La burbuja del taxi

La concesión municipal de una licencia de taxi ha sido una fuente de exageradas plusvalías inmediatas para el que obtenía dicha licencia. Pagaba un importe modesto al municipio y, de forma simultánea, la vendía a un tercero que desembolsaba hasta cien veces más para obtener la propiedad y explotación de esa licencia de trabajo.

Ni que decir tiene que le era rentable pagar esos importes en función de los ingresos y resultados futuros. De esa forma, hay propietarios que tienen “flotas” conducidas por empleados o falsos autónomos que cobran en función de los ingresos diarios que producen. En resumen, una inversión, con los riesgos que lleva toda inversión, en la que, hasta hace poco, era “tirar a parado” en cuanto al resultado final de la misma.

 

 

Los tiempos avanzan; quedaron atrás los picapedreros, los caleros y los carros tirados por mulos. Ha llegado una nueva competencia a los taxis que pone en riesgo la viabilidad económica de los taxistas.

Durante muchos años, he sido usuario de taxi dos veces a la semana, desde Alcalá de Henares al aeropuerto y viceversa; ahora, siempre que salgo al teatro o a cenar fuera de casa; y mis hijos los utilizan con cierta frecuencia. Tengo una experiencia magnífica en atención, servicio y en prudencia de no partir del final de recorrido hasta que no ven que has abierto la puerta y atravesado el portal sin incidencia alguna. No puedo decir lo mismo de otras ciudades, en las que han pretendido darme paseos en vez de ir directamente a destino. Ni del pasado sábado día siete de octubre en Alcalá de Henares.

Sobre las siete de la tarde y llegado desde Santiago de Compostela a la estación, no había ningún taxi en dicha parada. Era día de fiesta local, Mercado Medieval llamado de Cervantes por la celebración del nacimiento del genio alcalaíno el nueve de octubre, no se puede dar un paso en el centro de la ciudad, en la que algún iluminado ha colocado los puestos de los dioses Hefesto y Vulcano, chorizos, morcillas, costillas y resto de viandas, todo fuego y humo, junto a la Universidad Cisneriana recién restaurada y limpia.

Tres cuartos de hora de espera sin que apareciera ningún taxi por allí. Mejor dicho, llegaron tres, con pasajeros que, en vez de circular por la vía habilitada al efecto, lo hicieron por la calle que acaba en la de Torrelaguna, cobraban la carrera, daban la vuelta interrumpiendo la circulación, y se negaban a recoger pasajeros. ¿Por qué? Elucubro: Porque tenían avisos de su servicio taxis telefónico, a cuya respuesta facturan 4,80€ y en cambio en parada el importe inicial es de 3,00€ en sábados y festivos. Además, si los taxistas no acuden a dos llamadas de su central, los bloquean por dos horas sin darles aviso.

Retomo el argumento. Han llegado al mercado de las grandes ciudades otras formas de moverse. Coches más nuevos, más limpios y mejor dotados, conductores más educados y mejor vestidos, puntualidad, servicio y precios más reducidos.

La globalización y un mundo sin fronteras ha llegado a este sector. Y ha pinchado la burbuja de lo pagado por las licencias en terceras transmisiones. Todas las movilizaciones y protestas que ha habido y pudiera haber en el futuro, no tienen ninguna justificación que no sea que, en un mercado con competencia, no se pueda amortizar la inversión realizada, en muchos casos con financiación bancaria.

No quiero pensar que, al igual que en el caso de las hipotecas, el deudor pretenda culpar al financiador de sus errores de inversión.

En mi opinión, es otro sector que tiene que reestructurarse y buscar soluciones alternativas a su actual situación, si no quiere morir de éxito histórico en el que era el único actor en un mercado por ellos mismos controlado, ante la libertad de elección plural y oferta múltiple que cada día avanza, sin que se puedan poner puertas al campo, en la comunidad mundial actual.

Antonio CAMPOS

http://www.es.ancamfer.wordpress.com

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 14-10-2017, pág. 9, nº 2.488

Publicado en el Blog de Campos el 25-10-2017

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: