Todo a Cien – 101 Presente indiscreto

Éramos muchos, todo un pueblo. Habíamos atravesado un espeso bosque con plantas y árboles que proyectaban una placentera sombra de forma permanente; una tupida selva en la que era muy difícil abrirse paso, siempre en penumbra, atravesando lagos y rodeados de enemigos al acecho de cualquier error por nuestra parte; llegamos a una sabána de helechos jugosos, aterciopelados, placentero transitar después de tantas penalidades, hasta llegar a encaramarnos a un collado que, tras el esfuerzo de superar sus cuestas y desniveles, nos pareció la tierra prometida, cómoda, tranquila, inmensa huerta con alimentos básicos en su punto de recolección. Todos, varones y hembras, sin distinción, corríamos en pos de tan ansiado ideal conseguido. De pronto el hombre, tumbado al sol, sudoroso y molesto con el picor de nuestras patas, golpeó su pecho con la mano abierta y fue el final de mis compañeras hormigas.

Finalista micro relatos ACVF Editorial – Edición noviembre 2014

Publicado en La Vieja Factoría

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 12-09-2015

hormigas

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: