Presupuestos Generales alternativos

Supongo que al final se aprobarán en el Congreso los Presupuestos Generales del Estado más socialdemócratas del presente siglo en España.

Podemos, que quiere ser el niño en el bautizo, el novio en la boda y el muerto en el entierro, es líder político en efectos mediáticos, de gran impacto en aquellos menos preparados de la sociedad. Sus “Presupuestos Alternativos” es una enmienda a la totalidad de los presentados por el Gobierno Español.

Bajo el rótulo “Plan Presupuestario para 2017”, está basado en un fuerte incremento del gasto público, a costa de unos impuestos mucho más altos. Incluye, entre otras, las siguientes medidas:

  • Eliminar los topes de gastos en las cuentas de la Administración Local.
  • Un “Plan de Renta Garantizada” (3.200 millones) para complementar los ingresos de las personas “que se encuentren con un nivel de renta inferior al umbral de la pobreza” (menos de 8.200 euros en caso de hogar unipersonal y 17.240 euros para familias con dos adultos y dos menores de 14 años).
  • Elevar un 1,5% las pensiones contributivas (1.617 millones de euros); y aumentar las pensiones no contributivas (825 millones de euros).
  • Un “Plan Nacional de Transición Energética” (1.500 millones de euros).
  • Más inversión en infraestructuras públicas (1.000 millones de euros).
  • “Plan de rescate de la ciencia” (940 millones de euros).
  • Subir el sueldo a los funcionarios hasta un 2,7%, creando un total de 67.000 mil funcionarios más durante el año 2017
  • “Plan de empleopara parados de larga duración, cuyo coste estima en 225 millones de euros, y que consiste en repartir dinero entre los ayuntamientos para que contraten a unas 75.000 personas para realización de “servicios públicos municipales”.
  • A esas cifras habría que añadir una ampliación de la oferta pública de empleo (OPE) de 90.000 nuevas plazas anuales, cuyo objetivo sería cubrir con plazas de funcionarios los actuales puestos de interinos. Esta medida no supondría, por tanto, nuevo empleo público, pero sí la conversión de interinos en funcionarios.
  • Así pues, en total, excluyendo la conversión de interinos, Podemos plantea engordar las plantillas públicas en casi 000 nuevos trabajadoresa lo largo del año.

En cuanto a los ingresos, enumera una serie de subidas fiscales cuyo impacto recaería, principalmente, sobre los hombros de millones de ahorradores en España:

  • Eliminación de beneficios fiscales para familias y empresas, con especial atención a los planes privados de pensionesen el IRPF, cuyo número de partícipes en España supera los 9,7 millones. Esta medida se traduciría, por tanto, en un IRPF más alto para millones de asalariados que, hoy por hoy, se pueden deducir hasta un máximo de 8.000 euros al año en aportaciones.
  • Incremento del gravamen sobre las rentas del capital en el IRPF: estas rentas, procedentes de la rentabilidad del ahorro mantienen un gravamen inferior a las rentas del trabajo. El plan de Podemos consistiría en aumentar su progresividad para que tributen de forma similar, lo cual también perjudicaría a millones de ahorradores que tienen su dinero en depósitos, bolsa o fondos de inversión.
  • Destopar las cotizaciones sociales: se eliminaría la actual base máxima de cotización (3.642 euros brutos al mes), aumentando la carga fiscal de todos aquellos trabajadores que superen dicho umbral y que, según diversas estimaciones, rondan el millón de asalariados, sin contraprestación a la hora de recibir la pensión de jubilación.
  • Cuota progresiva de autónomos: Eliminar las cotizaciones para los autónomos que cobren por debajo del salario mínimo interprofesional (707,60 euros), pero subírsela al resto, de modo que los autónomos coticen de acuerdo a sus ingresos reales y no como sucede en la actualidad, donde más del 80% cotiza por la base mínima.
  • Otras medidas tributarias: Impuesto de solidaridad sobre los beneficios de la banca, impuesto de solidaridad sobre las grandes fortunas, eliminar las Sicav, aplicar un “impuesto de transacciones financieras”, acabar con las bonificaciones a la contratación de trabajadores…
  • Remunicipalizaciónde servicios como el agua, la luz o la recogida de basuras y la gestión de residuos. En realidad quieren tomar el control de las empresas y sus activos, es decir, expropiar sin pagar justiprecio.
  • Propuesta para nacionalizar los “sectores estratégicos”, esto es, energéticos, financieros y de telecomunicaciones.

No se dice nada del pago o no de la deuda soberana, de las Fuerzas Armadas, de la unidad de España ni de la propiedad privada. Y parece ser que estuvieran dispuestos a liderar una moción de censura al Gobierno, presentando al socialista marxista Pedro Sánchez como optante a nuevo Presidente del Gobierno pues, en principio, sería la única forma que tendrían para llegar al poder central y controlar a todo aquel que no estuviera de acuerdo con sus ideas, sobre manera al CNI y las Fuerzas Armadas. Menos mal que el presidente de la Gestora del PSOE, Javier Fernández, es una persona que antepone el bien general al particular de algunos, en un Partido claramente dividido en socialdemocracia y marxismo, del que depende el futuro de España, y le ha contestado con dos frases demoledoras:

“Ya conoces las razones por las que no creemos que una moción de censura sea la respuesta adecuada. No intentaré reiterártelas, porque pienso que no hace falta y porque si todavía no lo has entendido, creo que va a ser inútil”.

“Tengo la sensación que pretendes regresar como salvador a la escena del crimen”.

La propuesta de Podemos es aumentar una ya mastodóntica Administración Pública, sin oposiciones, haciendo funcionarios públicos a los enchufados políticos y sindicales que ahora ocupan los puestos de forma circunstancial, en vez de reducirla y ajustarla a las técnicas informáticas y robóticas actuales; creamos parados de por vida al subvencionarlos de forma continuada en el tiempo; y todo, a cambio de subir exponencialmente los impuestos a los que trabajan que, algunos, hasta ahorran.

No sé lo que pasará en España en el futuro, pero nadie puede llamarse a engaño. La idea de la izquierda radical podemita es la de Cuba o Venezuela, una dictadura enmarcada en unas votaciones similares a la democracia orgánica de Franco. Los que tenemos cierta edad, sabemos de ello, que las palabras se las lleva el viento y que la tranquilidad política viene de tranca. Ojalá no volvamos a tiempos pasados, de uno ni del otro extremo.

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares, num. 2469

Publicado en el Blog de Campos el 13-05-2017

 

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: