Pensiones. Tranquilos, de momento

Cómo un economista, master en política económica por la Universidad de Bruselas, profesor de universidad en Madrid, miembro de la Asamblea General de Caja Madrid desde el año 2004 al 2009 en representación del PSOE por el Ayuntamiento de Madrid, y actual líder de la Oposición Política en el Parlamento Español, haya podido decir que, si todos los españoles tuvieron con sus impuestos que rescatar la banca, es justo que ahora la banca ayude a financiar las pensiones de aquellos mismos españoles.

Todos los españoles, el Estado Español, no ha tenido que rescatar a los Bancos, sino a las Cajas de Ahorro, instituciones centenarias de reputado hacer y solvencia, hasta que al amparo de la ley socialista de 1985 conocida como “Ley de Cajas”, fueron tomadas al asalto por los caciques locales, autonomías, políticos y sindicatos, para uso propio, proyectos faraónicos, sueños volatilizados y esplendor de unos cuantos amigos, conocidos y postulantes a favor de la causa del momento.

La crisis financiera española, achacada a los Bancos por quienes quieren enmascarar la realidad, no la provocaron los Bancos, sino las antiguas Cajas de Ahorro. El proceso de reestructuración financiera nos ha costado el dinero a todos los españoles y, además, a los Bancos, que han soportado una parte minoritaria pero importante en el saneamiento final del sistema.

Es más, a quienes verdaderamente se han rescatado, es a los clientes de esas Cajas, que hubieran perdido su dinero si la institución hubiera realmente quebrado, porque el Fondo de Garantía de Depósitos no ha tenido dinero, ni tendrá nunca, para haber pagado todos los depósitos de las Cajas intervenidas.

Esto escribía yo en el año 2014 y, por mí, podrían haber dado en quiebra todas las Cajas porque yo no tenía ninguna operación con ellas, pero hubiese sido la quiebra de España en conjunto.

Todo esto lo sabe perfectamente el Sr. Pedro Sánchez, lo que quiere decir que miente doblemente cuando propone dos nuevos impuestos finalistas, a los bancos y a las transacciones financieras, para hacer frente al déficit de la Seguridad Social, o sea, las pensiones de nuestros jubilados. Él sabe, o debería saber, cómo funcionaban las Cajas y el sabe, o debería saber, las operaciones de crédito a Partidos Políticos que los Bancos contabilizan en Fallidos, que no es que se las perdonen, es que las amortizan contra el dividendo de sus accionistas y no las reclaman nunca judicialmente.

Realmente no ha dicho nada nuevo, pues hay documentación publicada hace algo más de un mes sobre el programa que tiene previsto el PSOE en materia fiscal si, solo o acompañado, llegase a formar gobierno. ¿Se imaginan en qué consiste su socialización de la riqueza? Pues subir los impuestos.

“Subida de impuestos a los trabajadores. En el IRPF, una subida de cuatro puntos al tipo máximo. Para el ahorro, en algunos casos llegará hasta el 35% desde el 23% actual”. “Nuevos impuestos a la banca, al Patrimonio, a las Herencias y a las Donaciones, con un tipo mínimo no revisable a la baja por la Comunidades Autónomas”. “Impuesto sobre transacciones financieras, sobre consumo de alcohol, tabaco y carburantes”.

En cambio, “un impuesto negativo sobre la renta para 2019 permitiría entregar de forma condicionada una renta de subsistencia (o sea, no trabajar en toda su vida) a todos los declarantes que se sitúan entre el 10% más pobre, percibiendo un complemento que se vería incrementado en función de las cargas familiares del contribuyente”.

Le voy a dar mi opinión, aunque alguna de ellas las he expuesto con anterioridad, para resolver el problema de las pensiones sin que, otra vez, el socialismo vacíe las arcas públicas si llegase al poder.

El Senado estará formado por dos Senadores por cada provincia española e igual número por cada una de las poblaciones de Ceuta y Melilla.

Se suprimen las Autonomías y toda su Administración Política, que es la canonjía a militantes de todos los partidos, a la vez que se reconoce de forma expresa las particularidades propias de Cataluña y el País Vasco a las que, dentro de la solidaridad interterritorial e isonomía entre todos los españoles, mantendrán autonomía financiera y otras transferencias de servicio al ciudadano, salvo temas de educación, defensa, justicia y sanidad, que será igual en todo el territorio español.

 

 

El Concejo Municipal de los ayuntamientos de menos de 50.000 habitantes estarán compuestos por cinco personas, Alcalde, Vicealcalde y tres Concejales.

El Concejo Municipal de los ayuntamientos comprendidos entre 50.000 y 500.000 habitantes, estarán compuestos por diez personas, Alcalde, Vicealcalde y ocho Concejales.

El Concejo Municipal de los ayuntamientos de más de 500.000 habitantes estarán compuestos por quince personas, Alcalde, Vicealcalde y trece Concejales.

Igualar las condiciones de las pensiones de todos los cargos públicos a la del resto de trabajadores, años de cotización y plazos, así como cotización por la totalidad de emolumentos.

Se prohíben contratos de libre designación y asesores a todos los niveles de la organización del Estado, debiendo ser los funcionarios públicos de carrera los que desempeñen la dirección técnica de las instrucciones políticas que emanen de dichos Organismos.

Se suprimen subvenciones a los inmigrantes, así como ayudas al alquiler, becas de libros y pensiones sin haber cotizado en toda su vida.

Atajar el fraude a Hacienda y a la Seguridad Social en un doble sentido:

Inspecciones, con capacidad sancionadora y fecha máxima de seis meses para resolver recursos, a empresarios y empresas, cobrando las deudas en efectivo o garantizándolas de forma suficiente, preferentes en el supuesto de Concurso.

Convertir en productivo el gasto improductivo que es la prestación por desempleo y subvenciones a quienes no trabajan, introduciendo criterios de eficacia, cambiando el concepto por el de Salario de Subsistencia, periodo transitorio, cobrando lo mismo que el SMI, con contraprestación de colaboración social de obligado cumplimiento por parte de los perceptores, en horario de jornada completa: Mañanas, de nueve a catorce horas, arreglo de carreteras y caminos, ambulatorios, hospitales, escuelas, cárceles, limpieza de bosques, riberas y acequias, medio ambiente, acompañamiento de disminuidos, discapacitados, ancianos, y mil y una necesidades más que es necesario cubrir. Horario de tarde, de cinco a siete: Cursos de capacitación impartidos por y en escuelas, institutos y universidades, controlados por el Estado. Todo ello con el mismo rigor con el que se lleva a cabo el horario en cualquier empresa privada.

 

 

Reforma fiscal integral, en la que un porcentaje determinado del IRPF, tanto por parte del empleado como de las empresas, vaya a un Fondo de Pensiones Estatal personalizado, administrado por el Estado, que cada empleado lleve consigo cuando cambie de empresa, y que conviva con el sistema actual durante el tiempo suficiente para salvar el sistema a futuro.

Corrupción. Ley de punto final, y fijar un plazo máximo para sentenciar los procesos hoy abiertos. Acuerdo parlamentario (o sea, de seis personas: los cuatro líderes nacionales, el vasco y el catalán) para que el próximo que caiga en ello, persona, grupo o partido, sea fulminado política, económica y carcelariamente, de forma rápida y ejemplar.

Con lo aquí expuesto ya tiene trabajo para que sus pinches cuantifiquen cuánto supone todo esto en la economía española para solucionar las pensiones actuales y futuras de los españoles, y si se atreve, promueva un referéndum nacional a ver qué dicen los ciudadanos sobre ello.

Claro que hay otras dos posibles soluciones: Que suban los tipos de interés, explote la deuda pública y quiebre el Estado; problemas fuera porque todo sería un único problema. O por el contrario, que se pague la deuda pública, reducción del déficit y equilibrio presupuestario, crecimiento del 3% o superior, 20 millones de empleos con cotización a Hacienda y a la Seguridad Social, y a seguir jugando durante otros cuantos años más.

El tema de las pensiones es un problema en todos los países europeos y a lo mejor, a medio plazo, nos lo dan resuelto desde la Unión Europea, pero mientras tanto, si el PSOE no quiere repetir a nivel nacional los resultados obtenidos en las últimas elecciones catalanes, que no juegue con las cosas de comer de quienes no han hecho otra cosa en su vida nada más que trabajar y pagar impuestos.

 

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 20-01-2018

Publicado en el Blog de Campos el 20-01-2018

 

 

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: