Todo a Cien – 105 Pepe

Pepe era alto, guapo, treintañero, interesaba por igual a hombres y mujeres, comandante del ejército, obediencia ciega, paso firme y marcial, pecho fuera, cabeza alta, mirada al frente y pernera dispuesta a cualquier batalla en la que el desarrollo carnal alcanzara la más dilatada expresión del deseo humano. Le gustaban mucho las mujeres, siempre estaba en primera línea de batalla para cualquier incursión sexual, amateur o profesional, en cuyo ambiente era conocido, respetado y lisonjeramente glosado, no hay pecado de cintura para abajo, solo necesidades que regulan el cuerpo humano para cumplir la misión que Dios nos ha encomendado, alegres, contentos, no se puede tener la mente despierta si no están saciados los más íntimos deseos. Siempre vestía de paisano, solo en el cuartel sabíamos que Pepe era el Pater del Regimiento.

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares, pág. 11 del nº 2.393 del 10-10-2015

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: