Hipotecas año 2017

Un amigo, de los que se cuentan con los dedos de una mano y sobran dedos, me pidió que le ayudara en la tramitación de una herencia complicada, varias ramas familiares dispersas por medio mundo. Como ahora se puede hacer desde casa la mayoría de las cosas a través de la informática y los contactos globales, me ocupé de ello, me entretuve y mantuve las meninges en acción. Y mi amigo me debe una comida.

Una vez en orden y legal la situación, había que buscar comprador para una de las viviendas, que los herederos querían vender. Llegaron muchísimos curiosos y bastantes interesados. Pero ninguno tenía un duro, me suena mejor que un euro, y los bancos les denegaban la hipoteca.

Por fin llegó un matrimonio con verdadero interés y cierta solvencia financiera. Los presuntos compradores de la vivienda tienen la siguiente situación personal y económica: Hombre y mujer. Casados en régimen de gananciales. De unos 45/50 años. Dos hijas de unos 15/18 años. Ella, peluquera autónoma. Él, asalariado por cuenta de terceros. Propietarios de: Una vivienda con valor estimado de 140.000 euros, libre de cargas; un local comercial con valor estimado de unos 175.000 euros, libre de cargas; cuatro plazas de parking con valor estimado de 60.000 euros, libre de cargas; varias hectáreas de fincas rústicas plantadas de vides, libres de cargas. IRPF año 2016 con ingresos conjuntos de 56.500 euros anuales.

Pretenden financiar la compra de una vivienda con precio de venta de 150.000 euros, tasación de 120.000 euros, importe solicitado 150.000 euros.

Después de acudir a su banquero de siempre y ver la cara de asombro que pone el director de la Oficina porque la operación no se ajusta al impreso-propuesta que él tiene que hacer a su superioridad (no tiene delegación ninguna en materia de riesgos) para que el scoring correspondiente tome la decisión de conceder o no el préstamo, deciden hacer una ronda de visitas a diferentes entidades bancarias de su ciudad, con el siguiente resultado.

Banco azul payés:  Financiación 60% de la tasación, máximo 30 años, inicial de Euribor + 0,95.

Banco naranja antigua: Financiación 80% de la tasación, máximo 20 años, 2% fijo y subiendo por cada producto que deje de tener con el banco, en un mínimo de seis. Si compraran una de las viviendas que tenemos en cartera, entonces les financiaríamos el 100% de todo.

Banco obrero: Financiación 80% de la tasación, máximo 15 años, fijo y subiendo por cada producto que deje de tener con el banco, con un mínimo de seis. Si compraran una de las viviendas que tenemos en cartera, entonces les financiaríamos el 100% de todo.

Banco verde: Financiación 80% de la tasación, máximo 30 años, 2,75% fijo con una serie de condicionantes y aplicación de “bonus malos” por servicios no contratados. Si compraran una de las viviendas que tenemos en cartera, entonces les financiaríamos el 100% de todo.

Banco negro: Financiación 80% de la tasación, máximo 10 años, TIN 1,50%, TAE 3,00%, fijo, con domiciliación de nómina mensual por importe superior a 2.000 euros (de los titulares) o seguros sociales en caso de autónomos, contratación del seguro multirriesgo hogar a través de la Entidad, banca a distancia y contratación por todos los titulares del préstamo de una tarjeta de crédito con un consumo mínimo conjunto de 1.500 euros anuales en compras. Contratación en la Entidad de un seguro de vida vinculado al préstamo y a la contratación de un Plan de Pensiones, con aportación mínima de 600 euros.

Banco rojo: Hipoteca de la vivienda actual y de la vivienda a adquirir. Financiación del 80% del precio real de compra. Resto hasta el 100%, préstamo personal a diez años al 6,50% TIN anual. Si compraran una de las viviendas que tenemos en cartera, entonces les financiaríamos el 100% de todo.

Banco azul: Hipoteca de la vivienda actual y de la vivienda a adquirir. Financiación del 80% del precio real de compra. Si compraran una de las viviendas que tenemos en cartera, entonces les financiaríamos el 100% de todo. Saludos cordiales.

Otro banco pequeño: Hipoteca de la vivienda actual y de la vivienda a adquirir. Financiación del 100% del precio real de compra. Plazo 15 años. Tipo fijo de 1,95% el primer año; del 2,75% el resto de años; condicionado a la contratación y permanencia de diez productos, aplicándose una sobretasa del 0,25% por cada uno de los que no se contrate o se cancele.

 

 

Llega la hora de la firma en notaría. Antes, los notarios enviaban las cestas de Navidad a los directores de Banca, que eran quienes elegían entre uno u otro notario para la firma de las operaciones. Ahora, el director de una Oficina bancaria comercial hace de todo, menos barrer (si no hace falta), pero no toma decisiones de nada. Una vez que los sistemas informáticos autorizan la operación, el expediente pasa a una gestoría, contratada por los Servicios Centrales del Banco, que tiene oficinas, o conciertos con otras, que cubren la totalidad del territorio nacional. Y son esas gestorías, con un abogado especializado en temas jurídicos hipotecarios, los encargados de elegir notaría y no permitir cambiar ni una sola coma del contrato establecido por el banco. A ellos no les interesa ni el negocio ni el cliente, solo que no rescindan su contrato por no ajustarse taxativamente a las instrucciones recibidas. Esos son los que ahora reciben la cesta de Navidad.

Lo peor de todo es que, cinco minutos antes de aparecer la señora notario en la sala, el director de la Oficina y el responsable de la gestoría llaman a los compradores a un aparte; cuando vuelven me dicen: Ya hemos firmado la hipoteca. No puede ser, les digo. Mira. Y me muestra un tocho de diecisiete páginas a doble cara titulado “Informe de operación hipotecaria y oferta vinculante …..”. Me quedo de piedra. Pero a ti no te habían informado de las condiciones del préstamo. No, el director me dijo que en las mejores condiciones de mercado. Pero no sabes que aquí pone que tiene que tener suscrito esto, esto y esto. Pues no. Y que si cancelas antes de haber amortizado el 50% del capital tienes que pagar una comisión y si es después otra. Nooo. Y esto, y esto, y aquello … Noooo.

Llega la Notario. Mal genio tiene la amiga. A mí me echa. Esta es una operación entre el Banco y el comprador y usted no tiene por qué estar aquí. Señora Notario, digo, el protocolo de la compra-venta es anterior al de la hipoteca, y usted va a permitir que se firme antes el posterior al anterior. ¿Qué pasa si luego mi cliente no firma la venta? Para qué hablé. ¡¡Yo soy la Notario y aquí se hace lo que yo diga!! Más asombro. La Notario tarda tres minutos de reloj en mano en explicarle a los hipotecados los diecisiete folios a doble cara transcritos en documento notarial. Tres minutos. ¡Que me lo expliquen!

Ya pueden pasar ustedes y firmar la venta. Por favor, señora notario, añada que se da carta de pago cuando sean conformes y se paguen los cheques. ¿No se fía usted de este banco? Respuesta contundente: NO. Si yo le contara … El silencio se podía cortar. Estoy seguro que la notario y el gestor se acordarán de una buena persona como era mi padre durante mucho tiempo.

Así estamos. Esto hay sido el mes pasado. Parte de esta situación, en precio y condiciones, viene de los impagos hipotecarios anteriores, que los bancos no quieren vuelvan a repetirse. En una ciudad de unos cien mil habitantes, con seis u ocho notarios, algunos de ellos con despachos conjuntos. Me van a permitir que no opine, entre otras cosas porque he sido cocinero, fraile, restaurador, distribuidor y director, financieramente hablando, de este tipo de menús. Juro por Dios y prometo por mi honor que jamás he actuado así, ni he permitido que ninguno de mis colaboradores lo hagan. A lo peor por eso prejubilaron a una generación a la que les habían salido los dientes en la profesión y se quedaron calvos de estudiar restándoles horas al sueño, pasándolos en horas veinticuatro del nivel I, al amparo del pago privado a la Seguridad Social.

Yo tengo claro una cosa, esta operatoria tiene que cambiar, la nueva ley hipotecaria, en actual trámite parlamentario, tiene que corregir estos abusos, por el bien de todos los intervinientes y por el riesgo reputacional que para todos ellos representa.

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 02-12-2017, núm. 2.495

Publicado en el Blog de Campos el 02-12-2017

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: