Todo a Cien – 292 Día Internacional de la Mujer

El Día Internacional de la Mujer fue reconocido en el año 1975 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.

En 1910, la Internacional Socialista, reunida en Copenhague, proclamó el Día de la Mujer, con carácter internacional. Fue un homenaje al movimiento en favor de los derechos de la mujer y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal, según recuerda la Organización de Naciones Unidas.

La propuesta fue aprobada unánimemente por la conferencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países, entre ellas las tres primeras mujeres elegidas para el parlamento finés. En ese momento, no se estableció una fecha fija para la celebración.

El primer Día de la Mujer se celebró un año después, el 19 de marzo de 1911, en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza. Consistió en mítines a los que asistieron más de un millón de mujeres y hombres. Además del derecho de voto y de ocupar cargos públicos, exigieron el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.

Menos de una semana después, el 25 de marzo, más de 140 jóvenes trabajadoras, la mayoría inmigrantes italianas y judías, murieron en el trágico incendio de la fábrica Triangle en la ciudad de Nueva York. Este suceso tuvo grandes repercusiones en la legislación laboral de los Estados Unidos, y en las celebraciones posteriores del Día Internacional de la Mujer se hizo referencia a las condiciones laborales que condujeron al desastre.

Entre 1913 y 1914, las mujeres rusas celebraron su primer Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero de 1913 en el marco de los movimientos a favor de la paz que surgieron en vísperas de la primera guerra mundial.

En el resto de Europa, las mujeres celebraron mítines en torno al 8 de marzo del año siguiente para protestar por la guerra o para solidarizarse con el resto de las mujeres.

En 1917, como reacción ante los 2 millones de soldados rusos muertos en la guerra, las mujeres rusas escogieron de nuevo el último domingo de febrero para declararse en huelga en demanda de “pan y paz”. Los dirigentes políticos criticaron la oportunidad de la huelga, pero las mujeres la hicieron de todos modos. Cuatro días después el Zar se vio obligado a abdicar y el gobierno provisional concedió a las mujeres el derecho de voto. Ese histórico domingo fue el 23 de febrero, según el calendario juliano utilizado entonces en Rusia, o el 8 de marzo, según el calendario gregoriano utilizado en otros países.

Desde entonces el Día Internacional de la Mujer se celebra los 8 de marzo.

Fuente: “La Nación” de Argentina, GDA / Agencias

Ayer se celebró el Día Internacional de la Mujer en España, con gran éxito de en las manifestaciones vespertinas por las ciudades más importantes de España.

Vivo en Alcalá de Henares, una ciudad histórica, de unos doscientos mil habitantes. Sobre las doce de la mañana, la concentración estaba programada para las 11:30 horas, me pasé por la Plaza Mayor y, de primera mano, vi: La concurrencia no pasaría de 600/750 personas, a saber: Banderas de CCOO, UGT y Podemos, todas ellas encabezadas por hombres. Cánticos de niñas (o mujeres) de 14/15 años de “queremos votar” (instrucciones de Podemos para que voten los menores de 16 años que es uno de sus nichos electorales), mujeres mayores amas de casa, y ninguna con callos en la mano por trabajar de jardinera, albañil, bombera y oficios similares. Estuve en las dependencias municipales a hacer diversas gestiones y todos los departamentos estaban debidamente atendidos, señal de que faltaba poca gente.

Como no puede ser de otra forma, estoy total y absolutamente a favor de la igualdad entre mujeres y hombres, pero en este caso hay un efluvio político que no me gusta nada. Una cosa es la huelga y por lo tanto dejar de cobrar parte del salario, y otra ir a una manifestación fuera de horario laboral.

También hay otras formas de luchar por la igualdad de las mujeres. Me envía un mensaje una profesora del Centro Cervantes de Cracovia. Amadas mujeres, yo no hice huelga. Celebré el día de la mujer trabajadora para reivindicar nuestros derechos en un país en el que el 8 de marzo te dan tres besos y te regalan flores. Mi huelga fue contarles a mis alumnos qué y por qué es el día Internacional de la mujer. Los pobres, las pobres no tenían ni idea.

Igualdad, sin ningún género de dudas. Según el jurisconsulto romano Domicio Ulpiano, “la justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada uno lo que le corresponde”. Seguro que no le corresponde lo mismo a los más adictos que a los más aptos.

 

Publicado en el Blog de Campos el 09-03-2018

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: