Todo a Cien – 278 Queridos niños magos

Queridos niños, en especial los nacidos en la segunda década de este siglo. Habéis tenido la suerte de venir al mundo en democracia, en un buen hospital, atendidos por magníficos profesionales sanitarios. E ir a la escuela, perdón al colegio, a muy temprana edad, en la que habéis empezado a relacionaros entre vosotros, sin distinción alguna de sexo, color de piel, procedencia o nivel social de vuestros padres. Cuando seáis mayores, comprenderéis la importancia de estas circunstancias, de ser libres de pensamiento, palabra y obra.

Hoy es el día. Probablemente, el día de mayor ilusión del año. Esta noche llegarán a vuestra casa los Reyes Magos que, según la tradición, se llaman Gaspar, Melchor y Baltasar, tres hombres de edad madura, sacerdotes astrólogos eruditos de Oriente Medio, persas en concreto, que llevaron al Niño Jesús oro, incienso y mirra; el oro como regalo regio, o sea, a un rey; el incienso como sacrificio para quemar delante de Dios; y la mirra para embalsamar a los muertos, previsión de la crucifixión de Jesucristo.

Todas las personas somos iguales y tenemos los mismos derechos y obligaciones. Pero no te dejes engañar si alguien te dice que Jesús y María eran dos hombres, o dos mujeres, o dos tortilleras, o dos travelos, o Baltasar una mujer pechugona con mango negro. Y cuando seas un poco mayor, lee mucho, que nadie te intente y, sobre todo, que no lo consiga, comerte el coco, en esta España confusa y sin destino en la que se blindan las ciudades para las Cabalgatas de esos Reyes Magos por miedo a algún atentado islamista radical, en la que se confunde género y sexo, en la que unos intransigentes descalifican a quienes no piensan como ellos, en la que el odio entre hermanos de distintas regiones está a flor de piel, sé, simplemente, libre por ti mismo.

Y para los próximos años, pídeles a los Reyes Magos que te hagan un hombre culto, honrado, trabajador, solidario, que te relaciones igual con el pobre que con el rico, con quien piensa como tú y con quién disiente, ama a tus padres, a tus amigos y a tu patria, sé justo, y feliz. Los juguetes de esta noche, antes o después, acaban rompiéndose y tirados a la basura. En cambio, todo lo que te indico que les pidas para el próximo año, perdurará contigo durante toda tu vida, seas hombre, mujer o cualquier otro sexo que como tal se considere.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 05-01-2018

 

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: