Todo a Cien – 280 El botafumeiro

El botafumeiro de la catedral de Santiago de Compostela es un incensario que pesa 62 kilos vacío y mide 1,60 metros de altura. Se llena con cuarenta kilos de carbón e incienso y a través de un sistema de poleas y mediante una cuerda atada al crucero, ocho personas (los tiraboleiros), tiran de ella y se desplaza en el aire por el transepto.

El origen de este acto se remonta al siglo XI con la idea de perfumar el templo y eliminar el mal olor que dejaban los peregrinos, cansados, sudorosos y muchos de ellos enfermos, a los que se les permitía dormir en el interior, lo que provocaba un hedor muy desagradable.

Este año, al no ser Año Jacobeo, se usó el botafumeiro el día seis de enero para celebrar la Epifanía del Señor. Tras el acto litúrgico, la gran mayoría de asistentes salieron muy contentos, tranquilos y sin prisas, comentando que el olor que salía del botafumeiro era diferente al de otras ocasiones en las que se utiliza.

La policía, que no es tonta, detuvo a dos de los monaguillos, que fueron puestos en libertad sin cargos tras prestar declaración: “Fue una broma que se nos ocurrió durante el cotillón de Nochevieja, compramos medio kilo de marihuana y lo metimos dentro del botafumeiro, seguro que la gente ha salido de la Catedral más contenta que nunca”.

Como en otras muchas cosas, el español tiene salero para llenar un puchero. ¡Spain is diferent!

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 12-01-2018

Etiquetas: , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: