y a venderle la moto a nuestro presidente de Gobierno para la próxima macro base de Rota y para que siga ampliando su círculo de amistades musulmanas, aceptando más inmigrantes ilegales en España a cambio de cuatro migajas económicas.

 

 

Lo diga quien lo diga, ni en Europa ni en España cabe toda el África musulmana. Los buitres huelen los muertos y a los que están a punto de morir. España, en estos momentos, es un Estado débil, muy débil, con demasiados frentes abiertos y ninguno solucionado. Cuando los recursos de supervivencia son escasos (ya está empezando a pasar en Europa), hay robos, violencia y todo tipo de delitos. Cuando son manifiestamente insuficientes (Venezuela), se pasa al cuerpo a cuerpo. Cuando uno está educado en el “buenismo” y no sabe coger un machete (ver el video del ataque de manteros a un turista en Barcelona de hace unos días) ni disparar un fusil (preguntar a cualquier españolito de veinticinco años), es futura carne muerta que se comerán los buitres. Si quieres conservar la paz, prepárate para la guerra.

 

Publicado en el Blog de Campos el 18-08-2018

 

 

Etiquetas:, , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: