Archivo | junio 2016

Todo a Cien – 147 Insolidaridad de manteros y okupas

Uno de los apartados más interesantes de los periódicos, si no el que más, es el de Cartas de los Lectores. Barcelona es una magnífica ciudad que se está descomponiendo social y legalmente desde que la Sra Colau es su Alcaldesa. El periódico La Vanguardia del pasado domingo incorporaba dos misivas de otros tantos lectores acerca de los manteros en la Avda Joan de Borbón, 205 tenderetes atendidos por unas 400 personas, productos y marcas falsificadas en su mayoría. Hablaban de una mafia organizada, copiando, fabricando, transportando, importando, almacenando y distribuyendo tanta mercancía, vendiendo y blanqueando dinero sin pagar impuestos de ningún tipo. Y okupas, a los que el Ayuntamiento ha pagado los alquileres.

 

Los lectores proponen que los comerciantes no paguen sus impuestos, como hacen los manteros. Y que el Ayuntamiento pague la hipoteca, el alquiler, el agua, la luz y el gas a todos los ciudadanos, igualándonos a los de primera categoría que son hoy los inmigrantes manteros y los okupas.

 

En la página siguiente escribe Llucía Ramis: “Poco a poco, Barcelona va expulsando a su cliente habitual, que es el ciudadano. Prefiere el amante esporádico. Se vuelve inaguantable y cara. Que no es lo mismo que rica, sino todo lo contrario”.

 

¿No hay en nuestro ordenamiento jurídico ningún artículo que contemple la inacción de autoridades, jueces, fiscales y policía que permiten estos ilícitos, insolidarios con el resto de ciudadanos que pagan impuestos?

 

Publicado en el Blog de Campos el 07-06-2016

Todo a Cien – 146 Adoctrinamiento

Que los medios de comunicación son absolutamente decisivos para desenvolverse en política, es conocido por todo el mundo y no es ninguna novedad. Un claro ejemplo de ello es Podemos.

 

El actual Presidente de la Generalitat Catalana, Sr. Carles Puigdemont, conoce bien el tema porque trabajó en El Punt Avui. Este año 2016 pretende dotar y/o subvencionar un total de 315,2 millones de euros para los medios de comunicación, de los que 233,8 millones de euros serán a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), la empresa pública propietaria de TV3 y de Catalunya Ràdio, entre otros medios, siempre que el idioma a usar sea el catalán porque “en Catalunya solo hablan castellano “las putas y los criminales” y los “pirómanos con espanyols”.

 

Las farmacias, la sanidad, la enseñanza, que esperen hasta que España les siga facilitando más dinero, impagable de forma permanente por Cataluña con los recursos por ellos generados.

 

Otra: La CUP llama a la desobediencia contra la ley, y de forma alternativa proponen una al margen de la legislación española y catalana, para perseguir a quienquiera que no se ajuste a sus deseos, una “policía política” para todo aquel que critica a la CUP que, por definición, es un fascista.

 

La última, por ahora: Pitar al Jefe del Estado, al himno y a la bandera de España es libertad de expresión. Ser colaboradoras de “Barcelona con la Selección Española” es odio nacionalista a las que un grupo de radicales agrede con total impunidad y destroza la carpa en dónde ejercían su cometido.

 

Buenafuente, Wyoming, Jordi Évole, Eva Hache, Carma Chaparro, Ángel Llacer, Berto Romero, Manel Fuentes, Pep Guardiola, Laporta, Puagcorbé, Sardá, Willy Toledo, Trueba, Karmele Marchante, Pablo Motos, Carme Forcadell, Junqueras, Romeva, Joana Ortega, Carme Ruscadella, Rahola, Homs, Rigau, Sala i Martì, La Monja Argentina y Los Pujols, entre otros cientos, dominan la escenografía desde hace muchos años, ante el silencio de la mayoría.

 

Aunque hoy es el día del Demonio (6-6-6), de una u otra forma, el adoctrinamiento viene de principios de la década de los ochenta del siglo pasado.

 

 

Publicado en el Blog de Campos el 06-06-2016

IV Centenario de Cervantes – 5/5

De Alcalá de Henares a La Mancha

De La Mancha a Alcalá de Henares

5/5

 

Y los manchegos, ¿cómo son?, ¿cómo somos? ¿Quijotes? ¿Sanchos? Somos realistas, trabajadores, criados junto a espigas bruñidas por el sol, olor a arcilla y añil; y retranca. Idealistas, desfacedores de entuertos y aventureros, soñadores, apasionados, urdidores de proyectos irrealizables, como Don Quijote. Pero también somos ”ingenuos, poco imaginativos, cariñosos pero desapasionados, sencillos y enemigos de complicarse la vida” como Sancho, apegados a la tierra que nos vio nacer, de buen comer y mejor beber.

 

Leer Más…

IV Centenario de Cervantes – 4/5

De Alcalá de Henares a La Mancha

De La Mancha a Alcalá de Henares

4/5

 

Si ha habido discusión sobre si Cervantes es o no alcalaíno, asunto que por nuestra parte damos por zanjado, en lo que sí hay unanimidad es que Don Quijote es manchego.

 

Cerv 07

Según Justo García Soriano y Justo García Morales en la edición del Quijote ilustrado por Gustavo Doré en 1985, Don Quijote “tiene todas las cualidades de los demás caballeros pueblerinos de la época: deja enmohecer las antiguas armas de sus mayores, posee un triste caballejo y un aburrido galgo, come y viste lo mismo que cualquier otro mediano hacendado español; pero hete aquí que, por combatir el profundo aburrimiento de la aldea, se entrega de noche y de día infatigablemente también, como otros muchos hidalgos de entonces, a la lectura de los libros de caballerías. A la vez que su cerebro se debilita por el insomnio, se despierta en él una atávica afición por el ya olvidado ejercicio de la andante caballería. El mundo, cada vez más lleno de injusticias y desaguisados, le necesita, le espera: él, so pena de ser considerado medroso, debe acudir a su llamada”.

“Al lado del buen hidalgo marcha siempre el no menos bueno de Sancho Panza. Físicamente es su antítesis: Don Quijote es alto, avellanado, enjuto; su escudero, bajo y gordezuelo. ¿Son también opuestas sus cualidades morales, sus gustos y sus ideas?” Y siguen una serie de consideraciones acerca de qué podría haber sido si hubieran tenido la misma cultura. Pero la realidad es tozuda y Sancho no tenía esa cultura, pero sí bonhomía y la sabiduría del pueblo. Y termina sus comentarios sobre Sancho “caminando siempre, callada y obedientemente, en pos de los mismos ideales que Don Quijote. Y cuando muera este llorará con amargo y desconsolado llanto, porque habrá perdido su razón de ser y el único lazo que le encadenaba a lo noble, a lo santo, a lo justo”.

 

Leer Más…

IV Centenario de Cervantes – 3/5

De Alcalá de Henares a La Mancha

De La Mancha a Alcalá de Henares

3/5

 

No acaba aquí las vicisitudes de la partida del bautismo de Cervantes. Seguimos apoyándonos en Puerta de Madrid del 07-02-2015.

“Todo empezó cuando en los años sesenta, comprobé que habían entrado en la iglesia para robar. Me di cuenta que el libro no estaba seguro y que era toda una joya de la que yo era el responsable. Fue el abad Don Francisco Herrero, quien entregó la partida a la iglesia de Santa María en 1959 y yo me hice cargo de la misma en 1963 cuando fui nombrado párroco”, dice D. Manuel Palero, párroco de Santa María, ya establecida en la antigua iglesia del colegio de la Compañía de Jesús en la calle Libreros.

A mediados de los años setenta D. Manuel Palero fue cesado como párroco de Santa María y “volví a temer por el libro. Salí de Santa María con el libro bajo el brazo. Aquello era algo más que un libro religioso, es una joya universal de una importancia fundamental para Alcalá; por eso decidí llevarlo al Ayuntamiento para su conservación. Se lo entregué a José García Saldaña, en función de depositario accidental, quien firmó el acuse de recibo del siguiente literal:

 

Cerv 05

Leer Más…

IV Centenario de Cervantes – 2/5

De Alcalá de Henares a La Mancha

De La Mancha a Alcalá de Henares

02/05

 

En octubre de 2015 Vicente Sánchez Moltó, en una conferencia que impartió en la Sala Gerardo Diego de la Biblioteca Cardenal Cisneros, aseguró que tras examinar todas las partidas del libro de bautismos de la parroquia de Santa María, no le cabía duda de que Cervantes nació en Alcalá de Henares el 29 de septiembre de 1547, festividad de San Miguel. Asimismo, detalló que el bautismo tuvo lugar en la base de la torre, donde se encontraba el baptisterio, y no en la capilla del Oidor, a donde se trasladó la pila en 1905 y en la que hoy se exhibe una réplica con vestigios de la original, destrozada durante la Guerra Civil.

La última referencia documentada que he consultado es un artículo del 12-12-2015 en ABC, firmado por Belén Díaz e Ignacio S. Calleja, que textualmente dice así:

«Miguel de Cervantes, natural de Alcalá de Henares, residente en esta Corte, digo que a mi derecho conviene probar y averiguar, con información de testigos, de cómo yo he estado cautivo en la ciudad de Argel y cómo soy rescatado y lo que costó mi rescate…». La cita, en apariencia apunte de una de las obras del autor del Quijote, es, sin embargo, la prueba de fe, autografiada, de que él estuvo preso entre 1575 y 1580. La evidencia sobre su encarcelamiento, como otros tantos episodios de su vida, descansa junto a otros casi 50.000 ejemplares originales, conservados en el Archivo Histórico de Protocolos de Madrid, descubierto por Cristóbal Pérez Pastor, al libro de Rodrigo de Vera, folio 1399, año 1580. Y la manifestación indubitada del lugar de su nacimiento.

En realidad el texto está tomado de La disputada cuna de Cervantes, año 2005, de José César Álvarez, un librito desapercibido para los grandes estudiosos pero, probablemente, el que mejor recopila las pretendidas ciudades del nacimiento de Cervantes.

Según este historiador en Puerta de Madrid del 31-01-2015: Durante una parte de los años veinte y treinta del siglo pasado, el Libro I de Bautismos de la Parroquia de Santa María estuvo expuesto en la Capilla del Oidor sobre un facistol con protección de luna y tela metálica, abierto por el folio 192 vuelto.

El 16 de julio de 1936, ante el cariz que tomaban los acontecimientos, el párroco de Santa María César Manero Zaro mete el libro de Bautismos en una caja de cartón y sale a la plaza para asegurarlo rápido en la casa de Don Pedro, un conocido sacerdote escolapio que iba allí a decir misa y que estaba de vacaciones en casa de su hermano, a cuatro pasos de la parroquia, en la calle Cerrajeros número 8. Salió el párroco con el bulto y en la misma plaza de Cervantes se encontró con el hermano de Don Pedro, Juan Raboso San Emeterio, el anfitrión, a quien, muy nervioso, entregó el paquete, No había llegado el bulto a la casa destinataria cuando se oyó un disparo. El libro se había salvado, pero el párroco, no. Don César cayó abatido ante la puerta del Ayuntamiento”. La iglesia de Santa María fue incendiada el 29 de julio de 1936, por la noche y de manera intencionada.

A partir de aquí, hay dos versiones diferentes, pero ambas acaban en un pozo, de aquellos que existían en el patio de todas las casas, que hacían las veces de nevera para refrescar el vino y el sifón, surtidor de regadera para ducharse e incluso para aplacar la sed veraniega.

Una corresponde a Concepción Raboso, hija del anteriormente nombrado Juan Raboso, funcionaria jubilada del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, que avala el estudioso cervantino Juan José Costa, y que transcribimos de Puerta de Madrid del 17-01-2015.

 

 

 

Cerv 02Cerv 03

 

“El libro, primero estuvo en el domicilio familiar (de los Raboso); después lo bajaron a la trastienda colocándolo detrás de unas escobas; pero aquello no era seguro; a continuación lo colocaron en el cuarto donde está el pozo, justo detrás de unos sacos de legumbres, pero tampoco quedaron tranquilos con ese escondite, así que lo ocultaron en el hueco de la escalera camuflado entre trastos.

Tanto Juan Raboso como su madre contaron a su prima Luisa Raboso Alarcos lo que ocurría. Esta vivía en la calle Ramón y Cajal número 3. La familia decidió trasladar allí el libro y esconderlo en un recodo que había en el pozo de la vivienda.

Pero aquél tampoco fue un escondite seguro y menos en una situación de guerra civil. El libro de bautismos volvió a la calle Cerrajeros, a la tienda-taberna de la familia de Juan Raboso, quien contó a su vecino y amigo Francisco del Río Ortega la situación y el problema que tenía de encontrar un lugar seguro para esconder el libro. Francisco del Río Ortega tenía una fontanería-hojalatería en la casa contigua a la tienda-taberna de Raboso.

Fue cuando a ambos se le ocurrió ocultar el libro dentro del pozo, pero tendría que estar protegido del agua. Lo solución la aportó Francisco. Juan buscó una caja de galletas grande, de hoja de lata; metieron en ella el libro y Francisco soldó la tapa y los bordes para evitar que entrara agua en ella. Hecho esto, echaron la caja al pozo, donde permaneció tres años hasta el final de la guerra civil.

Concha Raboso reconoció que todo esto se lo contó su padre y que los que conocían el secreto se interesaban por el mismo como una contraseña: ¡Cómo está el niño!”.

La otra versión, apoyada por la historiadora Asela Sanz, corresponde a la única testigo viva de aquellos momentos, la hermana de su marido, Conchi Pintado, de 91 años de edad. Trascribimos también de Puerta de Madrid del 31-01-2015.

“Mi tía Luisa Raboso Alarcos era prima de Juanito Raboso, que tenía una tienda y taberna en la calle Cerrajeros. Juanito tenía un hermano en Madrid, Pedro, que era sacerdote escolapio. Todos los veranos venia quince días cuando les daban el permiso, a pasarlos aquí en Alcalá. Pedro pasaba el permiso en casa de mi tía. Estando aquí disfrutando el permiso fue cuando estalló la guerra.

El párroco de Santa Maria, que se llamaba Don César, le dio la partida de nacimiento a Pedro Raboso, el cura escolapio. Y fue él quien llevó la escritura a casa de mi tía porque era allí donde vivía. Mi tía la guardo en un cofre, un baúl donde tenía sábanas, ropa, el ajuar.

El momento en que mi tía vio que era un peligro tener el libro en su casa fue cuando los milicianos se llevaron preso a mi padre, funcionario de prisiones. Fueron a buscarlo e hicieron un registro de la vivienda donde estábamos. Fue entonces cuando mi tía le dijo a Juan Raboso que había que hacer algo con la escritura, esconderla en algún sitio. La llevaron a casa de Juanito y la pusieron dentro de una caja de zinc …”

 

Baut. Cervantes 022

 

IV Centenario de Cervantes – 1/5

De Alcalá de Henares a La Mancha

De La Mancha a Alcalá de Henares

01/05

 

Este año celebramos el cuarto centenario de la muerte del mejor escritor en español de todos los tiempos, Miguel de Cervantes Saavedra. De eso estamos seguros.

No tanto de cuáles son sus restos mortuorios, identificados precipitadamente y bajo la virtud de la fe, lo que los iguala a los de Santiago, Patrón de España.

Don Niceto Alcalá Zamora, Presidente de la República en 1932 dice en sus memorias: “En el otoño de 1932 la junta de gobierno de la Academia Española me rogó hiciera una gestión del gobierno para impedir que se consumara el vergonzoso riesgo en que estaban las cenizas de Cervantes para ser vendidas en subasta pública. Era el caso que enterrado sin duda alguna el autor del Quijote en el patio del pequeño convento de Trinitarias de la calle Lope de Vega, no lograron jamás las investigaciones pacientes y eruditas diferenciar aquellas cenizas de otras de distintas personas mediocres y aun vulgares, que allí habían hallado también su último reposo.

 

Leer Más…