Fin del rescate bancario

Fin del rescate bancario

La única solución para las empresas que han alcanzado su nivel de incompetencia, es fusionarlas; pero cuando esa fusión se debe a motivos más políticos que económicos, tiene muchas posibilidades de salir mal. Y mucho más cuando se trata de Cajas de Ahorro, instituciones centenarias de reputado hacer y solvencia, hasta que al amparo de la ley socialista de 1985 conocida como “Ley de Cajas”, fueron tomadas al asalto por los caciques locales, autonomías, políticos y sindicatos, para uso propio, proyectos faraónicos, sueños volatilizados y esplendor de unos cuantos amigos, conocidos y postulantes a favor de la causa del momento.


La crisis financiera española, achacada a los Bancos por quienes quieren enmascarar la realidad, no la han provocado los Bancos, sino las antiguas Cajas de Ahorro. El proceso de reestructuración financiera nos ha costado el dinero a todos los españoles y, además, a los Bancos, que han soportado una parte minoritaria pero importante en el saneamiento final del sistema.

 
Es más, a quienes verdaderamente se han rescatado, es a los clientes de esas Cajas, que hubieran perdido su dinero si la institución hubiera realmente quebrado, porque el Fondo de Garantía de Depósitos no ha tenido dinero, ni tendrá nunca, para haber pagado todos los depósitos de las Cajas intervenidas.

 
Aclaro, cuando un “forense financiero” dice que tal empresa bancaria hubiera costado en liquidación, por ejemplo, dieciocho mil millones de euros, está presuponiendo, en función de su análisis, proyecciones estadísticas, índices de probabilidades y otras técnicas de predicción, que hay que pagar todos los depósitos de clientes y resto de acreedores, para lo que se cuenta con una cartera crediticia y de valores que, si se cobrara el cien por cien de lo que el perito estima, faltarían esos dieciocho mil millones de euros. Pero la realidad es que, a la hora de hacer líquida esa deuda que terceros mantienen con la entidad, el desfase es mucho mayor; de eso se encargan otros agentes económicos que acuden a la liquidación siempre a la baja, además de los que no pagarán sus deudas, así como los distintos tiempos de exigibilidad de pasivos y activos.

 
Poco antes de las vacaciones agosteñas se ha cerrado la reordenación y saneamiento bancario con la compra de CatalunyaBank por parte de BBVA. Como en todas las fusiones, y mucho más en las adquisiciones, hacer rentable una empresa acostumbrada durante muchos años a trabajar de una forma diferente, más bien contraria, es costoso, problemático, lleva mucho tiempo consolidarla y cuesta dinero. BBVA ha declarado que le aportará unos 300 MM€ de beneficio a partir de 2018, mientras tanto, hay que seguir pagando las nóminas y resto de obligaciones contraídas.

 
Cierre de oficinas de la entidad comprada (van a quedar solo 43 fuera de Cataluña), cierre de la Administración Central, traslados, ERE’s o bajas incentivadas, integración informática, reducción de gastos, desenganche de proveedores, compras centralizadas, algunos que estaban acostumbrados a no pagar ahora tendrán que hacerlo, nuevos métodos de gestión, etc.

 
No menos importante es el dejar de tener a mano al amigo que nos saca de apuros, como ha dejado de manifiesto el portavoz del Gobierno de Catalunya, Frances Hons, diciendo que “el traspaso a una entidad de fuera de Catalunya no nos genera entusiasmo”, y de Joan Tardá de ERC que tachó de “vergüenza” y que “el rescate bancario no ha funcionado y ha perjudicado a Catalunya”.

 
¿Ha pagado Catalunya los doce mil quinientos millones de euros que va a costar el saneamiento de esta antigua Caja hasta ahora catalana? Y no es la primera vez. Los catalanes (salvo las excepciones de La Caixa y Sabadell), de siempre han sido malos banqueros: Catalana, Condal, Barcelona, BIM, Caja de Sabadell, Caja de Tarrasa, Caja de Manlleu, CatalunyaBank, entre otros. Pero lo que no puede decírsenos desde allí es que encima pongamos la cama …

 
Esta adjudicación a BBVA frena el refuerzo bancario catalán ante un hipotético Banco Central de Catalunya; deja impoluto al Banco Santander que con lo que aportó a la SAREB estima suficiente peaje; refuerza la posición de BBVA en Catalunya hasta una cuota aproximada del 30% del mercado, aunque en este tipo de operaciones se pierde siempre algo de negocio, tanto por el tema nacionalista como por los traslados de cuentas y oficinas, así como usos antes permitidos y no aceptados en la nueva situación. Y al Gobierno de la Nación, que supongo no olvidará este capote a los intereses generales y a la unidad de España.

 
Con esta operación, la de mayor costo relativo de todas las llevadas a cabo, y de la que, misteriosamente, no se ha hablado ni analizado debidamente por parte del PSOE, CiU, Podemos, Cintora y otros comunicadores públicos, ni del PP (ayer por mí, hoy por ti), se puede dar por concluido el rescate y reestructuración del sistema financiero en España, que se inició en marzo 2009 con el tema CCM, si bien pudiera haber alguna otra compra por reventa o alguna nueva fusión limpia (como CaixaBank con Barclays), y otras a medio plazo, pues los Bancos necesitan crecer ante la escasa rentabilidad que en estos momentos presentan. Otra cosa es a nivel internacional, en dónde pueden esperarse nuevas operaciones.

 
He dejado escrito en alguna ocasión que, algún día, alguien escribirá la verdadera historia de la banca en España, desde la revolución del fallecido Emilio Botín en el Banco Santander, pasando por el tema Banesto y las pretensiones presidencialistas del Sr. Conde, hasta los desmanes de la primera década del presente siglo. Una parte importante de la reestructuración llevada a cabo en Bankia, Kutxabank, Catalunya Bank, Banpime, CajaSur y otras menores, la han realizado personas que han aprendido banca entre “chiquitos” en la calle Ledesma de Bilbao, margen derecha de su arteria principal.

 

 

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

One response to “Fin del rescate bancario”

  1. Manolo Alvarez says :

    Muy bueno y acertadisimo el artículo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: