Todo a Cien – 190 Divertimiento con mis impuestos

Antes de seguir, fijemos conceptos: Puta, persona que mantiene relaciones sexuales a cambio de dinero. A mí me gustaría saber cuántas putas, percebes, centollas, y hoteles de cinco estrellas, he pagado con mis impuestos. No me refiero a nadie en concreto, pero sí a todos en general.

Cuando yo tenía ocho años, en el colegio había un compañero al que le faltaba un hervor. Tenía un instrumento sexual exagerado para su edad. En el recreo, se formaban largas filas para ver aquella trompa de elefante, a cambio del queso amarillo de los americanos que nos daban diariamente.

No sé qué habrá sido de él, pero siempre pensé que tenía posibilidades de haber hecho suyo lo dicho por D. Juan Tenorio: En Roma, a mi apuesta fiel // fijé entre hostil y amatorio // en mi puerta este cartel // Aquí está don Juan Tenorio // para quien quiera algo de él. // De aquellos días la historia // a relataros renuncio; // remítome a la memoria // que dejé allí, y de mi gloria // podéis juzgar por mi anuncio. // Las romanas caprichosas, // las costumbres licenciosas, // yo gallardo y calavera, // ¿quién a cuento redujera // mis empresas amorosas?

Después de cuarenta y cinco años trabajando de forma ininterrumpida, no tengo la Medalla al Mérito en el Trabajo, pero al menos alguien podría haberme invitado algún día a alguno de esos divertimientos.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 28-01-2017

 

 

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: