No manchar los mandiles

Siempre me he mantenido al margen de cualquier opción política, pretendiendo conjugar la libertad individual o personal (el progresismo) con la libertad económica (el conservadurismo), elogiando las ideas y no las ideologías, de forma pretendidamente independiente, ideológica y socialmente.

 

¿Han observado a cualquier compañero de profesión que, por las razones que sean, ha ascendido a jefe? De buenas a primeras le llega la inspiración divina y habla pontificando de todo y de todos.

 

En la curia cardenalicia romana es igual; ayer cardenal, hoy Papa, infalible en sus palabras y acciones, aunque esto es más comprensible por estar tan cerca en el escalafón de su Jefe Supremo.

 

Y qué decir de los políticos. La democracia en España tiene un claro ejemplo de cómo se utiliza en los partidos políticos. Seguir al líder, que ha recibido la enseñanza por inspiración divina en el momento que como tal lo aclaman, votar lo que él dice y le conviene, y no discutir sus órdenes. El último ejemplo, por ahora, nos lo ha facilitado el PSOE de Pedro Sánchez, descabalgando a Carmona de la primera línea de batalla, y fichando por disparo de su dedo índice a un estómago agradecido ajeno a su partido. Mal tiene que estar el banquillo para realizar ese fichaje, que se instala en un “pesebre confortable” buscando asegurarse la pensión máxima de jubilación. Eso es la democracia española de toda la vida.

 

Creo no pecar si digo que no me parece nada bien la propuesta realizada por Pedro Sánchez de cara a las próximas elecciones generales, supongo que a título personal, pues no creo que haya consultado a sus afiliados, ni a través de referéndum interno ni de los comités locales, o sea, por inspiración divina suya y de unos pocos que están a su alrededor para poder conservar el poder y la pensión máxima, y por extensión de todo el partido (y el que no lo acepte se las tendrá que ver con él, supongo), de modificar la Constitución en los términos que él propone.

 

• Ambigüedad en la defensa de la unidad de España, retocando el artículo dos de la Constitución suprimiendo de él términos como “la indisoluble unidad de la nación española”.

 

• Cambio en el sistema de financiación autonómica, acercando Andalucía y Cataluña a la situación de beneficio del País Vasco y Navarra.

 

• Laicidad en cuanto a la enseñanza religiosa. No confundir estado laico con laicidad proactiva, que es otra religión.

 

• Incluir en la Constitución el derecho a una renta mínima con cargo al Estado. Sería institucionalizar un país de vagos y desincentivar la búsqueda activa de trabajo.

 

• Cambio, otra vez y van no sé cuántas, de la Ley de Educación, incluyendo de nuevo la asignatura de Formación del Espíritu Nacional de Franco, ahora llamada Educación de la Ciudadanía de ZP. Para esto no se necesita modificar la Constitución, pero volveremos a perder el tiempo para que se gradúen futuros parados permanentes, sin hablar idiomas, con faltas de ortografía, poca comprensión de lectura, ausencia de cultura general y mínima preparación para competir en un mundo global.

 

• Abolir la prostitución, cerrando los ojos a una realidad que ya se contempla como integrante del PIB del país. Tratar de abolir la prostitución es como poner puertas al campo, imposible. Yo pienso que lo que hay que hacer es legalizarla, regularla y que quienes la ejercen (no olvidemos que hay mujeres y hombres en este negocio) lo hagan en lugares legales, pagando sus impuestos y con derecho a una pensión de jubilación que no sea la de caridad del gobierno de turno, pagada por cierto con los impuestos de los que no trabajan en dinero negro. Lo que hay que acabar es con el proxenetismo y la trata de mujeres.

 

• Y otras de carácter económico-financiero que son un voto al aumento del déficit público nacional.

 

Como Pedro Sánchez es autócrata pero no tonto, para dar sentido democrático al asunto, dice que estas son propuestas de carácter abierto, modificables a indicación de los propios militantes de su partido.

 

 

Hace ahora tres años que en estas mismas páginas abogábamos por un nuevo planteamiento de la Constitución, consulta mediante referéndum a toda la población española y no sólo por el deseo y dedo de unos cuantos, aunque democráticamente elegidos en las urnas, pero parece ser que los políticos no se atreven ni siquiera a plantearse por aquello de conservar su pan los más, y los menos, porque se podría abrir la caja de los truenos, de todos los truenos. Recordamos lo que decíamos entonces:

 

• ¿Ud. quiere que España sea una Monarquía o una República?
• ¿Ud. quiere seguir en Europa y en el euro?
• ¿Ud. quiere la secesión de Cataluña y Euskadi como países independientes a todos los efectos?
• ¿Ud. quiere Autonomías en España? ¿Tal como están? ¿Reconvertidas en órganos supeditados a las leyes estatales? ¿O ninguna, de ninguna forma? En el Barómetro del CIS de septiembre pasado, el 27,5% consultado decía que prefería un Estado con un solo gobierno central, sin autonomías, o Autonomías con poderes más reducidos. A dejar constancia que toda la población de Cataluña no llega al 20% de España.
• ¿Ud. quiere que los cargos políticos se reduzcan hasta el 50% de los actuales, incluida la desaparición del Senado?
• ¿Ud. quiere que desaparezcan todos los asesores y colaboradores políticos de todo tipo de administraciones, empresas mixtas y participadas, y sus puestos sean ocupados por funcionarios públicos de carrera?
• ¿Ud. quiere que las listas a los diversos cargos elegibles sean abiertas?
• ¿Ud. quiere que los partidos políticos se mantengan solamente con una única subvención anual de 10€ por voto obtenido, con las cuotas de sus afiliados y con donaciones de particulares documentadas notarialmente, como establece la ley para cuando se hace una donación de padres a hijos?
• ¿Ud. quiere que los sindicatos y las organizaciones empresariales se mantengan solamente con las cuotas de sus afiliados y con donaciones de particulares documentadas notarialmente, como establece la ley para cuando se hace una donación de padres a hijos?
• ¿Ud. quiere una justicia que deje en libertad en veinticuatro horas: a unos presuntos secuestradores, colaboradores en una muerte violenta; a los ladrones de sesenta viviendas; o a personas con noventa detenciones por robo, situaciones todas debidamente documentadas por la policía?

 

El Partido Socialista se ha escorado a la izquierda para ganar votos a Podemos, en cuya formación ya están preparando el relevo de Pablo Iglesias por el más visceral hombre de las gafas bolcheviques, cambiamos Málaga por Malagón, más chiquito pero más chillón. Post párrafo: No olvidar en las próximas elecciones generales que Carme Forcadell, nueva President del Parlament de Catalunya, la que gritó de forma institucional “Viva la República Catalana”, fue elegida con los votos de Podemos, por lo que sospecho que esa formación no es contraria al secesionismo que se nos viene encima.

 

Y siguiendo con el Partido Socialista, tratar de quedar bien con su franquicia de Cataluña y no manchar los mandiles, que son esos delantales negros que se ponen los camareros de los buenos restaurantes en dónde se amasan estas cosas.

 

Espero que no sea el inicio del fin del Partido Socialista, absolutamente necesario en una España democrática.

 

 

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 15-11-2015

 

 

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: