Panorama local

Se acaba el año y es el momento de pararse a pensar qué es lo que ha ocurrido en la política nacional y en la local.

A nivel nacional, sigue el problema del paro laboral, la baja remuneración de gran parte de los asalariados, lo que hace que el consumo no crezca como sería de desear, Cataluña persiste en sus demandas económicas e independentistas, a ello se une ahora Euskadi ante la condescendencia con la que se está tratando el asunto, el partido en el poder se resquebraja interna y externamente por ideas dispares sobre el aborto y la solución al problema secesionista catalán, el principal partido de la oposición ha elegido un nuevo líder falto de experiencia y preparación política, que me temo va a hacer bueno a ZP a no muy largo plazo, el terrorismo yihadista asola el mundo y no se le quiere llamar por su verdadero nombre, guerra, y en la guerra el único objetivo es aniquilar al enemigo, antes que él te aniquile a ti, la corrupción ha alcanzado niveles de repúblicas bananeras centroafricanas o sudamericanas, ha abdicado el Rey que propició la Transición y ha muerto Adolfo Suárez que fue quien le dio pátina democrática al momento, tenemos un Rey nuevo, con las ideas claras y alejado de desmanes pretéritos, y ha surgido un nuevo grupo político con una fuerza inesperada, fruto del descontento existente por las situaciones antes descritas, que divide la sociedad española en LA CASTA, estratificación social de los muy ricos, capitalismo en estado puro, que utiliza al resto de personas únicamente en beneficio propio; y LA MISERIA, bolcheviques del siglo XXI, que no quieren pagar la deuda pública, pobreza a repartir, eso sí, a partes iguales, comunismo en estado puro, que pretenden vivir del dinero que aporta la casta a la que combaten.

Ha sido un año de enunciación de los problemas, o sea, blando para lo que puede ser el próximo 2015, en el que se agravarán casi todos ellos, y en el que se pondrá en juego, previsiblemente, el futuro de la próxima generación de españoles. Esperemos que se imponga la cordura.

En cuanto a nivel local, nunca he comprendido las encarnizadas luchas políticas entre personas que se conocen desde que eran unos pequeñajos, que han ido juntos al mismo colegio y a la universidad. Podría ser que todos ellos aspirasen a “pasar el Torote”, pero desde Azaña y con las excepciones de Pilar Lledó y Arsenio López Huertas, los políticos alcalaínos se ahogan al cruzar el río. Además, no saben lo que es ir a Madrid todos los días en hora punta.

Javier Bello lo está haciendo bien. Ni que decir tiene que no se puede dejar contento a todo el mundo. Pero lo está haciendo bien. Poco a poco ha ido implantando mejoras técnicas y administrativas, algunas de ellas importantes y actualizadas al más alto nivel empresarial, se está dando a conocer por los barrios, solucionando pequeños problemas que para el ciudadano tienen gran importancia cuando le atañen a él directamente, trabaja para la industrialización de alto valor añadido para la ciudad, es honrado y trabajador.
¿Es eso suficiente para ganar unas elecciones locales cuando su partido ha incumplido su programa electoral nacional y se encuentra dividido en cuestiones fundamentales en su ideología? Si no repite de Alcalde, lo veo en un puesto directivo en Latinoamérica en la empresa en la que ahora se encuentra en excedencia obligatoria.

Javier Rodríguez es el candidato del PSOE. Derrotado en dos comicios anteriores, es su última oportunidad como cabeza de cartel. Siempre lo he visto como una buena persona, pero falto de carisma, liderazgo popular y definición política. No me refiero a su ideario político, sino a la de un alcalde en la sombra, con proyectos definidos, cuantificados y explicados cómo se van a llevar a cabo. Además, en esta ocasión, tendría que hacer juegos malabares con otras fuerzas políticas para poder acceder a la vara de mando municipal.

 

Pilar Fernández, me repito en mi opinión, es el personaje más listo y baqueteado de la política local. Lleva mucho tiempo en tareas vecinales y municipales, se ha pateado los barrios, conoce los problemas de la ciudad, los puntos débiles y las flaquezas de sus opositores. Pero me temo que el fuego amigo va a acabar con ella. Desde su posición de izquierdas, ha sido prudente en sus decisiones y lógica en sus planteamientos. Izquierda Unida han sido hombres y mujeres idealistas que han contribuido al desarrollo democrático. Pero el cambio generacional de sus nuevos dirigentes vislumbra que va a desaparecer, o casi, a nivel nacional, si no se radicaliza en busca del viejo/nuevo idioma de la dictadura del proletariado, y ya se sabe que la mejor forma de aprender un idioma es dormir con el diccionario. Creo que van a minimizar el bagaje político de esta mujer, que si no es la próxima alcaldesa, debería ir buscando una salida que le permitiera comer en el futuro.

De UPyD no puedo hablar. Solo de referencias y por lo publicado en la prensa. Parece ser que su líder local no conoce la ciudad suficientemente y que no está a la altura política para desempeñar una función bisagra, o sea, sabiendo que nunca tocará poder. También su partido, a nivel nacional, ha sido una decepción y las últimas encuestas no le auguran nada bueno para el futuro.

Y queda la representación municipal de España 2000, apartado de todo diálogo por el resto de formaciones políticas, al parecer por lo que podría significar su carácter ultraderechista. En España somos muy dados a “la ley del péndulo”, y ojo a la que podría plantearse si esta formación obtuviese algún concejal más del que actualmente tiene, en las próximas elecciones.

Además de los partidos reseñados, que son los actualmente representados en el Ayuntamiento, plato fuerte para las próximas elecciones serán Ciudadanos, liderado por Miguel Ángel Lezcano, esperanza íntima de muchos votantes, pero ya veremos si se cumple aquello de que todo el mundo le quiere pero nadie le vota, y sobre todo, Podemos, amalgama ultraizquierdista con expectativa actual de cuatro ediles, dirigida por teóricos sin experiencia práctica en ningún sector, rodeados de muchas personas que en su inmensa mayoría han aportado cero, o tendente a cero, a las arcas públicas, y que esperan vivir de la renta básica universal para no dar un palo al agua durante el resto de sus días. Pregunta, ¿apartarán el resto de formaciones políticas a Podemos como apartan al otro extremo de España 2000?

Una vez dicho cuanto antecede, ¿cuál es el verdadero problema del Ayuntamiento de Alcalá de Henares? Su endeudamiento. Sin dinero no se tiene libertad ni autonomía; es una lástima decirlo, pero es así. Y esa losa estará encima de quien gobierne, sea el que sea. Por encima de saber quién o quiénes fueron los culpables de la situación, lo que hay que hacer es tratar de solucionarla. En la Corporación Municipal actual hay financieros que saben de ello. Y saben que la única forma es refinanciar sindicadamente y a muy largo plazo, con pignoración de impuestos, el total de la deuda existente, para lo que tienen que llegar a un acuerdo lo más urgente posible, con decidido propósito de su pago y cumplimiento, antes que no haya dinero para encender el alumbrado público. ¡Que la suerte les acompañe!

Antonio CAMPOS

Publicado en PUERTA DE MADRID de Alcalá de Henares el 20-12-2014

Etiquetas:, , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: